Las renuncias de Podemos para pactar con Pedro Sánchez los presupuestos

El acuerdo se anunció el miércoles a última hora del día: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias habían llegado a un pacto para sacar adelante los presupuestos generales de 2019. Un acuerdo necesario, después de la negativa ya anunciada de Partido Popular y Ciudadanos a las cuentas presentadas por Pedro Sánchez. El Ejecutivo de Sánchez tendrá que presentar las líneas generales de los presupuestos el próximo lunes 15 en Bruselas y para ello era necesario un apoyo previo.

El “sí” llega después de la negativa dada por Podemos y anunciada por Pablo Echenique en rueda de prensa. Los de Iglesias habían puesto encima de la mesa una batería de 20 medidas a cumplir en los presupuestos generales a cambio del apoyo de los morados a las cuentas de Sánchez. Podemos ha conseguido mejoras en ciertos ámbitos, aunque ha habido renuncias importantes en esta negociación.

Publicidad

Salario mínimo a 1.000 euros

La exigencia de Podemos era establecer el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 1.000 euros. El acuerdo final entre ambas formaciones ha rebajado la cifra a los 900 euros, lo que supone un aumento en 164 euros del salario mensual. Esta subida salarial se ha convertido en la batalla principal en las negociaciones entre socialistas y morados.

Publicidad

Derogación de las reformas laborales de Rajoy y Zapatero

En el documento de las veinte exigencias de los de Iglesias para apoyar los presupuestos generales para 2019 se encontraba la derogación de las reformas laborales firmadas por los anteriores presidentes del Gobierno: Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero.

DOCUMENTO: Acuerdo presupuestario para los PGE 2019

El logro de los de Podemos se ha quedado a medias, puesto que en el documento signado por ambas partes no se establece la derogación completa de ambas reformas, sino la modificación de ciertos aspectos. En concreto, “los más lesivos” y que afectan a materias de negociación colectiva y en la reducción de la dualidad entre trabajadores indefinidos y temporales o la revisión de los contratos de obra y servicio.

Derogación de la Ley Mordaza

La Ley de Seguridad Ciudadana era otro de los puntos esenciales en las exigencias de Podemos. A pesar de que no han conseguido un acuerdo para la derogación de esta restrictiva legislación, sí se ha sentado un acuerdo para la modificación de algunas cuestiones. El acuerdo presentado por Sánchez pretende desbloquear la comisión de Interior creada para la modificación de esta legislación, a petición del PNV y que incluye entre otros cambios: garantizar el derecho de reunión, el registro sólo en casos concretos, establecer la excepcionalidad de la identificación en comisaría, el establecimiento de sanciones en función de la capacidad económica, o la garantía de que los agentes lleven una identificación clara y siempre visible.

El SAREB, banca pública

En el documento de exigencias de Podemos se establecía “blindar el carácter de banca pública de la SAREB o de las cajas previamente nacionalizadas”. Un acuerdo que ha quedado a medias, puesto que el compromiso del Gobierno de Sánchez es la creación de un plan de actuación del SAREB para establecer acuerdos con comunidades autónomas y ayuntamientos y facilitar el alquiler social de vivienda vacía.

Cierre de los CIE

El cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, CIE, calificadas como “cárceles para migrantes” era otro de los puntos clave en el acuerdo de Podemos si Sánchez quería el “sí” de los de Iglesias. En el acuerdo signado por Sánchez e Iglesias no se menciona acuerdo alguno sobre los CIE, ni sobre la negociación de cierre, ni sobre una modificación.

Ley de vivienda de la PAH

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca presentó a inicios de septiembre una propuesta de ley que buscaba el derecho a la vivienda, tras conocerse la cifra de más de 700.000 desahucios en materia hipotecaria y de alquileres. El uso de esta legislación creada por la plataforma era otro de los puntos clave para conseguir el acuerdo con Iglesias y al que han renunciado en la firma del acuerdo para la aprobación de los PGE.

La proposición de ley de la PAH contemplaba, entre otras medidas, la dación en pago o el establecimiento de alternativa habitacional antes de producirse un desahucio. El acuerdo firmado finalmente por Iglesias y Sánchez no contempla puntos como estos.

Reducción de las jornadas laborales “para impulsar la igualdad en los cuidados”

Otro de los pilares de las exigencias de Podemos era la reducción en las jornadas laborales para poder revertir las desigualdades en materia de cuidados. A pesar de que el documento firmado por Sánchez e Iglesias sí contempla medidas en materia de igualdad como la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, no alberga una posible reducción de las jornadas laborales.