Uno de cada cinco jóvenes con trabajo se encuentra en riesgo de pobreza

  • La proporción de trabajadores en riesgo de pobreza ha crecido en España 2,2 puntos en cinco años
  • Los peor parados son los jóvenes entre 18 y 25 años: el riesgo de pobreza ha crecido en 6 puntos en solo un lustro

3

Tener trabajo ya no asegura unas condiciones de vida dignas. Eso es lo que se desprende de numerosos estudios sobre un fenómeno que cada vez es más conocido y menos ajeno: los trabajadores pobres o en riesgo de pobreza. El último estudio que lo corrobora es la encuesta de condiciones de vida publicada por Eurostat.

Casi uno de cada cinco jóvenes con trabajo se encuentra en riesgo de pobreza. Y es un dato mucho peor ahora que en el inicio de la crisis. Ahora, el 18,3% de los trabajadores entre 18 y 25 años tiene riesgo de caer en pobreza. En 2011, la proporción era del 13,1%. Más de 6 puntos de diferencia en tan solo cinco años (los datos de Eurostat recogen cifras de 2016). Estos datos completan el mapa mundial, en el que España es el séptimo país de la OCDE con mayor proporción de trabajadores pobres.

La proporción de trabajadores pobres jóvenes es la cuarta más alta de toda la Unión Europea, por detrás de Rumanía, con un 31,2%, Dinamarca, con un 21,3%, y Grecia, con un 19%. Entre el resto de trabajadores también aumenta el riesgo de pobreza, pero de una manera más sosegada y solo disminuye entre aquellos trabajadores en edad de jubilación o ya jubilados, los mayores de 65 años.

Publicidad

9 de cada 10 jóvenes viven aún con sus padres

Las consecuencias de la alta proporción de trabajadores jóvenes pobres se refleja en el aumento de jóvenes entre 18 y 24 que viven con sus padres. El 92,4% de ellos no han podido independizarse y tener su propio hogar. 4 de cada 10 jóvenes de 25 a 34 años también viven con sus padres. La proporción ha crecido respecto al inicio de la crisis. En 2011, eran un 36,6% de los jóvenes. Más del 25% de todos ellos están empleados a tiempo completo.

Uno de cada cuatro hogares sin hijos, en riesgo de pobreza

Tener a cargo niños o jóvenes en dependencia económica no exime a los hogares españoles de salir del riesgo de exclusión por pobreza. El 23,8% de los hogares sin hijos a su cargo se encuentra en riesgo de pobreza. Entre aquellos con hogares a su cargo, el porcentaje asciende al 32%.

La situación es crítica entre aquellos adultos solos con hijos a su cargo: el 53% de ellos se encuentra en riesgo de pobreza. La soledad en la crianza es un factor esencial en la posible carencia de medios económicos: existe una diferencia marcada entre aquellos hogares con un adulto e hijos a su cargo y aquellos con dos adultos. Las familias con dos adultos e hijos a su cargo en riesgo de pobreza baja a la mitad, el 25,4%.

3 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Las cifras son las que son, pero que 9 de cada 10 jovenes vivan en casa de los padres… ¿ como estarán sus padres ?. ¿ Tendran trabajo ?… ¿ seguiran siendo pobres ?. Los distintos gobiernos públicos deben de mirar el problema humano y social, sin escuchar los mandatos de los G 20, FMI y esas oligarquias empresariales miserables, que para más joderla viven de las privatizaciones y obras públicas…
    Nosotros miramos el dedo de los tantos % y nos olvidamos de los siniestros personajes… Que aruinan la sociedad en la cual vivimos y desearíamos hacerlo con dignidad representativa !.
    ¡ Que una bandera no tape la miseria del Gobierno sus miserables trolas y mentiras !.

  2. La Dama de las Rocas says

    Esta cifra es sólo de los que tienen trabajo, si le sumamos los que están parados, de riesgo pasamos a evidencia. No quiero ni pensar en cuando la tecnología se haya implantado plenamente y las posibilidades de encontrar trabajo se vean reducidas. Yo creo que hay que optimizar el mundo laboral a favor del trabajador; es decir, reducir las jornadas de trabajo y aumentar los sueldos,… lo que equivale a repartir la riqueza, que como ya sabemos está muy mal distribuida 😉

  3. MELOCOTON DESTROYER says

    Hay que volver a ligar los salarios al IPC, hemos llegado a esta situación después de muchos
    años de congelación salarial y por tanto ahora mismo la situación es insostenible. A parte de que los salarios son bajos no dan ni para pagar cuatro recibos cuando todos los conceptos suben menos los salarios. Hay que volver al respeto absoluto de los convenios ya sea de colectivos cualificados o no cualificados y esto aplicando rigurosamente la ley sino esto sera cada vez peor ya que se no se puede soportar está devaluación del trabajo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.