Los paraísos fiscales o las guaridas financieras, el juego sucio contra tu bolsillo

  • El 3 de abril es el tercer aniversario de los Papeles de Panamá y el Día Mundial contra los Paraísos Fiscales.
  • Organizaciones como Oxfam y ATTAC tratan de concienciar de la necesidad de acabar con estas “guaridas financieras”, cuya existencia alimenta un fraude fiscal de 90.000 millones de euros al año tan solo en España

El próximo 3 de abril se cumplen tres años de los Papeles de Panamá, la filtración de documentos de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, que trascendió a más de un centenar de medios de diversos países y destapó el fraude fiscal cometido por líderes de todo el mundo. Esa es la fecha elegida por el Foro Social Mundial para celebrar cada año el Día Mundial contra los Paraísos Fiscales. De cara a esa jornada de denuncia, organizaciones y colectivos tratan de concienciar de la necesidad de acabar con estas “guaridas financieras”, cuya existencia alimenta un fraude fiscal de 90.000 millones de euros al año tan solo en España, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Un paraíso fiscal pueden ser centros financieros como la City de Londres, micro-estados como San Marino o estados fuertes como Suiza. Se dedican a hacer opacos los movimientos financieros de las empresas o permitir actuaciones financieras que son delictivas de acuerdo a las legislaciones de otros países. En definitiva, son territorios o espacios cuya función es atraer a “los capitales que buscan opacidad o quieren evadir impuestos, o aquellos que buscan ambas cosas”, resume a Cuartopoder.es Ricardo García, miembro de ATTAC y de la Plataforma por la Justicia Fiscal.

Sin embargo, no todos los territorios o espacios de jurisdicción que se dedican a realizar esta serie de actividades son reconocidas como paraísos fiscales por la propia UE. Esta semana los ministros de finanzas de Europa han engrosado su lista negra de paraísos fiscales, con la que incentivan a estos territorios a cambiar sus normas de acuerdo a las leyes internacionales. En esta última revisión se han añadido Barbados, Emiratos Árabes Unidos o Islas Marshall hasta pasar de cinco a 15 países. Bruselas también tiene “una lista gris” con aquellos países que “ya han tomado pasos positivos” compuesta por más de 30.

Publicidad

Lugares como Guernsey, Hong Kong, la Isla de Man, Jersey o Panamá han desaparecido de las listas de la UE aunque son “algunos de los territorios más agresivos del mundo” y han protagonizado escándalos como los Papeles del Paraíso y los Papeles de Panamá, han denunciado desde Oxfam Intermón. La ONG critica además que no se encuentren en la la lista negra territorios como Chipre, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Los Países Bajos, ya que corazón de Europa se encuentra “un tercio de los 600.000 millones de dólares que se calcula que las multinacionales trasladaron a los paraísos fiscales en 2015”.

¿Cómo perjudican a la ciudadanía los paraísos fiscales?

Se calcula que ahora mismo hay más de 6 billones de riqueza oculta en paraísos fiscales. La cifra supone más de cinco veces el PIB de España. Ese es dinero que se escapa de las arcas públicas que podría financiar servicios básicos como sanidad y educación. Según Oxfam Intermón, la evasión y elusión fiscal de las grandes empresas provocó que Francia, España, Italia y Alemania dejaran de recaudar cerca de 35.000 millones de euros tan solo en 2015.

En el caso de España, la existencia de estos paraísos fiscales que fomentan la corrupción y el fraude fiscal es especialmente sangrante. “Una de cada seis familias de clase media cayó en la pobreza, y no ha salido pese a la recuperación económica que ha favorecido cuatro veces más a los ricos”, recuerda Oxfam. Actualmente contamos con 617.000 hogares sin ningún tipo de ingreso al no existir, a diferencia de otros países, un sistema de garantía de ingresos de cobertura universal, recuerda la ONG.

“Las consecuencias son evidentes: cuando no pagan quienes deben pagar el Estado recorta y tira de lo más fácil para financiar la educación y la sanidad, que son las nóminas de la ciudadanía”, explica García. “También aumentan el IVA, que es peor por ser impuesto indirecto ligado al consumo que pagan más quienes menos tienen porque va ligado a los productos de primera necesidad, que abarcan casi todos los ingresos de estas personas. Los ricos destinan al IVA una pequeña parte de lo que ingresan”, detalla.

¿Qué pasos tendrían que darse?

Se han dado algunos pasos en este sentido en la UE. Los esfuerzos significativos han venido desde el Parlamento Europeo, donde se ha establecido el Comité Tax3 contra el fraude fiscal de la UE y cuyo informe ha sido enmendado por el grupo parlamentario de izquierdas GUE/NGL con cuestiones como equiparar la planificación fiscal agresiva a la evasión fiscal o incorporar la necesidad de llevar a cabo un análisis exhaustivo sobre los tratados fiscales de la UE. La votación plenaria será a finales de marzo.

Sin embargo, organizaciones como ATTAC demandan tambiénque los datos de las multinacionales sobre sus lugares y niveles de producción, además de sus costes y su facturación, se conviertan en información pública. Para luchar contra el fraude fiscal sería necesario que los datos estuvieran desglosados “país por país”.

Oxfam Intermón, de cara a las próximas elecciones generales, pide que en España se desarrolle “un plan de urgencia contra el fraude fiscal, en el que se incluya una lista negra española de paraísos fiscales actualizada, elaborada sin interferencias políticas”. También exigen que los Gobiernos de la UE fortalezcan sus mecanismos para elaborar la lista negra de paraísos fiscales y que se haga “un seguimiento de las reformas fiscales que apliquen a los lugares de la lista gris para garantizar que sean efectivas".