Las víctimas del franquismo exigen una ley de reconocimiento ante la campaña electoral

  • Un centenar de colectivos demandan en el Congreso un ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del franquismo
  • Ahora que nos encontramos a las puertas de las elecciones, creen que se han vuelto a aparcar sus demandas y exigen soluciones inmediatas como la exhumación de Franco

En la puerta de los leones del Congreso de los Diputados, un grupo de manifestantes mayores portaba este martes un conocido cartel con los rostros de varios represaliados y desaparecidos por el franquismo. A Margarita Henriquez, de 85 años, la sostienen su bastón y la dignidad de llevar toda la vida luchando por ellos. Su padre fue director del Hospital General de la calle General Arrando y posteriormente una de las víctimas del doctor Antonio Vallejo-Nájera, quien torturaba a los presos políticos con sus experimentos.

Más de setenta años después, Jorge Henríquez sigue constando en un expediente como un delincuente, porque todavía no se ha anulado el aparato judicial franquista. Tampoco ninguna institución le ha pedido perdón a Margarita por el crimen de Estado de su padre. Pero lo que más le gustaría a ella es que la juventud y las mujeres se movilizaran para plantarle cara a una extrema derecha machista que hoy amenaza con hacerse fuerte y que le recuerda a aquellos oscuros años.

De esa preocupación nace la necesidad de exigir una ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del franquismo, precisamente ahora que nos encontramos a las puertas de las elecciones y algunos actores políticos reaccionan con virulencia ante cualquier intento de impulsar la memoria histórica. “En Alemania se hizo el juicio de Núremberg y se acabó con el fascismo, pero en España todavía persiste. Hay que acabar con esta lacra, no por nosotros que somos mayores, sino por nuestros hijos y nuestros nietos”, ha indicado Julián Rebollo, presidente de la Plataforma contra la Impunidad y representante del Encuentro estatal de víctimas.

Publicidad

Este martes representantes de un centenar de colectivos de memoria histórica y víctimas han acudido al Congreso de los Diputados para entregar una carta a todos los partidos que exige una ley de reconocimiento y protección integral a todas las víctimas del régimen franquista. Quieren que una norma establezca la condena al franquismo “como régimen criminal” y reconozca los derechos a “la verdad, la justicia y la reparación” de las víctimas de este periodo histórico y de la transición. También piden que se les proteja “de manera eficaz”, y que se declare la nulidad de pleno derecho de todas las acciones legales de carácter represivo de la dictadura.

Estos colectivos consideran que, una vez más, con el adelanto electoral y el final de la legislatura se han vuelto a dejar aparcadas sus «justas demandas». Ponen como ejemplo que el dictador continúe enterrado con homenajes en el Valle de los Caídos aunque el Gobierno y el Parlamento hayan aprobado su exhumación. A día de hoy, todavía está pendiente que el Tribunal Supremo estudie el recurso presentado por la familia de Franco. “No dejaremos nunca que Franco vaya a la Almudena, la catedral de Madrid, porque creemos que es una humillación para nuestros familiares”, ha advertido Rebollo.

Las víctimas del Encuentro estatal quieren que se efectúe la exhumación y se busquen soluciones democráticas para acabar con “el monumento al franquismo” que supone el Valle de los Caídos. Pero no solo esto, sino que también pretenden llevar a la campaña electoral todas aquellas demandas de memoria y justicia que ni siquiera la Ley de Memoria Histórica de José Luis Rodríguez Zapatero  ha conseguido llevar a cabo. “Todavía existen 2.500 fosas comunes donde se encuentran 178.000 familiares nuestros”, denuncia Rebollo.

La nulidad de la Ley de Amnistía, entre sus demandas

El Encuentro estatal de colectivos de memoria histórica y víctimas del franquismo tiene varias propuestas programáticas basadas en las recomendaciones de Pablo de Greiff, el relator de la ONU que ha insistido a España para que juzgue los crímenes del franquismo y ha criticado que se impidiera la extradición de los presuntos torturadores franquistas José Antonio González Pacheco, Billy el Niño, y Jesús Muñecas Aguilar.

Exigen que el Estado garantice el acceso a la verdad de las víctimas, con la apertura y libre acceso a todos los archivos públicos y privados existentes en la actualidad relacionados con la represión. En cuanto al derecho a la Justicia, también piden la nulidad la Ley de Amnistía de 1977 o la creación de una Fiscalía especializada para la investigación y persecución de los crímenes del franquismo. Mientras que el Estado continúe “en una manifiesta dejación de su obligación”, exigen la extradición de criminales franquistas como se ha solicitado en la querella abierta ante la justicia argentina. Además, piden la localización y judicialización de todas las fosas comunes existentes y el reconocimiento e investigación del robo sistemático de bebés “durante décadas y en todo el territorio español”.

Para garantizar el derecho a la reparación, las víctimas pretenden que se declaren nulas todas las acciones legales de carácter represivo del régimen franquista y las condenas impuestas por los organismos represores de la dictadura. También buscan resarcimiento económico por los bienes expoliados.

En cuanto a medidas para garantizar «la no repetición», demandan una revisión de los contenidos en los libros de texto para evitar “el negacionismo y el revisionismo” o la condena de los actos de exaltación de la dictadura y de cualquier organización o partido que justifique, ensalce o fomente todo lo que el franquismo promulgó desde el golpe del 18 de julio de 1936. Por el contrario, demandan un día de recuerdo y homenaje a las víctimas del régimen que nunca les ha sido concedido.