Se reclutan soldados para un ejército de amor no romántico

1
army2
Sesión de reclutamiento para el colectivo 'Army of love' llevada a cabo el miércoles en Barcelona. / Miquel Taverna (CCCB)

BARCELONA.– "Una sociedad justa en afectos y amor es aquella en la que todos los cuerpos son deseables y deseantes, en la que nadie esté privado del amor libremente ofrecido y recibido por todas las personas". Este es el concepto de justicia en torno al amor que desarrolla la artista y activista Dora García (Valladolid, 1965) durante el debate previo a la sesión "Army of love: presentación y sesión de reclutamiento", que tuvo lugar en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) el pasado miércoles 22 de febrero. "Nos encontramos con tipos de personas que dan o reciben un exceso de amor, atractivas socialmente por su juventud y físico, mientras que a otras, por su situación de exclusión social o física o mental, son obviadas en este tema", explica García. Frente a ello, este colectivo, integrado por la propia García y por el escritor alemán Ingo Niermann, la actriz estona Kroot Juurak y el artista visual mexicano Michelangelo Miccolis, denominado Army of Love (Ejército de Amor, en inglés), pretende, a través de la reflexión artística, generar un mundo donde la igualdad en los afectos y el amor sea global, independientemente del género, raza, orientación sexual, situación económica y social y funcionalidad o disfuncionalidad física o mental de todas las personas.

"En la era Trump, donde la extensión del odio es la norma, estamos viendo cómo el amor es un instrumento político para hacerle frente, lo vimos en el movimiento feminista que salió a las calles en Estados Unidos y en otros lugares del mundo el día después de su toma de posesión como presidente de Estados Unidos, también lo veremos el 8M, será una jornada de amor revolucionario", predice García, en relación a la huelga de mujeres que desde Argentina se convoca a nivel global para esa fecha. Mediante esta iniciativa-movimiento buscan "que nadie esté privado del amor, libremente ofrecido y recibido por todas las personas". Por ello, exigen que "el estado provea sexualidad a todas las personas que no tengan acceso a ella", abogando por figuras como la asistencia sexual, es decir, que nadie por su edad, enfermedad o exclusión social de ningún tipo se vea privado del amor y del sexo libremente ejercido. "No sólo amor sexual o genital, también fraternal, parental, de amistad...", prosigue la artista vallisoletana.

"Frente a la
sociedad del
odio y el miedo,
lo revoluionario
es el amor"

"La idea de ejército es porque hace falta mucho entrenamiento para dar y recibir amor libremente y porque cuando un soldado no pueda dar amor, otro podrá sustituirle, la responsabilidad es compartida, el amor no es algo individual", añade, explicando que es un movimiento que debe tender a ser global: "Un hombre, blanco, joven y socialmente atractivo llegará un momento en el que también él sufrirá la ausencia de amor". Abogan por un amor comunal, que no sea algo privado, para cambiar la concepción del amor, algo que Dora García tilda de "revolucionario". "El amor es peligroso, desequilibra el modelo consumista y de mercado de la sociedad, por eso se controla con el modelo monógamo tradicional y, en el caso de las enfermedades mentales, con una castración química o considerando que el amor entre dos personas con disfuncionalidad mental sea algo patético, llegando a actuar la justicia", añade. Una revolución en la que debe prevalecer "la ausencia de patriarcado, la jerarquía entre lo masculino y femenino". "Frente a la sociedad del odio y el miedo, lo revolucionario es el amor, y eso busca nuestro ejército", asegura.

army3
Un momento de la sesión de reclutamiento en el CCCB, el pasado 22 de febrero. / Miquel Taverna (CCCB)

Los artistas del colectivo Army of Love desarrollaron distintos ejercicios con los asistentes a la presentación. Sin contenido sexualmente explícito, las actividades se desarrollaban resaltando el valor de la sensualidad. En un primer momento, en torno a un centenar de participantes se sentaron en corro sobre el suelo. Guiados por los artistas Michelangelo Miccolis y Kroot Juurak aproximaron sus manos a los cuerpos del resto de integrantes del grupo, sin tocarse, casi rozándose, sintiendo el calor que derramaban las otras personas. Poco a poco el círculo se fue rompiendo y, dejándose llevar por los impulsos, de una manera improvisada, el grupo se entremezcló. Las caricias no llegaban a ser caricias, si acaso breves roces con las puntas de los dedos que chocaban con un pecho, otra mano, una mejilla, con un cuerpo desconocido que permitía recibir amor. Dar y recibir. Después de estos contactos, los roces pasaron a convertirse en masajes improvisados. Los cuerpos desconocidos parecían conocerse, escucharse, comprender qué necesitaba la otra persona.

Los centros de
los cuerpos se acercaban y una sensación de calor surgía entre dos desconocidos

Tras estos ejercicios, el grupo se dividió por parejas. La artista estona Juurak guió a los participantes por una serie de posturas compartidas que simulaban el cuidado de una madre a su prole, el cariño con que los animales cuidan de los más débiles de la manada, la empatía de sentir lo que falta en el otro cuerpo, lo que necesita, e intentar restablecerlo. Los centros de los distintos cuerpos, esa zona que sutilmente engloba desde el pubis hasta el vientre, se acercaron, siempre con ropa, y una sensación térmica, de calor, surgía entre dos cuerpos desconocidos. No había sexo, por lo menos genitalmente o explícitamente hablando, pero la sensualidad tomó protagonismo, independientemente de quién fuera la otra persona, de su edad, de su género, de su raza, de su enfermedad o ausencia de la misma, del grado de funcionalidad física o mental... El cuidado, el cariño, el amor eran los protagonistas.

army4
Kroot Juraak y Michelangelo Miccolis explican las posturas de los ejercicios del taller. / Miquel Taverna (CCCB)

Este "Ejército de Amor" ya se viene fraguando en distintos talleres que han tenido lugar en diferentes ciudades europeas. Durante el año pasado, tuvieron lugar sesiones de reclutamiento para futuros integrantes de esta armada, amada y amante, en las ciudades alemanas de Frankfurt y Wiesbaden, así como en Holanda, en Utrecht, en el centro artístico Casco.  En Barcelona habrá otra sesión el próximo 31 de marzo, en el PEI Barcelona, el Programa de Estudios Independientes del MACBA (Museu d'Art Contemporani de Barcelona). En esta sesión participarán otros colectivos de la ciudad que luchan por una igualdad sexual real, tales como el colectivo Yes we fuck!, que hace unos meses estrenaban un homónimo documental sobre, entre otros temas, el sexo en personas con diversidad funcional; el Palomar, que pretende recuperar la contracultura de sexualidades alternativas; y el artista gráfico barcelonés, Francesc Ruiz.

"El proyecto es
un concepto en construcción. En  cada sesión se aportan nuevos elementos"

La iniciativa Army of Love está inspirada en la novela de Ingo Niermann titulada Complete Love. Este proyecto, según explica a cuartopoder.es la artista Dora García, "es un concepto en construcción, en debate, en cada sesión se aportan elementos nuevos". "Somos un ejército definido por la compañía, el sentir del deber, el placer de sentirse en un todo y la ausencia de egoísmo, y reúne tanto a las personas que dan amor por tenerlo en exceso como a las que las reciben por estar faltas. Estos dos papeles son intercambiables e intercambiados constantemente", explican los integrantes de este colectivo que se define como "la respuesta más radical posible al neoliberalismo, al capitalismo, a la dicotomía entre ganadores y perdedores y al fascismo". También definen su credo: "Está basado en el completismo y aspira a una justicia social". Su objetivo principal es "ofrecer amor sensual en toda su extensión -cura, deseo, sexo, respeto- a todas aquellas personas que lo necesitan".

army1
Juraak, García, Niermann y Miccolis en el debate que dio comienzo a la sesión. / Miquel Tavernas (CCCB)
1 Comment
  1. Frisco says

    El amor, el bueno, el desconocido, ha sido acosado desde que hay Historia con distintas ideas de Amor. Esta no es de las menos peregrinas y establecer la analogía entre amantes y soldados resulta especialmente descorazonador. Eso y lo de la igualdad de los afectos. ¿Cómo se igualan? ¿Esforzándose en querer menos a unos y más a otros? Por favor, fuera ejércitos, fuera boys scouts, fuera programas del amor, de los amores.

Leave A Reply

Your email address will not be published.