El salario de los españoles, congelado desde 2011, por debajo de la media europea

0
 Elaboración: Ana I. Cordobés

BRUSELAS.– Un nuevo informe del Eurostat revela que en España el salario medio lleva congelado desde 2011 y se situó el pasado año por debajo tanto de la media de la Eurozona como de la Unión Europea en su conjunto. Doce de los 28 Estados Miembros tienen salarios medios más altos que los españoles, diez en el caso de la zona Euro. Además, el informe ilustra la enorme brecha salarial entre los países del norte y los del sur y el este de la UE.

Publicidad

Según el informe de Eurostat, los españoles cobran 15’82 euros de media. Una cifra que se aleja de la media europea (19’02 euros). La diferencia de los salarios españoles respecto a otros Estados miembros, además, se acentúa si atendemos al salario medio por hora en la zona Euro que se sitúa en 21’84 euros. Los datos revelan además un estancamiento en el crecimiento de los salarios desde 2011, basándonos en los costes salariales que también incluye el informe. Solo Italia e Irlanda, entre los países fuertemente afectados por la crisis, se sitúan por delante de España en cuanto a al montante que sus trabajadores perciben de media por hora. Otros países en situaciones económicas inestables como Grecia (11’05 euros/hora) o Portugal (10’52), se sitúan por detrás de España.

Sin embargo son los países del este los que mayores diferencias salariales experimentan respecto a sus vecinos del norte. Dinamarca, Luxemburgo y Bélgica son los países con los salarios medios más altos de la Unión Europea, que oscilan entre los 28 y los 35 euros. Por delante se encuentra solo Noruega (41'91 euros), que no forma parte de la Unión pero sí del Espacio Económico Europeo. Un danés cobra de media 35’56 euros por hora, diez veces más que un búlgaro (3’44%), a la cola de la Unión. Los cinco países con los salarios más bajos de la UE apenas superan los cinco euros de media por hora en el caso de Hungría y Letonia o perciben incluso una cifra inferior: Rumanía y Bulgaria no llegan siquiera a los cuatro euros.

El informe hace referencia a los sectores industrial y de servicios, lo que representa el grueso de la economía europea, dejando a un lado el sector primario y la administración pública. Cabe destacar además que estos datos no tienen en cuenta el nivel de vida del país, lo cual resulta relevante para entender el impacto social de esta brecha salarial en cada país.

Los datos del Eurostat muestran además la evolución de los costes laborales por hora -incluidos los salarios-, en la Unión Europea (25 euros) que han experimentado un aumento del 2% respecto al 2014, del 1’5% en la Eurozona (29’5 euros), con las excepciones de Italia (-0’5%) y Chipre (-0’1%). Sin embargo, estas cifras ocultan una enorme diferencia entre los países de la Unión. En Dinamarca los costes ascienden a 41’3 euros, los más altos de la UE, mientras que en Bulgaria se sitúan en 4’1 euros, los más bajos. Ambos países coinciden también como los que tienen los salarios más elevados y más bajos de la Unión Europea respectivamente. En España, el coste laboral se ha mantenido en los últimos años con ligeras variaciones de apenas unos céntimos y se sitúa en 2015 en 21’20 euros. El sector industrial, los servicios y la construcción son los que mayores costes laborales por hora enfrentan en la UE.

 Elaboración: Ana I. Cordobés
(*) Beatriz Ríos es periodista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.