Toxo opta por Sordo como sucesor para mantener los equilibrios en CCOO

1
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, a su llegada esta mañana a la reunión extraordinaria del Consejo Confederal del sindicato. / Fernando Alvarado (Efe)
Ampliación de las 15:00 tras la rueda de prensa de Toxo.

La renuncia de Ignacio Fernández Toxo a concurrir a la reelección de la secretaría general de CCOO, que ha anunciado esta misma mañana ante el Consejo Confederal de CCOO, deja en la primera línea de salida de su sucesión al secretario general de Euskadi, Unai Sordo, apoyado por el propio Toxo, frente a los otros nombres que se habían barajado en las últimas semanas:  el del secretario general de la federación de Industria, Agustín Martín, que ha intentado hacerse fuerte con movimientos de escaso éxito en territorios como Madrid o Valencia, y el de la también potente federación de Construcción y Servicios, Vicente Sánchez, cuyo prinicipal problema ha sido la división que vive su propia federación.

Publicidad

El proceso de reestructuración del sindicato culminado por Toxo tras la fusión de federaciones para adelgazar la estructura del sindicato y optimizar los recursos ha jugado un papel importante en su sucesión. El poder acumulado por federaciones como Industria (a la que se incorporó Alimentación) o Construcción (que acoge ahora también Servicios) ha provocado un juego de equilibrios que podría peligrar con la elección de uno de sus secretarios generales como nuevo líder del sindicato. En este sentido, según fuentes próximas a la dirección, la candidatura de Sordo, dirgente de una federación pequeña que no asusta a las grandes y que ha mantenido al sindicato en un territorio complicado donde CCOO no es mayoritaria, puede abrir vías transversales de consenso entra las distintas federaciones sectoriales y territoriales y habría sido determinante en la decisión adoptada por el actual secretario general.

De hecho, estos han sido algunos de los argumentos utilizados por Toxo esta misma mañana ante la Consejo Confederal. "Tengo un nuevo mandato estatutario, pero creo que ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos, y proponer a un dirigente capaz y 20 años más joven que yo, que cuenta con el apoyo de todas las organizaciones para liderar CCOO", ha dicho Toxo para proponer a Unai Sordo, propuesta que ha recibido un apoyo muy mayoritario del Consejo Confederal: 117 votos a favor y 6 abstenciones.

En cualquier caso,durante una rueda de prensa posterior, Toxo ha recordado todavía quedan tres meses antes de la celebración del Congreso Confederal y que esto no quiere decir que no se puedan presentar otras candidaturas.

Toxo, que fue elegido Secretario General de CCOO en el 9º Congreso Confederal celebrado el 19 de diciembre de 2008 sustituyendo a José María Fidalgo, ha anunciado su renuncia tras la reunión extraordinaria del Consejo Confederal de CCOO para conocer y debatir su propuesta sobre los objetivos del 11 Congreso, que se celebrará los días 29 y 30 de junio y 1 de julio de 2017.

1 Comment
  1. Jaime says

    CCOO es un sindicato que no tiene remedio ¿el sr. Benito ha devuelto los más de 100.000 euros que se embolsó por “aconsejar” con sus sin duda vastos saberes a una Caja que quebró? Todo repugnante.
    Claro no es de extrañar que ocurran estas cosas cuando hay Federaciones en las que su Secretario General, liberado de su empleo público, cobra el sueldo íntegro de la empresa más 1.000 euretes mensuales del ala, lo que muchos trabajadores en España ni sueñan con ganar y ya de paso, su señora, también colocada en la Ejecutiva, otros mil euretes de vellón.
    Nunca, desde 1939 había estado el trabajador en España tan desprotegido, pero entonces se perdió una guerra, ahora han corrompido a sus dirigentes.

Leave A Reply

Your email address will not be published.