Zapatero dejó claro a Gómez que se va a implicar personalmente en las primarias

2
Tomás Gómez, junto con la portavoz del PSM en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, el pasado día 6. / Efe

Madrid será el escenario de la primera confrontación interna de José Luis Rodríguez Zapatero desde que llegara, hace 10 años, a la secretaría general del partido. Su voluntad de implicarse personalmente en la batalla de las primarias quedó clara durante la reunión que mantuvo el pasado sábado con Tomás Gómez en La Moncloa.

El secretario general del PSM abandonó el complejo presidencial con la convicción de que su rival no va a ser realmente Trinidad Jiménez, sino el propio líder del partido, y no sólo porque éste hiciera patente su apuesta por la Ministra de Sanidad –“tiene un mensaje más fresco y más atractivo para la militancia y para los votantes”–, sino, sobre todo, por la contundencia con que expresó su voluntad de entrar en la batalla. Cuando Gómez le espetó: “Vas a perder las primarias en Madrid; no te metas en este lío”, el presidente, visiblemente molesto, replicó: “Eso no es nada comparado con otros líos en los que me he metido y he sacado adelante”, y le citó la reforma laboral o la próxima de las pensiones, según manifestaron a cuartopoder fuentes que conocen el contenido de la reunión.

Publicidad

En las dos horas que duró el encuentro, calificado de “muy tenso” por ambas partes, hubo también tiempo para esgrimir las encuestas: la interna, que sitúa a Trinidad Jiménez a sólo tres puntos porcentuales de Esperanza Aguirre, y la externa, en la que se apoya Gómez, que refleja un rechazo de casi el 50% a la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Inminente remodelación del Gobierno

Pero además de las palabras, están los hechos que obligatoriamente han de producirse. Zapatero modificará la agenda prevista para la remodelación del gabinete con el fin de adaptarse al calendario de Trinidad Jiménez. Antes del 21 de septiembre, fecha en la que expira el plazo de presentación de candidaturas a las primarias, deberá haber sustituido a la Ministra de Sanidad, aunque nadie en el partido duda de que aprovechará esta circunstancia para hacer una remodelación más profunda de su Gobierno. Entre los dirigentes socialistas madrileños consultados por este periódico existe la convicción de que el cambio de ministros es inminente.

La firme determinación de Zapatero de ganar la batalla interna de Madrid le llevó a activar el mismo sábado la maquinaria de Ferraz en defensa de sus intereses y los de su candidata. La persona elegida para llevar las riendas de la campaña desde la sede federal no es la secretaria de Organización, Leire Pajín, obligada a mantener una actitud de neutralidad, sino el secretario de Ciudades y Política Municipal, Antonio Hernando, quien se ha visto forzado a suspender sus vacaciones para hacerse cargo de esta tarea.

Hernando dirigirá la orquesta desde Ferraz

Hernando –un nombre que empieza a sonar con fuerza como futuro responsable del partido en Madrid– ha comenzado a llamar, uno por uno, a los secretarios de las agrupaciones de la capital y a los alcaldes de las localidades más importantes. En su complicada tarea contará con la estrecha colaboración de una gran conocedora del socialismo madrileño, como es la secretaria de Política Internacional de la Ejecutiva Federal, Elena Valenciano. Y también echará una mano el ministro de Fomento, José Blanco, en reuniones discretas con algunos de los pesos pesados del PSM.

Como Gómez no quiere quedarse atrás, sino “ir por delante en todo”, según cuentan sus partidarios, ha impartido directrices para que se constituyan comités de primarias extraoficiales en cada agrupación importante y se comiencen a pedir avales para su candidatura. De esta forma, Jiménez tendrá más complicado –nadie duda de que lo logrará– conseguir las firmas  estatutariamente fijadas para concurrir a las primarias: el 15%.

El posicionamiento de los alcaldes

Además de medir sus fuerzas en la capital, las dos partes intentan atraer a sus filas a los alcaldes de las grandes localidades. En este momento están divididos casi a partes iguales entre los dos futuros candidatos. Del lado de Gómez se han posicionado los de Alcorcón (Enrique Cascallana), Parla (José María Fraile) y Pinto (Juan José Martín); a favor de Jiménez, los de Getafe (Pedro Castro), Collado Villalba (José Pablo González) y Fuenlabrada (Manuel Robles); los dos últimos, alineados en el sector del ex secretario general, Rafael Simancas, en el que se apoyará inicialmente la Ministra de Sanidad para lograr su objetivo. Simanquista reconocido es también el secretario de las Juventudes Socialistas de Madrid y diputado nacional, Daniel Méndez, aunque se da por descontado que la confrontación interna también provocará fisuras en la organización juvenil. Ocurrirá lo mismo en algunas grandes agrupaciones: un ejemplo claro es Fuenlabrada, donde su alcalde –favorable a Jiménez– tendrá enfrente a su predecesor y hoy secretario general, José Quintana.

También hay indecisos: el más significado, el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, quien deshoja la margarita entre ambos candidatos, aunque en sus declaraciones públicas no ha rechazado de plano una candidatura impuesta por la Ejecutiva Federal.

Poco queda para saber dónde está cada uno. Las posiciones comenzarán a quedar claras en lo que resta de agosto, antes de afrontar un mes de septiembre especialmente intenso con una campaña de elecciones primarias –se solapará con la de la huelga general del día 29– que comenzará el 26 y se prolongará hasta el 3 de octubre. Ese día sabremos quién es el rival socialista de Esperanza Aguirre y, sobre todo, si Zapatero ha ganado o ha perdido la batalla de Madrid.

2 Comments
  1. el3azzi says

    Uno desde fuera ve todo el proceso que ha desenvocado en las primarias en el PSM y piensa 3 cosas.
    Primero: ¿Alguién se está acordando de los ciudadanos, de sus problemas, de la razón por la que existen las elecciones?
    Segundo: Las primarias van a provocar un gran daño al PSOE porque va a reabrir viejas heridas y crear nuevas fisuras.
    Tercero: Lo más curioso de todo y además favorable es que los medios de comunicación han vuelto a acordárse de la existencia del PSM y de los socialistas en Madrid, esto aunque sea en unas raras circunstancias, es de agradecer porque le dará mayor notoriedad a quen surja como candidato e incluso dará más visibilidad a las ideas y propuestas de los socialistas madrileños. Espero que así sea por el bien de la Comunidad.

  2. celine says

    Va a empezar a caerme bien Gómez, hombre. A pesar de.
    Es inevitable acordarse de la pantomima de primarias, años ha, que liquidó a Borrell, y de esa imagen en el Parlamento, en la que Almunia -su rival- quería evitar a toda costa que el político catalán saliera al estrado a soltar su discurso, obligándole a saltar sobre su silla parlamentaria. ¿Lo recordías? Patético.

Leave A Reply

Your email address will not be published.