El estilo clásico de interior en el hogar

El mobiliario de estilo clásico es muy popular en nuestros días. No hay ningún otro estilo de decoración interior capaz de enfatizar más el buen gusto de los propietarios. Los muebles de estilo clásico reflejan un interior práctico y elegante. Muebles que, por lo general, están fabricados con materiales de primera calidad, son muy resistentes y de formas elegantes.

El estilo clásico responde a criterios de equilibrio, armonía y proporción. El equilibrio y la elegancia armónica de este estilo se manifiestan en cada elemento, desde el recibidor hasta las camas, otorgando al espacio un aire noble. Tal y como se suele decir en este caso, nada es demasiado y todo es esencial.

Sin embargo, más allá de la visión general que tenemos del estilo clásico, sus reglas aparentemente rígidas han ido evolucionando con el paso de los años. Desde un original concepto neoclásico hemos pasado a la versión clásica moderna.

Las características generales del estilo clásico

Hay una serie de características generales que distinguen el estilo clásico de los demás.

Los elementos de decoración

Los elementos de decoración del estilo clásico están dispuestos por toda la casa de forma simétrica y armoniosa. Estos dos factores son claves en la creación de un espacio equilibrado y acogedor de acuerdo con los cánones clásicos.

Los materiales del estilo clásico

El uso de materiales nobles y de primera calidad es una de las grandes constantes del estilo clásico. Hablamos aquí de piezas y muebles fabricados en roble, caoba, cerezo o haya. También resulta habitual la presencia de materiales como la cerámica, el bronce y el mármol, así como textiles de primera calidad.

El gusto por lo refinado y antiguo

Junto con el mobiliario estándar, el estilo clásico presenta un gusto por lo refinado y lo antiguo. Los interiores de este estilo pueden presentar columnas o medias columnas, frisos, cornisas, rosetones o estatuas. Todos ellos elementos refinados y elegantes que nos recuerdan a la antigüedad..

La gama de colores

Los colores más característicos del estilo clásico se basan en tonos claros y neutros. El objetivo de esta gama es resaltar los materiales nobles como el mármol o la madera de calidad. Una paleta en la que predominan los colores crema y amarillos, los beige y los acabados en verde o en rojo.

Los accesorios de decoración

Los accesorios decorativos son delicados y refinados. La idea es no resaltar en exceso y mezclarse con otros elementos artísticos, tales como cuadros enmarcados, estatuas, columnas, etc.

La iluminación de estilo clásico

La iluminación de interiores en el estilo clásico incluye el uso de lámparas de pie de cristal o un tipo de iluminación indirecta con el objetivo de crear un ambiente más acogedor.

¿Por qué optar por un estilo clásico en casa?

Hay muchas razones por las que optar por decorar la casa con un estilo clásico. No en vano, es un estilo que aúna materiales refinados y de gran calidad. Desde los muebles de televisión clásicos hasta la nobleza del mármol, pasando por la calidez del roble y la elegancia de los acabados dorados o plateados.

Un interior de estilo clásico te ofrece la posibilidad de disfrutar de muebles y elementos decorativos de gran belleza y calidad. Una manera de vivir en un ambiente elegante y armónico.

Además, en el mercado actual tenemos opciones infinitas para decorar nuestra casa con un estilo clásico. Un estilo que siempre se ha asociado al lujo y precios caros, pero nada más lejos de la realidad. Hay muebles de todo tipo y con grandes acabados que te permitirán recrear un ambiente de lo más armónico.

Por otro lado, los colores claros y tenues que caracterizan al estilo clásico suelen evitar los contrastes y potencian las sensaciones de serenidad y funcionalidad. Son, además, colores que combinan muy bien con todo y dan un aspecto de mayor amplitud y luminosidad a cualquier estancia.

Sin ir más lejos, la iluminación del estilo clásico se halla, por lo general, en consonancia con la atmósfera que se recrea en la estancia. La luz se difunde y se distribuye de manera uniforme para reforzar la sensación de buen gusto, calidez y confort. Un espacio de este tipo invita a la calma y a la paz.

En un espacio de estilo clásico, en definitiva, se puede respirar un ambiente refinado. La elegancia y la decoración de calidad se unen en armonía y simetría. Todo este conjunto crea una sensación de grandeza y de gusto por lo antiguo y lo vintage gracias al cuidado con el que se han seleccionado los muebles, los elementos decorativos y los materiales.

Conseguir irradiar este estilo clásico en nuestro hogar no resulta hoy nada caro. Hay muebles y elementos de decoración clásicos para todos los gustos y precios. Una forma de brindar a nuestra casa un estilo con el que siempre hemos soñado alguna vez.

Leave A Reply

Your email address will not be published.