Las cajas están muy mal…. le dijo la sartén al cazo

7

Un aseadito artículo del diario Expansión del pasado día 21 de enero hablaba de las necesidades de capitalización de las cajas de ahorros y recogía las reformas normativas que defendía el Banco de España para facilitar que estas entidades pudieran apelar a los mercados de capitales con mayor facilidad, algo que ahora, según voces más o menos agoreras, está muy difícil. No en vano, hace tiempo que se oye la cantinela que susurra que “los mercados están cerrados para las cajas”. Bien. Es posible. Veremos.

Gráfico sobre la solvencia de las cajas, elaborado por el diario 'Expansión'.

Sin embargo, lo mejor del citado trabajo es la infografía adjunta, ilustrada entre otras cosas por una tabla que no tiene desperdicio. Bajo el título “Baile de cifras sobre la solvencia”, presenta un gráfico horizontal de barras que recoge las necesidades de capital de las cajas, según los cálculos de las entidades. Y, madre mía, qué entidades. Al verlo, el estupor rayano en el puro cachondeo me ha hecho completar ese trabajo sin que nadie me lo pida, en una suerte de impulso incontrolable. Luego, cuando diga que “si no lo hacía, reventaba”, me dirán “tú estás enfermo, macho”. Es posible, aunque luego, en conversaciones de cierto nivel, cuando comento esto, muchos dicen “¿y por qué nadie habla de eso?” Bueno, yo lo hago. Que conste en acta. Vamos a ello.

Baile de cifras de solvencia, decíamos. En primer lugar, Barclays establece en 36.000 millones de euros las necesidades de capital de nuestras cajas. Sólo de las cajas, que quede claro. Nadie más. Pero hace dos años y medio, el banco británico se vio forzado a aprobar una ampliación de capital de 8.600 millones de euros, pese a haber consumido ya una importante cifra de ayudas públicas. Todo ello, en un ataque de dignidad, que le llevó a renunciar a un rescate público.

Los suizos de UBS sitúan el agujero entre 70.000 y 120.000 millones de euros, en un prodigio de precisión. Total, una horquilla de 50.000 milloncejos de euros no debe asustar a nadie. Casi ninguno recuerda ya que en octubre de 2008, la Unión de Bancos Suiza tuvo que ser rescatada por unas cantidades que entonces se cifraban en el entorno de los 40.000 millones de euros, con participación estatal por medio.  Un petardazo en toda regla de uno de los bancos punteros de Europa, que se había distinguido por su destacado papel en banca privada y banca de inversión. Antaño se decía que era una de las entidades que mejor replicaba el modelo americano, es decir, el de los Lehman, Goldman y compañía, basado en los negocios sofisticados de altos vuelos, que tanto daño han causado en estos años recientes. Algo así debe haber ocurrido, después de haber protagonizado una caída tan cochambrosa, que costó la tercera parte del agujero que calculan a las cajas.

Continuamos. Standard & Poor´s dice que el gap es de 35.000 millones. Un poco más abajo, Moody´s hace lo propio y lo deja en 37.000 millones. Oh, las agencias de rating, esas que tanto bien han hecho en los mercados. Ese Lehman Brothers que quebró con una triple A como un piano (España como Reino no la tiene), esos Enron, Parmalat… Por cierto, las agencias también se han cubierto a la hora de calificar a nuestras cajas. Hasta hace poco, eran la quintaesencia de las maravillas en cuanto a rating. Ahora, les sacuden de lo lindo. Lo de las reformas de las agencias de calificación crediticia es un asunto que dejamos para otro día.

Por cierto, siempre he tenido la sensación de que las agencias van ‘en comandita’. Si de repente una se desmarca con algún movimiento sorpresivo, pasado un tiempo prudencial las demás replican en la misma manera, no vaya a parecer que no se enteran aunque, eso sí, lo hacen dejando pasar unas semanas (incluso meses) por motivos de decoro.

Nomura lo sitúa entre 52.000 millones y 73.000 millones. Las pérdidas millonarias que sufrió la entidad antaño las dejamos a beneficio de inventario, pero cabe recordar que esta entidad ha operado en el proceso de reordenación de las cajas , concretamente con Cajasur ¿Puede emitir informes a este respecto, por tanto? De paso, se han quedado con la estructura de Lehman Brothers. Buena herencia.

Citigroup dice que son 34.000 millones de euros. Mira que su gente en España es maja, pero en EE UU tuvieron que ser rescatados por 16.000 millones, casi la mitad. En su día, presumían de ser el mayor y más global banco del mundo.

Las siguientes dos firmas son para nota. Merrill Lynch, que se ha hartado a decir anteriormente que el rescate a España era probable (luego, cuando el Tesoro tenía que colocar las Letras un 30% más caras; ¿adivinan quién compraba?) , cifra ahora las necesidades de las cajas en 43.000 millones. Hace dos años, Bank of America tuvo que rescatar a la firma, famosa por los escandalosos bonus de sus directivos, por 35.000 millones de dólares. No siguió el mismo camino de Lehman Brothers porque a las autoridades financieras de EE UU les dio corte.

Pero, en mi modesta opinión, the winner is Royal Bank of Scotland. Lo del RBOS es increíble y merece capítulo aparte, porque ha estado en todos los fregados, incluido ser antaño socio estratégico del Santander, con participaciones y consejeros cruzados. La entidad tenía la aureola de ser el mejor banco europeo y era el único del que el mismísimo Emilio Botín hablaba con reverencia. Era un paradigma de banca moderna, con fuerte peso de la banca de inversión y, concretamente, en España, financiaron las grandes operaciones inmobiliarias, como por ejemplo, Metrovacesa o Colonial. La quiebra del Royal ha sido monumental y ha dejado tocados a un montón de pensionistas británicos, que tenían todo su dinero invertido en el banco como inversión segura de futuro. El ahora catalogado ‘peor banco del mundo’ (no por mí, ojo; echen un ojo a través de Google lo que se dice del principal ejecutivo de la firma, Fred Goodwin, en el momento de su quiebra), se permite señalar a las cajas, diciendo que precisan de 50.000 millones de euros.

Todas los brokers y agencias señaladas anteriormente han causado quebrantos gravísimos, no sólo en el mundo financiero, sino en la mal llamada economía real. El último eslabón de esos daños es, por supuesto, el parado de turno, que aun está preguntándose cómo ha perdido su puesto de trabajo. O el que mantiene su empleo, pero está muerto de miedo ante las incertidumbres latentes.

Sinceramente, ¿a nadie le chirría que UBS, Merrill y compañía estén haciendo cábalas sobre lo mal que lo han hecho las cajas? No seré yo quien defienda a Curro Jiménez, pero me parecería mal que le condenara el inefable Roldán. Algo parecido ocurre, con la aquiescencia de los reguladores. Si estas entidades tuvieron que ser rescatadas, ellos valorarán mejor que nadie los riesgos sistémicos y demás. Pero es una afrenta que continúen como si aquí no hubiera pasado nada.

Y ojo, esto tampoco lo digo para quitar responsabilidades a las cajas de ahorros, que han sido en los últimos años verdaderos cortijos políticos y de corruptelas. Aun así, sigo pensando que nuestras cajas son un poco menos malas que los famosísimos bancos de inversión de modelo anglosajón que siguen a sus anchas (excepto Lehman y Bear Stearns, claro). El gráfico de Expansión es una autentica galería de los horrores.

7 Comments
  1. Juan Crisis says

    Ojalá opiniones como la suya se abran paso en el universo mediático patrio. En mi opinión, el escandaloso asalto a las cajas de ahorro es un caso gravísimo de dolo institucional a todos los niveles.

  2. Jonatan says

    La desventaja de las cajas es que no son anglosajonas de origen, ni lo pueden ser, sería un oxímoron. La mejor opinión sobre estos tipos tan resueltos es la que se da aquí:
    http://www.youtube.com/watch?v=G03edz_1DmE

  3. el andaluz says

    Magnifico articulo, los que nos hundieron ahora se permiten dar sabios consejos, que ellos mismos incumplieron sistemáticamente.En cuanto a las cajas, ya sabemos que han sido objeto deseado de los políticos de cada comunidad autónoma, sirviendo como chiringuito financiero de sus empresas participadas y amigos, y como no, el empleo dorado de muchos políticos bien remunerados, por sentarse en el consejo de administración.

  4. Jordi says

    Escenario surrealista y más cuando en España compramos 50.000 millones de € de activos supuestamente de primera categoría y avalamos a la Banca por 100.000 millones ¿ Alguno asumió responsabilidades ? ¿ mandé ? ¿ resposiquebe ? :-). Hay Cajas que por su mala gestión y su exceso de ladrillo están en quiebra ¿ por qué tenemos que rescatarlas ?. Que quiebren y sus responsables y empleados que operaron créditos de forma irresponsable paguen con la carcel y su patrimonio. Una vez quebradas garantizamos sus depósitos y tomamos sus activos y colocamos a profesionales para su gestión. Ni un político a menos de 100 km de distancia o banda de sindicatos amarillos. Las Cajas gestionadas por profesionales…

  5. pepis says

    Gran artículo, un lujazo. Enhorabuena

Leave A Reply

Your email address will not be published.