PROTESTA CONFINADA Y DIGITAL

Acción por el clima este 24A: “la vida en el centro” también frente a la crisis climática

  • “Igual que se ha parado todo y se ha puesto la vida en el centro por el coronavirus, se debe hacer lo mismo con el cambio climático", indican desde Fridays for Future
  • Los gobiernos planifican una recuperación económica que puede suponer un retroceso medioambiental. Ponen como ejemplo "el decretazo" de la Junta andaluza

0

La crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que era “falsa” la sensación de seguridad absoluta proporcionada por la tecnología. Y también ha mostrado lo “dañina” que puede ser una crisis sin nos pilla “desprevenidos”. Estos dos lecciones deberían servirnos para tomar las medidas necesarias contra la emergencia climática, un problema que requiere de acciones urgentes aun en mitad de una pandemia. Así lo consideran las organizaciones ecologistas españolas, que han convocado una protesta desde el confinamiento con motivo del Dia de Acción Global por el Clima este viernes 24 de abril.

“Igual que se ha parado todo y se ha puesto la vida en el centro por el coronavirus, se debe hacer lo mismo con el cambio climático. Con esta crisis se demuestra que si hay voluntad política se pueden abordar los problemas”, indica a cuartopoder Pablo Sánchez, de Fridays por Future, la organización ecologista juvenil internacional que forma parte de la convocatoria junto a Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima. En estas dos amplias plataformas se encuentran decenas de formaciones como Ecologistas en Acción o Greenpeace.

Para protestar este viernes 24 sin salir de casa hay que echarle imaginación. Los convocantes proponen una manifestación de “luces y sombras” a partir de las 22.00 de la noche. Animan a usar cartulinas y una linterna para proyectar sombras y sonidos desde la ventana o el balcón y después subirlas a las redes sociales. Esta protesta será la segunda de esta semana porque este miércoles 22, con motivo del Día de la Tierra, estas mismas organizaciones han organizado una campaña virtual con el hashtag #PorUnaTierraSaludable contra las empresas que contribuyen a la crisis climática por fomentar “la dependencia de los combustibles fósiles” y “la exclusión de las personas, como ocurre con la pobreza energética”.

“Hoy la crisis que está dando la cara de de un modo más crudo es la sanitaria, cada crisis es una crisis y debe ser tratada como tal, pero la vilurencia de una no minimiza la de las otras”, recuerdan las organizaciones ecologistas. Aunque “actuar con contundencia hoy” serviría para frenar una parte de los impactos del cambio climático, la crisis climática “sigue sin ser reconocida como tal por algunos dirigentes, que optan por desoír las indicaciones científicas a través de una inacción culpable”, resaltan en su comunicado.

Aunque nos hayamos inmersos en una pandemia que ha transformado nuestro mundo, los ecologistas quieren recordar con sus acciones, aunque sea desde casa y a través de Internet, que “lo que hagamos en esta década va a condicionar completamente el grado de calentamiento que vamos a sufrir a corto, medio y largo plazo”. Por ello, necesitamos reducir ciertos consumos como el energético, cambiar las pautas de transporte y acelerar la transición energética hacia un modelo 100% renovable, sin emisiones contaminantes y justo para toda la población.

Con la crisis del coronavirus, los gobiernos están planificando una recuperación económica que, temen los activistas, puede suponer un retroceso medioambiental. Pablo Sánchez pone el ejemplo de “el decretazo”, el decreto-ley de la Junta de Andalucía que modificó 21 leyes y seis decretos autonómicos de golpe, y que el Gobierno central ha recurrido, para fomentar la actividad productiva en la región. “Para agilizar la recuperación económica han suprimido los estándares medioambientales. Con ese pretexto van a querer cargarse la legislación que ya existía en este sentido y que aún nos parecía insuficiente”, alerta el activista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.