Los jugadores de apuestas online se duplican en los últimos 4 años

  • La franja de edad que más juega online es la comprendida entre los 18 años y los 45. Los menores de 25 años que jugaron en 2018 fueron cerca de 400.000
  • Las apuestas es el juego en el que participa un mayor número de gente. Un total de 1.142.487 jugadores en 2018, más del doble que hace 5 años, en 2014
  • El acuerdo de programa entre PSOE y Unidas Podemos incluye medidas para la “regulación urgente de los juegos de azar para prevenir y frenar la ludopatía”

0

Que la proliferación de casas de apuestas en nuestras ciudades es un problema a abordar de forma urgente es difícil de negar. Desde colectivos sociales, profesionales y algunos partidos políticos se han venido esforzando en visibilizar este tema durante los últimos tiempos. Pero quizás más desapercibido pasa el juego online. Cualquier persona, con una simple conexión a internet, puede apostar dinero en diferentes juegos. Los datos de jugadores impresionan. En España hay cerca de 1,5 millones de personas que apuestan por internet. Y es una cifra que ha crecido casi un 80% desde 2014. Es decir, hay casi el doble de jugadores que hace 5 años. Y dentro de ellos, las apuestas reinan. Las personas que apuestan por internet se han duplicado entre 2014 y 2018. Así lo refleja el último informe “Análisis del perfil del jugador online”, elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda.

Los últimos datos, de 2018, sirven para reflejar la tendencia del sector. Cabe destacar que las franjas de edad que más juegan son las comprendidas entre los 18 años y los 45. De este modo, los menores de 25 años que jugaron en 2018 fueron cerca de 400.000 (26,9%). Por su parte, los jugadores de entre 25 y 35 años fueron 508.000 (34,41%) y los de entre 35 y 45 llegaron hasta los 326.000 (22,12%). Hay que destacar que el número de jóvenes entre 18 y 25 años que apostaron en 2018 aumentó un 12,57% respecto al año anterior.

Publicidad

En cuanto a las cifras globales, los datos del informe señalan que, exactamente, jugaron online en 2018 un total de 1.476.385 personas. En 2016 quedaron registradas 1.303.513 personas mientras que en 2017 fueron 1.394.949. Si miramos a los años anteriores, en 2014 el mismo informe destacaba que a lo largo de ese año participó un total de 824.026 jugadores. Es En 2015 se alcanzó la cifra de 985.333 jugadores. Por otro lado, en 2018 hubo más de 300.000 que probaron esta actividad por primera vez.

Publicidad

También queda constancia de que el gasto medio anual por persona aumenta. Si en 2016 esa cifra era de 306 euros, en 2018 subió hasta los 449 euros. La cifra total de dinero apostado alcanza los 1.774 millones de euros, un 27% más que en 2017. En cuanto al tiempo medio de actividad de cada persona es de 4.9 meses jugando.

Los datos dejan también claro el hecho de que en este tipo de juegos participan mayoritariamente hombres. Solo un 16,75% de las personas que jugaron online en 2018 fueron mujeres. Un total de 247.291 frente a los 1.229.094 hombres. Las mujeres además gastan bastante menos de media, 276 euros, según el informe. En todo caso el número de mujeres apostando también subió de 2017 a 2018, concretamente un 17,6%.

Por segmento de juego en las apuestas es en el que participa un mayor número de gente. Un total de 1.142.487 jugadores. Aumenta un 6% respecto al año anterior. Y más del doble respecto a 2014, fecha de los primeros datos registrados. Ese año fueron 497.717 jugadores. No obstante, los jugadores de casino online son los que mayor aumento alcanzan este año, un 21,2%. Obviamente, por segmento de juego, las apuestas ocupan la primera posición en todas las franjas de edad durante 2018. El segundo juego más popular es el casino, con 574.862 jugadores. Le siguen el póker, con 350.658 personas y finalmente el bingo, que contó en 2018 con 101.686 participantes.

Por meses, junio, con 648.516 jugadores, fue el que más actividad registró. Agosto fue el que menos, seguramente por la menor presencia de eventos deportivos. El informe también refleja datos de depósitos y retiradas de dinero por métodos de pago. El más usado es el tarjeta bancaria, con un 70,7% de movimientos. Le siguen el monedero electrónico, con un 18,2% y los métodos prepago, con un 8%.

Las apuestas no paran de crecer

Paralelamente a este informe, la DG de Ordenación del Juego también publicó a finales del año pasado su último informe trimestral, el del tercero, del año 2019. En él se refleja que siguen aumentando los jugadores en apuestas.

De este modo, este segmento de juego tuvo una tasa de crecimiento respecto al trimestre anterior del mismo año de un 16,56%. Esta variación se debe principalmente a las apuestas deportivas, que aumentaron un 43,94% de un trimestre a otro. Respecto al mismo trimestre de 2018 el crecimiento es un 3,2%.

El casino, por su parte, ha experimentado un decrecimiento del 3.9% respecto al segundo trimestre de 2019 pero ha aumentado en un 9,2% sobre lo registrado en el mismo trimestre de 2018. El bingo ha crecido un 4,98% respecto al trimestre anterior y un 1,06% comparado con el mismo período del año anterior. Por último, el póker aumentó un 5,77% respecto al segundo trimestre y un 3,3% sobre 2018.

Uno de los hechos destacados del trimestre, según el informe, es el inicio de actividad de 5 operadores de juegos nuevos durante el trimestre. En total, hay 80 operadores con licencia actualmente en nuestro país.

¿Papel del nuevo gobierno?

Sobre el papel, la llegada del nuevo Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos debería ofrecer algunos cambios en la regulación sobre el juego. En el acuerdo de programa presentado previamente a la investidura se le dedica una parte importante bajo un epígrafe que señala: “Regulación urgente de los juegos de azar para prevenir y frenar la ludopatía”.

Entre las medidas contempladas se encuentra la regulación de la publicidad de juegos de azar y apuestas en línea similar a la de los productos del tabaco. Otra de las medidas de impacto es evitar que los locales de apuestas puedan abrir antes de las 22.00 y que se limite su proximidad a centros escolares. “Estableceremos la obligación de que los locales de juego y apuestas abiertos al público cuenten, en su entrada, con un cartel de advertencia sobre los peligros de la ludopatía, con un contenido y proporciones análogas a los que aparecen en las cajetillas de tabaco”, añaden también.

“Reorientaremos la tasa por la gestión administrativa del juego que pagan los operadores en línea con el fin de destinar un porcentaje a iniciativas preventivas, de sensibilización, de intervención y de control, así como de reparación de los efectos negativos producidos por la actividad del juego”, destacan.

Las competencias sobre el juego recaerán en manos del coordinador general de IU, Alberto Garzón, que llevará la cartera, de nueva creación, de Consumo. IU, al igual que el resto del grupo parlamentario de UP, se ha mostrado crítica durante la pasada legislatura con el papel del Gobierno en funciones ante esta problemática. De hecho tachó de “vergonzosa” una respuesta suya. Pedro Sanchez hizo mención a los problemas de ludopatía que generan estas actividades durante la sesión de investidura así que se espera un cambio de rumbo. De  momento, el nombramiento de Garzón y las medidas que incluye el acuerdo ya genera inquietud en las empresas del sector.

Leave A Reply

Your email address will not be published.