Ana Patricia Botín perpetúa la dinastía tras la muerte de su padre

2
Actualización de las 20:20 con más información y vídeos
la Sexta Noticias (YouTube)

El consejo de administración de Banco Santander ha decidido por unanimidad designar a Ana Patricia Botín como nueva presidenta de la entidad tras el fallecimiento de Emilio Botín. De esta forma, el consejo ratifica la propuesta de la comisión de nombramientos y retribuciones de Banco Santander.

Publicidad

"En estos momentos tan difíciles para mí y mi familia, agradezco la confianza del consejo de administración y asumo con total compromiso mis nuevas responsabilidades", ha afirmado la nueva presidenta de Banco Santander solo unas horas después de la muerte de su padre, que siempre pensó en ella como continuadora de la dinastía al frente de la entidad bancaria.

Europa Press (YouTube)

Emilio Botín, presidente del Banco de Santander, falleció anoche en Madrid a los 79 años de edad, víctima de un ataque al corazón. Sus restos mortales serán trasladados hoy a Santander, su ciudad natal, donde se celebrará el funeral.  Heredero de una dinastía de banqueros y considerado como el más poderoso de nuestro país, presidía una entidad que es no solo la más importante de España sino también la primera de Europa.

De su prolongado mandato –en 1986 sucedió a su padre en la presidencia– destaca la política de expansión tanto a nivel nacional –adquisición de Banesto y del Central Hispano, entre otros– como internacional –compró bancos en EEUU y en la mayoría de los países latinoamericanos–. También fueron muy relevantes las causas judiciales en las que se vio implicado como consecuencia de su actividad, de todas las cuales logró salir airoso. La última de ellas, tras aparecer en la llamada ‘lista Falciani’,  fue la abierta contra él y varios miembros de su familia por un presunto fraude fiscal derivado de sus cuentas en Suiza. Pero, finalmente, en mayo de 2012, la Audiencia Nacional archivó la causa tras quedar probado que la familia Botín había regularizado en 2010 su situación con Hacienda tras pagar  200 millones de euros.

Destacados dirigentes políticos han elogiado la figura de Botín. Desde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que le ha calificado de “gran embajador de la marca España” y ha considerado su muerte “un mazazo”, hasta el líder de la oposición, Pedro Sánchez, que ha expresado su “tristeza”. El líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha dado el pésame a la familia, pero se ha mostrado crítico con su gestión y, en contra de lo dicho por Rajoy, ha estimado que Botín "no era exactamente la ‘Marca España’”.

la Sexta Noticias (YouTube)

Leave A Reply

Your email address will not be published.