Lecturas de verano (III): Si disfrutaste viéndolas en la pantalla, prueba ahora a leerlas

  • Si has visto series como "Pequeñas mentiras", "Voces de Chernóbil" o "Por 13 razones" ha llegado el momento de cambiar de soporte para volver a disfrutar de ellas

Una puede disfrutar de la lectura de dos modos, o bien leer ⎯las veces que consideremos⎯ el libro que ha hecho nuestras delicias o bien buscar si este ha sido llevado a la pantalla. Lo mismo puede hacerse en caso inverso, si disfrutaste viendo series como Pequeñas mentiras, Voces de Chernóbil o Por 13 razones ha llegado el momento de cambiar de soporte para volver a disfrutar de ellas y de sus historias y lanzarte a la aventura de leer los libros que las inspiraron. Y si no las viste, quizás puedas aplicar el dicho al revés: por qué verla si ya está el libro.

Dueñas del show, Joy Press (2018) Alpha Decay, trad.  Juan Manuel Salmerón Arjona.

Pero antes de empezar con las historias, arranquemos con un ensayo que reivindica el papel determinante de la mujer en la actual era dorada de las series televisivas, momento en el que las series se han creado para disfrute del gran público. Este hecho ha posibilitado el aumento de guionistas, realizadoras ⎯showrunnwer⎯, directoras y productoras aumentando la presencia femenina en muchas series. Joy Press, periodista, editora cultural y crítica de televisión repasa en Dueñas del show las series protagonizadas y dirigidas por mujeres que han y están revolucionando la televisión desde hace unos años, en concreto desde 2015 momento en el que, a su juicio, los intereses televisivos dan un giro y empiezan a incorporarnos. No es casual este cambio, y así lo explica Press, el contexto social del momento ayuda a entender la transgresión que han llevado a cabo algunas de estas mujeres que, además, han ayudado a normalizar cuestiones relativas al aborto, la sexualidad, el mundo laboral, el matrimonio o el modelo de familia.

Publicidad

Lectura obligada si has sido fan de: Las chicas de Gilmore, Roseanne, Girls, Orange is the New Back o Transparent, entre otras. No lo dudes, este es tu libro para conocer sus entresijos

El cuento de la criada, Margaret Atwood, (2017), trad. Elsa Mateo, Salamandra // El cuento de la criada. Ensayos para una incursión en la república de Gilead, AA.VVV. (2019), Errata Naturae // El cuento de la criada (serie

Cuando en el lejano 1985, la escritora canadiense Margaret Atwood publicó El cuento de la criada, nada hacía pensar que, cuarenta años después, su distópica historia estaría tan de actualidad que los productores rodarían una serie a partir de ella.

En plena ola del #MeToo y Donald Trump, la historia de June, una editora fértil convertida en DeFred, la esclava sexual del totalitario estado de Guilead, se ha convertido no solo en un vehículo de reivindicación y reflexión muy necesario, si no también en un fenómeno de masas que va ya por la cuarta temporada. Y, sin ser agoreras, también en una advertencia que nos avisa de lo que podría pasar en cualquier momento en un mundo más convulso de lo que creemos si alguien fuerza un poco más las cuerdas de lo tensas que andan ya.

La serie cuenta ya con tres temporadas y prepara la cuarta, pero solo la primera ⎯a mi juicio la mejor⎯, es una adaptación de la novela de Atwood, las otra, asesoradas por la autora, son un giro más allá de la sobrecogedora historia de DeFred y de el resto de mujeres que vive en Gilead.

Leída y vista una y la otra, cayó en mis manos El cuento de la criada. Ensayos para una incursión en la república de Gilead, un libro en el que se analiza la serie desde distintas voces. Quince artículos que pueden leerse de forma independiente en los que, a partir del libro/serie, reflexionan acerca de distintos problemas de la actualidad relacionados con la misma; desde el totalitarismo gestacional, hasta  el sistema de castas o la ciencia ficción distópica.

Lectura obligada la novela y el ensayo para fans absolutas de las distopías feministas un género que, desgraciadamente, a veces nos parece que deja de ser distópico y pasa a ser real.

Voces de Chernóbil, Svetlana Alexiévich (2014), trad. Ricardo San Vicente, DeBolsillo // Chernóbil (serie)  

Aunque en los créditos de la serie Chernóbil no citan a la Premio Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich, a nadie se le escapa, cuando ve algunas de las tramas, que los guionistas se han “inspirado” en ella, a pesar de no reconocerlo. Solo hay que fijarse en un detalle: tanto la serie como el libro comienzan con Vasili Ignatenko, el bombero de Prípiat que acudió al incendio y fue de los primeros en morir.

Escrito en 1997 por Svetlana Alexiévich, en Voces de Chernóbil la escritora rusa no narró la historia del accidente de la central nuclear de forma cronológica, como suele ser habitual, sino utilizando distintos formatos, mezclando testimonios, recurriendo a diferentes momentos clave del incidente… lo que quería, y logra magistralmente, era dar al lector un amplio mapa mental de lo ocurrido sin centrarse en lo obvio.

Es un libro indispensable para entender desde dentro cuál era el ambiente de la Central Nuclear de Chernóbil, antes y durante el desastre, cómo reaccionaron sus técnicos y sus gentes y cómo actuó el gobierno. A diferencia de la serie, el libro no incorpora ficciones, que tanta polémica han generado.

Una lectura casi obligada para comprender por completo aquello que nos cuenta la serie.

Pequeñas mentiras, Liane Moriarty  (2015), trad. Mario Grande, Suma de Letras // Big Little Lies  (serie

En la pequeña pantalla nos ha llegado con el título en inglés, Big Little Lies, aunque la novela se publicó como Pequeñas mentiras.

El éxito de la novela es que toca todos aquellos problemas cotidianos: exmaridos, segundas esposas, madres, hijas, escándalos de patio de colegio… que todas hemos vivido en algún momento. Un encrucijada sobre tres mujeres, que quizás son un tanto tres estereotipos de mujeres y de familias que, si no son la nuestra, bien podría serlo y demás… un asesinato, pero no un asesinato cualquier, sino de uno de los maridos de las tres mujeres.

Si disfrutaste de la serie, la novela, escrita con capítulos cortos de rápida lectura hacen de este libro el compañero perfecto para la playa. El éxito de la serie, sin embargo, se debe en gran parte al potencial de sus actrices protagonistas: Nicole Kidman, Reese Whiterspoon, Laura Dern, Shailene Woodley o Zoë Kravitz, artistas cuyos personajes afrontan diversos enfrentamientos cotidianos.

La novela, trepidante y divertida como la serie, es de las que leerías del tirón si pudieras.

Por 13 razones, Jay Asher, trd. María Pardo (2017) Nube de tinta // Por 13 razones (serie

El trepidante trhiller que os presento narra una historia de bullying, uno de los temas más recurrentes en el mundo de la adolescencia. La trama gira en torno a una estudiante que se suicida después de una serie de fracasos provocados por individuos selectos dentro de su escuela. Apenas han pasado dos semanas desde el suicido de Hanna, cuando Clay encuentra una misteriosa caja en la puerta de su casa. La caja contiene unos casetes que serán el comienzo de un perverso juego que involucrará a todos los responsables de la muerte de Hanna. Ahí arranca esta  novela que no te dejará indiferente. Un texto que no podrás dejar de leer, porque supera, en mucho, a la serie.

La serie ha estado de reciente actualidad, porque hace unos días Netflix ⎯la plataforma en la que se emite y que alargando el filón sigue añadiendo temporadas⎯ ha decidido eliminar la escena del suicidio debido a las múltiples críticas que ha recibido. A pesar de ello la serie, con distinto redactado en las dos temporadas, comienza con esta advertencia: “Este episodio contiene representaciones gráficas de agresiones sexuales y consumo de drogas que pueden herir sensibilidades. Contenido dirigido a adultos. Se recomienda prudencia al espectador.”

Una novela y una serie, poco amables con lectores y espectadores, pero que te ayudará a entender mejor a los adolescentes. Si quieres poner algo de tensión en tus lecturas veraniegas, no lo dudes.