Se acabó el verano: 87.028 parados más en octubre

Está claro que hay parados que no leen los periódicos, que no escuchan la radio, que no ven a Marhuenda en La Sexta dándole la manita al presentador, porque de otro modo no se explica cómo a pesar de que el presidente Rajoy y sus ministros Montoro y De Guindos se desviven por convencernos de que no es que ya se vea la luz al final del túnel, sino que no hay túnel; que se atisba tierra en el horizonte o que ya hemos salido de la crisis y que la cosa (el IBEX, será) va que chuta, ellos, los parados, erre que erre, se siguen apuntando en el desempleo. Y así,  mientras miles de personas se sigan obstinando en registrarse cada mes en las oficinas del antiguo INEM, no hay forma de hacer España ni de arreglar nada de nada… Y eso que contamos con la ayuda de la Virgen del Rocío, que es amiga de la ministra Báñez, que afortunadamente no habla de lo suyo ni de ninguna otra cosa.

El pasado mes de octubre, 87.082 personas más se apuntaron a la lista del paro. Y eso sin contar a los que no se apuntan a ningún sitio, porque llevan años desempleados y ya no esperan nada de nada, o a los que han hecho la maleta y se han ido para la Gran Germania.

Publicidad

Los datos del desempleo en el mes de octubre ponen negro sobre blanco lo que todo el mundo sabía, a excepción, parece, del Gobierno. ¿Y qué es eso? Que el verano termina todos los años a finales de septiembre y que después del verano viene el otoño, el tiempo ese en el que se caen las hojas de los árboles. Según los datos del Gobierno, 4.811.383 españoles pasaron el pasado mes al sol, y no solo los lunes. De ellos, 451.096 son menores de 25 años, lo que significa –a este dato se le suele dar poca importancia- que 4.360.287 son mayores de 25 años y que, en buen número de casos, tienen familias que mantener e hipotecas que pagar.

Los números demuestran también que, respecto al mes anterior, el paro crece más en los sectores que mejor librados salieron del efecto estacional del verano. Por eso, donde más aumenta es en el sector de los servicios (2,31%, lo que supone 68.870 desempleados más) y en la agricultura, que con 23.448 parados más dispara su porcentaje un 12,97% respecto a septiembre. El colectivo de los que buscan empleo por primera vez, jóvenes y mujeres en muchos casos, también crece en 2.772 personas.

Y otro asunto que confirman los datos del Ministerio de Fátima Báñez es que el empleo que se crea es precario y de baja calidad: becarios forever… De los 1.582.400 contratos registrados en octubre, 119.400 fueron de carácter indefinido. Esto, en cifras, se traduce en que fueron un 7,55% del total, y en perspectivas de futuro en un “joder la que nos espera”.

Parece que en el Gobierno, y en sus aledaños, hay quien piensa que la única forma de que baje el paro es saturar a la gente de optimismo para que deje de ir a fichar porque toda va de perlas… No sé yo… Ah, eso sí, para que luego no digan que si tal… el paro baja en la Comunidad Valenciana (-4.294), como refleja el gráfico de aquí abajo -es en la única, eso sí-,  y la afiliación a la Seguridad Social se incrementa en 54.937 personas. ¡Albricias!