‘Phoenix’: absurda trama, malas interpretaciones

4
cartel_phoenix
La actriz Nina Hoss, en un cartel promocional de la película.

No me explico cómo este tostón que llega ahora a nuestras salas pudo llegar a ganar el prestigioso Premio FIPRESCI del festival de San Sebastián, pero así fue. Tampoco me explico la recepción crítica que ha tenido en España y el resto del mundo esta película alemana. He leído palabras como sobresaliente, apasionante, turbadora... y la verdad es que todo eso no lo veo por ningún lado. Phoenix es una película muy mediocre.

El responsable del film es Christian Petzold, perteneciente a la llamada Escuela de Berlín. Petzold no solo lo dirige, también es el autor del guión, basado en una novela de Hubert Monteilhet. La historia de Phoenix nos cuenta cómo una cantante es traicionada y mandada a un campo de exterminio nazi. Acabada la guerra y con un Berlín en ruinas que debe resurgir de sus cenizas como el Ave Fénix (símbolo de renacimiento físico y espiritual), ella regresa con el rostro desfigurado y gracias a un cirujano de mucho prestigio se reconstruye la cara.

Publicidad

El ave Fénix de su título es aquí la Alemania (año cero) que acaba de perder la guerra, una mujer que se reencarna en ella misa tras ser destruida en los campos y finalmente el nombre del cabaret donde se reencuentra con su pasado.

Además, la mujer de cara reconstruida tiene una amiga que la cuida y le invita a vivir una nueva vida en Palestina o Estados Unidos, lejos de la Alemania que las ha destrozado. Una mujer que la entiende y la quiere. Una mujer buena. Pero sus planes son otros: con su nuevo rostro, la tipa se dispone a buscar a su marido, un pianista que se hace llamar Johnny y que es bastante mala gente. Y lo más escandaloso de su absurdo guión es que el tal Johnny no reconoce a su mujer, no reconoce ni su voz (encima es cantante) y, para más absurdo, le propone hacerse pasar por ella misma para reclamar una herencia. Ni a Pedro Almodóvar se le hubiese ocurrido semejante majadería.

Sí, Phoenix podría haber sido una propuesta interesante (una mujer resurge de sus cenizas haciéndose pasar por ella misma y busca el amor de un hombre que no la quiere), pero se queda muy lejos de lograrlo. El film es bastante ridículo y excesivamente moroso. Tampoco ayuda la dirección (muy poco relevante y bastante rígida) ni sus actores, realmente lamentables. Nina Hoss, que ya ha trabajado con el director en otras de sus películas, se pasa la película con cara de estar oliendo queso podrido.

Pero es que él, Ronald Zehrfeld, es todavía peor. Un actor verdaderamente espantoso. Victor Mature era más expresivo que este muchacho. Los personajes de Phoenix son acartonados, inexpresivos, zombis, carecen de vida, parecen robots. No sé si es intencionado, pero para el espectador resulta irritante y acabas odiando la película.

Phoenix, que ha sido comparada nada menos que con Vértigo, de Alfred Hitchcock, y con Los ojos sin rostro, de Georges Franju, no es creíble como drama romántico, como crítica de la culpa alemana es bastante cobarde y como thriller se la pega, porque acaba siendo muy lenta y aburrida. Y lo peor de todo: sus personajes protagonistas caen mal. Un desastre, vamos.

European Movie Trailers (YouTube)
4 Comments
  1. José María says

    Madre mía, cuánta intransigencia! Es difícil acatar una crítica cuando el crítico se posiciona en una atalaya tan tan tan pretenciosamente alta.
    Por cierto, la novela se llama «Regreso de las cenizas» y la escribe Hubert Monteilhet. En ningún caso la novela se llama «Hubert Monteilhet» (¿¿¿???) y la escribe Harun Farocki (el coguionista).
    Saludos.

  2. ireguera says

    Gracias por la muy necesaria corrección, José María. Mis disculpas. De todas maneras, quiero que sepa usted que aquí no hay ninguna atalaya. Fui al cine y me aburrí mucho, no tiene más misterio la cosa. (IVÁN REGUERA)

  3. viro says

    Con el paro que hay, resulta penoso que alguien tan poco capacitado como el firmante del presente artículo opine sobre películas de cine.

  4. barbaragmx says

    Ivan creo que no has entendido la pelicula.
    Yo me quede clavada en el sillon, y no me quito de la cabeza la escena final.

Leave A Reply

Your email address will not be published.