Miles de jóvenes claman contra la usura y la corrupción y piden ‘democracia real ya’

8

Un momento de la manifestación convocada por ¡Democracia Real Ya! que se celebró ayer en Madrid . / EfeTV

Parados, desahuciados, marginados, defraudados, realquilados, puteados, intoxicados, subcontratados, ninguneados, explotados, ignorados, hipotecados, contaminados,  cabreados, desalojados y, por lo visto, preparados y organizados. Decenas de miles de jóvenes -y no tan jóvenes- se echaron ayer a las calles en más de cincuenta ciudades respondiendo a la llamada del colectivo ¡Democracia Real Ya!, un entramado de organizaciones sociales que aglutina desde asociaciones culturales a movimientos ecologistas o pacifistas, pasando por colectivos vecinales y organizaciones como Afectados por la Hipoteca o Juventud sin futuro; que se ha tejido en las redes sociales y que ayer se sorprendió a sí mismo de su poder de convocatoria. Los mensajes claros, inequívocos, se repitieron en todas las manifestaciones y  arremetieron sin piedad contra la corrupción de la clase política y la usura y la avaricia de las entidades financieras. Una auténtica fiesta pacífica que debería hacer sonrojar, por lo menos en Madrid, a la Delegación del Gobierno, que montó un dispositivo policial (y eso debe de costar un montón de pasta) como si los que iban a ejercer su derecho a cabrearse, a indignarse, a tocar el silbato, fueran un hatajo de delincuentes dispuestos a apedrear los cristales de la primera entidad financiera que se cruzara en su camino. Y en la marcha de Madrid había unas cuantas, que recibieron, eso sí, los abucheos correspondientes. Y no sólo pitaron al Santander y a Banesto, también hubo toque de corneta al paso por las sedes de los ministerios de Educación y de Economía, con los que se tropezó la nutrida marcha en su trayecto desde Cibeles hasta la Puerta del Sol.

En la protesta participaron gentes de variado aspecto, edad y condición. La mayoría eran jóvenes, pero no todos eran jóvenes. De hecho, un parado de larga duración que ayer mismo cumplió 48 tacos -yo mismo- no se sintió extraño en ningún momento. Es más, tengo que reconocer que, en estos últimos años, me he sentido más extraño durante la manifestación del primero de mayo que ayer. Quizás porque, ayer, nadie –o casi nadie- conocía a las personas que portaban la pancarta principal (Democracia Real Ya. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros), porque las cámaras de televisión no podían abalanzarse sobre los recurrentes líderes -no porque no hubiera cámaras, sino porque no había líderes, o no se hacían notar- y porque, a diferencia de las últimas convocatorias de CCOO y UGT, la gente gritaba, saltaba, pateaba y hasta se reía. Además, al encuentro no asistieron, por ejemplo, los candidatos socialistas a la alcaldía y a la Comunidad de Madrid -Jaime Lissavetzky y Tomás Gómez-, quienes, para estupor de algunos de los concentrados en Cibeles el pasado 1 de mayo, sí que se colaron en una manifestación convocada, entre otras cosas, para protestar contra la reforma laboral que uno y otro siguen bendiciendo.

En las dos horas largas de trayecto hubo recados para todos: “Lo llaman democracia y no lo es”, “Si votas lo de siempre, te joderán como siempre”, “El 22 de mayo, no seas un lacayo”, “Los gastos oficiales, para escuelas y hospitales”, “Urdangarín, a trabajar al Burger King”, “La niña de Rajoy, en el Inem la he visto hoy”, “Dónde están, no se ven, CCCO y UGT”, “Menos crucifijos y más trabajos fijos”, “Hay poco pan, para tanto chorizo”… Durante la marcha, las dos personas que calentaban el ambiente con un micrófono (un joven de veintitantos y un parado de cuarenta y siete) informaron a la concurrencia de que el director del Fondo Monetario Internacional, Strauss Kahn, había sido detenido y, sorprendentemente, no por robar.

Y en esas estaba el asunto cuando tropecé con dos manifestantes que, a la vez, han sido dos de los principales dirigentes del PCE hasta hace unos pocos años. Concretamente, con Francisco Frutos (secretario general entre 1985 y 2009, candidato a la presidencia del Gobierno por Izquierda Unida en el año 2000 y ex diputado de esta formación) y con Manuel Monereo (miembro de la dirección del partido por aquellas mismas fechas y auténtico urdidor ideológico del discurso de los comunistas durante años). Lo primero que me sorprendió fue que ninguno de los dos tuvo que hacer esfuerzos para pasar desapercibido. Nadie reparaba en ellos. Frutos me reconoció que se encontraba allí en calidad de observador. “Todo esto ha sonado mucho en las redes sociales y había que venir a verlo. Hay mucha gente. La mayoría de las cosas que dicen son razonables, aunque no estén articulados políticamente de una forma convencional. Había que venir”. Monereo, como muchos otros, asistía en calidad de organizador. “Estoy en una organización cultural, junto a otra gente de Izquierda Unida, y nos hemos puesto a trabajar en un movimiento transversal como éste. Llevamos dos meses currando”. A esas alturas de la tarde ya había percibido que, de unos años a esta parte, algunas cosas han cambiado. Y lo seguí percibiendo cuando, en la Puerta del Sol, portavoces anónimos tomaron el micrófono para leer el manifiesto de la convocatoria, para dar la palabra a Carlos Taibo (que dio cuerpo teórico a las consignas de la marcha) y para leer una nota de apoyo firmada por José Luis Sampedro. Pero fue unas horas después, ya en casa, cuando me di cuenta de que el asunto, quizás, iba todavía más lejos. Un amigo y compañero de profesión, un buen periodista que se dedica a hacer información del PSOE en uno de los grandes medios de este país, me llamó a eso de las diez de la noche para felicitarme por mi cumpleaños. Había cubierto el acto de José Luis Rodríguez Zapatero en Zaragoza y acababa de regresar a Madrid. “¿Pero dónde te metes?", me preguntó incluso antes de felicitarme. “Llevo todo el día llamándote”, me explicó. “Es que me he pasado por la manifestación de Toma la Calle, ya sabes, los de Democracia Real Ya, lo de los jóvenes”, le expliqué yo.  “¿Y eso qué coño es?”, sentenció mi amigo... Es posible que algunas cosas estén empezando a cambiar, aunque todavía no sepamos ni para qué ni qué rumbo tomarán.

Posdata: Veo en las ediciones digitales de los periódicos que tras la manifestación de Madrid hubo incidentes que se saldaron con palos de la Policía y veinticuatro detenidos. Algunas cosas, no cambiarán nunca.

8 Comments
  1. Corruptio says

    La Plataforma http://www.corruptio.com contra #acoso laboral #mobbing #corrupción en la Universidad Pública española estamos realizando una campaña en tuiter @stopmobbing preguntando a los candidatos políticos por sus programas electorales si contienen medidas más efectivas contra #mobbing #acosolaboral y cómo efectuarán su promesa de #transparencia en la Administración.
    La Administración Pública, las universidades públicas, los ayuntamientos, etc, están politizados y contienen altos índices de #mobbing. El abuso de la libre designación política en cargos de confianza políticos y no profesionales es una de las razones.
    El #mobbing afecta también y mucho al entorno privado, nos perjudica a todos,incluídas a las empresas.
    Los políticos, los sindicatos deben escuchar al ciudadano, trabajador: les exigimos responsabilidad y verdadera #transparencia. Que no usen las Redes Sociales, twitter para su #propaganda.
    Corruptio no tiene ideología, sólo sentido de una verdadera ética cívica
    Nos podéis seguir en @stopmobbing hastag #mobbing #acosolaboral #transparencia
    http://www.corruptio.com

  2. Corruptio says

    ¿por qué no preguntáis cuanto cobran los Gerentes, Vicegerentes, Rectores, altos cargos de las Universidades Públicas? Os podéis llevar sorpresas.Algunos de estos sueldos ni están publicados en las Relaciones de puestos de trabajo RPT, q es obligatorio por ser cargos públicos.
    #transparencia
    @stopmobbing
    http://www.corruptio.com

  3. Darling says

    Un ejercicio de salud ciudadana. Ciudadanos y sólo eso (ni más ni menos), saliendo a la calle, a la red, a los medios para levantar la mano expresando nuestra indignación. Indignación frente a todos aquellos que han hecho dejación de funciones frente a la ciudadanía: medios de comunicación, partidos políticos, magistrados, sindicatos…

    Enhorabuena a todos: http://porunmundomasjusto.com

  4. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    Sería poco menos que irracional si hoy dijese lo contrario de ayer respecto a una manifestación reivindicativa, por legítima y por necesaria…
    Hace unos días me manifestaba contrario a las algaradas, particularmente, por eso: por el propio temor a las algaradas. Sabiendo que en la mayoría de las ocasiones se «levantan en armas o se subleban» aquellos que menos solicitan…, esos que, a los que alcanzan ver es el juego por el juego y por la propia violencia.
    Por ello sigo reivindicando la calle de las ciudades para el paseo, porque no existe nada mejor que un buen paseo aunque al dorso nuestro haya una pancarta en la cual expresemos nuestros derechos y nuestros deseos de que los ladrones sean llevados ante un Tribunal.

  5. ana says

    tengo 49 tacos, me alegra la noticia que acabo de leer, en la próxima convocatoria arrastraré a todo amigo y familiar a participar a otra movilización de «Democracia Real Ya», y lo que más me ha gustado te este notición es el anonimato masivo. Bravo.

  6. PAKORRO says

    Tengo 38 años, y llevo manifestandome desde los 14 años, apenas me he perdido un 1º de mayo, concentraciones contra la violencia de genero, huelgas generales, y en ninguna me he sentido tan emocionado como en TOMA LA CALLE, no por la profundidad o la incidencia que tendrá, la cual aún está por ver, sino por lo simbolico de ver a gente que nunca me la he cruzado en las manifestaciones de mi ciudad (Ciudad Real). cierto es que en numero no fue algo para la historia de España, pero sí para la de ciudad real, porque aquí no se mueve uno ni aunque le pinchen un ojo. Es hora de que los más jovenes se den cuenta de que son ellos el futuro y que se lo tienen que currar, no solo en los examenes, sino en las instituciones politicas, en la calle, diciendo NO a lo que no está bien. Un NO ahora te quita muchos lamentos mañana. NO al engaño politico, empresarial, bancario, NO a las cuentas exageradas de los politicos y NO a los 600 euros de nomina, y a la jubilación 2 dias antes de morir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.