Las Marchas de la Dignidad regresan en diciembre: “No hay Justicia”

  • El 1 de diciembre convocan concentraciones descentralizadas por el Estado y el 15 frente al Tribunal Supremo
  • Pretenden repetir una gran movilización en abril del 2019

Pan, trabajo, techo y dignidad… Y justicia. Las Marchas de la Dignidad vuelven a las calles. A sus reclamaciones de derechos sociales, políticos y económicos, suman la de “No hay Justicia”. Bajo este nombre convocarán concentraciones en diferentes ciudades, frente los palacios de justicia, el próximo día 1 de diciembre y una conjunta frente al Tribunal Supremo, centralizada en Madrid a donde se espera que se desplace gente de los distintos territorios, el día 15.

Las críticas sobre el sistema de justicia español se hacen por la última decisión del Supremo de anular la sentencia por la cual los impuestos derivados del pago de hipotecas corrían a cuenta de la banca y, ahora, de los clientes. En la misma línea que la convocada por Unidos Podemos este sábado, el día 15 las Marchas quieren mostrar su desacuerdo con la decisión de la institución presidida por Carlos Lesmes.

Publicidad

Además, se suman a las convocatorias ya organizadas por distintos colectivos, como la manifestación de la Coordinadora de Pensionistas del mes que viene y las del movimiento feminista para el próximo 25-N, contra las violencias machistas, y la huelga general del 8 de marzo del 2019.

Publicidad

Vuelven las asambleas territoriales a las Marchas, que inician un “trabajo desde abajo”, de hablar “con los distintos colectivos”, para reorganizar este movimiento que desbordó Madrid en las movilizaciones del año 2014. Para ello, irán celebrando distintas asambleas territoriales y encuentros con distintos movimientos sociales y sindicatos. Tras esta serie de asambleas, el próximo 2 de febrero, se celebrará una asamblea estatal en Madrid para organizar una nueva gran movilización.

Centran esta nueva movilización para abril del año que viene en Madrid, y esperan que, como en anteriores ocasiones, se colapse el centro de la capital. Advierten de que “la movilización social no puede parar bajo el espejismo de un gobierno del PSOE, y de que pueden notarse ciertas mejorías sociales, pero que el grueso de los problemas seguirán presentes”. “Gobierne quien gobierne, los derechos se defienden”, recuerdan, como lema. De momento, se centran en la preparación de las movilizaciones de diciembre.

“No hay Justicia, se llaman, por supuesto como detonante de la sentencia del Supremo, pero también de los procesos represivos que se viven en todo el Estado”, explican a cuartopoder.es. Ponen como ejemplos los procesos de los líderes independentistas catalanes, los casos de Hásel, Strawberry o Valtònyc, las sentencias contra trabajadores, o la abusiva petición de la Fiscalía de Castilla-La Mancha de 21 años para un activista de las Marchas por las movilizaciones de marzo del 2014.