6.202.700 buenas razones para salir a la calle el 1 de mayo

1
Cartel de las manifestaciones del 1 de mayo convocadas por CCOO y UGT. /ugt.es
(Actualización de las 20.00 horas con el artículo de Cándido Méndez).

El pasado jueves, el Instituto Nacional de Estadística nos daba, con la publicación de la EPA del primer trimestre del año, 6.202.700 buenas razones para volver a la calle este miércoles en defensa del empleo, del que va quedando, y de los derechos de los trabajadores, los derechos que van quedando también, quiero decir. Solo con que esos seis millones de parados se juntaran en algún sitio para decirle al Gobierno de Mariano Rajoy que así no podemos seguir, que la asfixia económica y social no es la receta, se montaría un buen cisco. Eso seguro.

Publicidad

Parece que alguna de esas cosas han pretendido proclamar esta vez los sindicatos CCOO y UGT con un manifiesto que convoca a los ciudadanos con el lema No tienen límite. Lucha por tus derechos en cerca de cien ciudades de todo el país. Y esa idea del límite te lleva derechito a la noticia de la jubilación del consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, que por haber perpetrado golferías hace unos años se va a embolsar ahora más de 88 millones de euracos de pensión por hacer la maleta, y de forma honrosa y voluntaria, que lo sepas. El ventajismo de las élites políticas y financieras, el desparpajo con el que manosean la vida de millones, debería bastar para llenar las plazas de medio país.

El arranque del artículo que con motivo del 1 de Mayo dirige a la prensa cada año el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, podría servir para ilustrar las cosas que han pasado por aquí entre el 1 de mayo del 2012 y este que toca ahora en 2013.

“Son ya 16 meses”, dice Toxo, “de gobierno conservador, 16 meses de políticas antidéficit, 16 meses de ajuste y contrarreformas, 16 meses de recortes de derechos y de ataques a los servicios públicos, 16 meses golpeando la sanidad y la educación públicas, 16 meses debilitando las redes de protección social,  16 meses de destrucción de empleo y cada vez con menos prestaciones por desempleo, 16 meses inyectando ingentes recursos públicos a las entidades financieras, 16 meses de desahucios y de burla a las demandas de millones de ciudadanos y ciudadanas para encontrar soluciones al problema de la vivienda, 16 meses conspirando contra los derechos civiles y a punto de meternos en el túnel del tiempo con la contrarreforma de la ley de interrupción del embarazo, 16 meses proclamando indicadores macroeconómicos falsos para prometer ahora que hay que decirle la verdad a la ciudadanía, 16 meses de recesión y paro, 16 meses de prácticamente inexistente diálogo social, justo cuando más se necesita… Y 16 meses después, ya por encima de los 6,2 millones de personas en paro, Mariano Rajoy, quizás el primer ministro más mudo y esquivo de la Unión Europea, le pide a la inmensa mayoría de la sociedad, a las personas que peor lo están pasando, a las que ya no pueden hacer más sacrificios, que tengan paciencia, que vamos en la buena dirección. Insoportable indolencia; gigantesca irresponsabilidad”.

Del artículo de Cándido Méndez me quedo con este anuncio para navegantes sobre lo que se nos viene encima en los próximos meses: "En este Primero de Mayo haremos valer nuestras propuestas, entre ellas, defender a los 4.000.000 de trabajadores que pueden quedarse sin convenio colectivo y que pueden verse abocados más pronto que tarde a cobrar el Salario Mínimo Profesional". Esto es, que miles de convenios van a perder su vigencia en el mes de junio y que con la actual reforma laboral, muchos trabajadores van a ver reducidos sus salarios y sus derechos. Ésta, y la de las pensiones, van a ser las próximas batallas.

CCOO y UGT no son los únicos que convocan manifestaciones para el 1 de mayo. También lo han hecho, además de los sindicatos nacionalistas, la CGT, bajo el lema Por el reparto del trabajo y la rizqueza. ¡Autogestión!,  que ha organizado decenas de concentraciones y que en esta ocasión cuenta con el apoyo del 15M; el sindicato USO (Sal a la calle, defiende tus derechos. Tanto por lo que luchar) o la CNT (Rompamos con su juego. Construyamos la alternativa).

En la manifestación de Madrid estará presente una amplia representación de Izquierda Unida, pero no su coordinador federal, Cayo Lara, que participará en la concentración de Murcia. Por parte del PSOE asistirá su número tres, el secretario de Organización, Oscar López. A Rubalcaba no se le espera y el asunto parece que debería formar parte de la reflexión interna esa que están haciendo los socialistas, la de los contenidos y los programas... Desde luego, la cosa da para pensar.

1 Comment
  1. ctnet says

    Por que no dijeron nada cuando teníamos 1,2,3,4,5 millones

    Esta gentuza sólo se representan a ellos

Leave A Reply

Your email address will not be published.