Conversación con uno de los detenidos del movimiento ‘Ocupa el Congreso’: “No es verdad que no nos identificásemos”

Cuatro personas fueron detenidas ayer en Madrid en el transcurso de la multitudinaria manifestación contra los recortes convocada por la Cumbre Social. Dos eran integrantes de la Plataforma ¡En Pie!, movimiento que llama a congregarse de forma pacífica en los alrededores del Congreso el próximo 25 de septiembre. Los otros dos, profesores que se acercaron al ver lo que estaba ocurriendo y resultaron también detenidos. Así lo cuenta uno de los cuatro detenidos, Chema Ruiz, conocido miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) e impulsor de la Plataforma ¡En Pie!, que charló con cuartopoder.es nada más ser puesto en libertad con cargos en la Comisaría de Moratalaz a última hora de la tarde. Su relato difiere bastante de las explicaciones de la Delegación del Gobierno en Madrid. Para empezar, “no es verdad que no nos identificásemos”, asegura Ruiz.

“Fue llegar, abrir la pancarta (en la que podía leerse ‘25S, Ocupa el Congreso) y los policías que estaban cerca ya estaban avisando a alguien, no sé si a un superior, a la Delegación del Gobierno o qué. Fue cuando intentamos incorporarnos a la manifestación, después de la identificación, cuando hicieron un cordón de unos 12 o 14 agentes de policía y nos fueron apartando, llevando hacia atrás”.

Publicidad

Se encontraban en la Plaza de las Platerías, junto a la Embajada de Siria, donde se habían citado. El trato que recibieron es calificado por Chema Ruiz como “fascismo sin paliativos. Me pusieron contra la pared y me esposaron en la misma plaza. Me han roto las gafas. Me han dado patadas. A Alfredo (otro de los detenidos) lo dejaron sin conocimiento porque lo cogieron muy fuerte del cuello. Él y Silvia son compañeros de trabajo, profesores los dos. Silvia es de CCOO. Se acercaron al ver lo que estaba ocurriendo cuando nos rodearon y los detuvieron también”.

Los cuatro detenidos fueron trasladados a la comisaría de Moratalaz, sede de la Brigada Provincial de Información. “Al llegar te suben arriba a la primera planta, te quitan los objetos que llevas encima y te bajan a los calabozos a esperar. Allí hemos estado horas hasta que nos han subido de nuevo para firmar la puesta en libertad con cargos”.

El aviso de Cifuentes

La Delegación del Gobierno de Madrid tiene el punto de mira en el movimiento ‘Ocupa el Congreso’, una iniciativa que empezó utilizando el verbo ocupar como traducción (quizás desafortunada) del usado por el movimiento Occupy Wall Street y que la Coordinadora 25S, grupo que pretende consensuar la participación de diferentes colectivos en la iniciativa, decidió en asamblea evolucionar a ‘Rescata el Congreso’. La iniciativa no pretende ni ha pretendido nunca entrar en las Cortes. La Coordinadora ha consensuado incluso que no se impedirá el acceso de los parlamentarios a las Cortes. Es una iniciativa “pacífica”, según las actas colgadas del blog de la Coordinadora y en el manifiesto de sus ideólogos originales, la Plataforma ¡En Pie!

Sin embargo, en una entrevista digital con los lectores de El País, la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, decía el pasado viernes que se tomarían “medidas preventivas para evitar cargas policiales ante la posibilidad de que se quiera 'tomar el Congreso', como se da a entender en las redes sociales”. ¿Qué quería decir con las medidas preventivas?

Fuentes oficiales de la Delegación negaron ayer que las detenciones ocurridas durante la manifestación estuviesen ligadas con las palabras de Cifuentes. “Nada que ver”, aseguraron. Según su versión de los hechos, la acusación de desobediencia y resistencia a la autoridad que pesa sobre los cuatro detenidos ayer estuvo motivada en que “se les pidió que se identificasen y no lo quisieron hacer”. Preguntados por el motivo de que se pidiese identificación precisamente a este grupo se limitaron a comentar que “la Brigada Provincial de Información, dentro del trabajo que tiene encomendado, habrá entendido que existían razones para la identificación”. Diferentes medios aseguraban ayer, citando a la Delegación del Gobierno, que los detenidos eran integrantes del Bloque Crítico 15M.

Sobre las versiones tan dispares de lo ocurrido, con cierta ironía, Chema Ruiz comenta: “Tengo ganas de ver el atestado”. De momento sobre él y los otros tres detenidos pesan los citados delitos de resistencia y desobediencia. El día 25 puede ser una historia muy distinta. El Código Penal regula el delito de sedición si se altera la actividad parlamentaria. Mientras los abogados de la Comisión Legal Sol, que asisten al 25S creen que por el carácter pacífico de la protesta no se incurrirá en este delito, Cifuentes parece tener una opinión totalmente opuesta. En la citada conversación digital, la delegada del Gobierno comentó: “La Policía Nacional garantizará la seguridad ciudadana y el orden público. Nuestra legislación determina que no se puedan realizar manifestaciones, aunque sean pacíficas, mientras están reunidas las Cortes para no violentar la libertad de los legisladores. Se actuará en consecuencia”. Otro aviso.