El uranio español será francés

5

A los que empezamos a ir al colegio en tiempos del dictador bajito se nos enseñaba con orgullo no disimulado que España poseía una de las mayores reservas de uranio del mundo, y que en cuanto se acabara el petróleo, algo que era cuestión de pocos años, el mundo entero se volvería hacía la piel de toro implorando combustible y, justo en ese momento, volveríamos a liderar el mundo como en tiempos de Felipe II, pero dejando que sol se pusiera sobre nuestros dominios cuando le diera la gana. Como nadie sabía en realidad lo que era el uranio ni estaba afiliado a Greenpeace el cuento funcionaba relativamente bien. Con el uranio y alguna victoria más en Eurovisión, los americanos podían echarse a temblar.

El caso es que uranio había, efectivamente, aunque  en concentraciones muy pobres y ha existido una empresa pública, Enusa, que lo ha extraído hasta el año 2000, cuando el precio cayó en picado en los mercados internacionales y se cerraron todas las minas, incluida la explotación de Saelices el Chico en Salamanca, ya que resultaba más rentable adquirirlo en el mercado y satisfacer la demanda de las nucleares españolas, para las que Enusa actúa como una central de compras.

Quizás por eso, pasó casi desapercibido un acuerdo del Consejo de Ministros de mayo del pasado año por el que se adjudicaba el 90% los derechos de explotación de las minas estatales de uranio a una desconocida empresa australiana denominada Berkely Resources, una firma radicada formalmente en Perth, que reconoce que su única actividad es la exploración de las reservas españolas de uranio.

El acuerdo es una privatización en toda regla, con varias fases. En la primera, Berkeley entregó cinco millones de euros a cambio del cuaderno de la mina, que es la base histórica de la explotación de Mina Fe, el principal yacimiento salmantino. A partir de ahí, se abría una fase de 18 meses en la que la australiana ha analizado las reservas y ha estudiado su futura explotación. Dicha fase finaliza en noviembre de este año. La adjudicataria tiene ya decidido cumplir la segunda parte del trato, que consiste en un pago a Enusa de 20 millones de euros, con lo que los derechos de explotación serían suyos por espacio de 30 años, renovables hasta 90 años, y con ellos el uso de una planta de procesamiento del mineral (Quercus), que se encuentra en buen estado y en la que se trataban anualmente 950 toneladas de uranio. Dentro del pacto, Enusa se aseguraba recibir el 2,5% del valor de la producción y, supuestamente, se reservaba el derecho a participar en un 49% del negocio en una sociedad conjunta.

Sin embargo, nada de esto último se recoge en el último informe anual de la compañía. Sólo se afirma que Enusa retendrá el 10% de dicha sociedad, que recibirá el ya mencionado 2,5% del valor de lo producido, más otro 2,5% en concepto de arrendamiento de la fábrica de procesamiento. Y que la sociedad conjunta, en la que los australianos controlarán el 90%, asumirá la rehabilitación medioambiental de las explotaciones.

¿Qué sabemos de Berkeley? Pues que es una empresa con más directivos que empleados, participada por varios fondos de inversión y por la multinacional francesa Areva, con la que curiosamente ya tiene suscrito un acuerdo para la comercialización del uranio que salga de las minas españolas. Lo que equivale a decir que España ha adjudicado a Francia sus reservas de uranio por lo que queda de siglo. Para Francia, cuya producción eléctrica depende en un 80% de sus centrales nucleares, es vital asegurarse el aprovisionamiento y España, aunque en concentraciones hasta 200 veces menores que el mineral de otros países, tiene sobre el papel las segunda reservas del mundo.

Berkeley utiliza para sus trabajos en España a una filial, Minera del Río Alagón, y cuenta entre sus directivos con un ejecutivo español, José Ramón Esteruelas, quien fuera director general de Correos en el primer Gobierno de Aznar. A lo largo de 2009, la empresa realizó dos ampliaciones de capital con los que ha conseguido 13 millones de dólares, una cantidad más bien modesta pero que, según se afirma, permiten financiar los gastos de los estudios de viabilidad.

En su último informe trimestral de actividades, Berkeley reconocía que sus estudios “demuestran fuertemente la viabilidad técnica y económica del proyecto”. La compañía estima unos costes de producción de entre 26 y 29,65 dólares la libra para un precio del uranio estimado de 55 dólares. Cuenta, según precisa, con el apoyo institucional necesario para la reapertura de las explotaciones.

El precio del uranio ha experimentado un prolongado declive, que fue lo que aconsejó el cierre de las minas españolas. Durante unos años, el desmantelamiento del armamento nuclear soviético proporcionó combustible barato a las centrales nucleares europeas, pero en un futuro inmediato serán de nuevo las minas las que tengan que proporcionar el uranio suficiente. Ello y la apertura de nuevas centrales ya programada debería empujar al alza el precio del uranio. A Berkeley el acuerdo con Enusa le ha permitido triplicar en 2009 el valor de sus acciones. 

5 Comments
  1. krollian says

    Poca educación. mucho follón político, poca crítica ciudadana. Nos vamos a quedar en un par de décadas como vinimos al mundo. Menos los de ahí arriba que sean del partido que sean viven muy bien. Desde luego la cordialidad entre la banca y los partidos políticos mayoritarios de España es ejemplar…

  2. Suso M. says

    Esperemos que no dejen la mierda (desechos) en España. Es muy dado este tipo de conducta. En Asturias, la empresa que lleva las minas de oro, aparte de que se quería marchar antes de tiempo (subvenciones) y dejar el mercurio por ahí, ahora traen mineral de oro de canada para refinarlo aquí en las piscinas de mercurio. Lo mismo hacían los japoneses en brasil, sacaba y refinaba aluminio en brasil, llevandose los lingotes limpitos y dejando la mierda (que es mucha) en otro país.
    No tropezarán y caerán en una balsa de esas, no.

  3. devastador says

    La tal Berkeley es una empresa indigna, sus dos últimos directores facultativos y consejeros delegados han dimitido por no estar de acuerdo con sus técnicas seudomafiosas. Á los únicos que crea empleo es a los extranjeros que traen bien pagados. Gentuza como esta debería estar fuera de España.

  4. dmc runner says

    parece que Areva se salió del accionariado de Berkeley Resources en febrero de este año
    http://www.berkeleyresources.com.au/announcements/

    ver documento del 12 de febrero.

    la pregunta es, a la vista de la coherencia estratégica de lo que planteas en este artículo, ¿qué otro sentido tendrían la salida de Areva más allá de que esta explotación es inviable económicamente?

Leave A Reply

Your email address will not be published.