Dirigentes del PP piden a Rajoy más visión "de Estado y de futuro"

3

Hubo un tiempo en el que José Luis Rodríguez Zapatero negaba la existencia de una crisis económica, mientras Mariano Rajoy reiteraba que la economía española estaba al borde de la quiebra y le exigía, sin demasiada concreción, que acometiese reformas estructurales de un cierto  calado para afrontar la que se nos venía encima. Y se nos vino encima. Entonces, Zapatero tuvo que fajarse y empezar a recortar gastos de aquí y de allá y remangarse para luchar contra la crisis de la forma más impopular: recortando derechos y logros sociales a los ciudadanos, muchos de ellos votantes socialistas. De aquellas reformas pendientes, el PP sólo quiso entenderse con el Gobierno en las relativas a apoyar, reformar y reforzar el sistema financiero español.

Pero más allá de los bancos y Cajas de Ahorros, en el PP se impone la doctrina Arriola, inventada por el consejero áulico de Rajoy, Pedro Arriola, que consiste en dejar cocerse a Zapatero, al Gobierno y al PSOE en su propia salsa, ligada a base de errores, descoordinaciones e indecisiones. La idea es que el PSOE caiga por la impericia del Gobierno, no por la “ilusionante” alternativa que pueda ofrecer el PP. La estrategia funcionó tanto que ha colocado al PP hasta 18 puntos por delante del PSOE, según las últimas encuestas publicadas. Con tamaña ventaja y la convicción de que la victoria de Rajoy es inexorable, dirigentes del PP  han empezado a alzar la voz para reclamar a Mariano Rajoy que ya es hora de participar en algunas de las reformas pendientes en las que trabaja el gobierno Zapatero. Creen que la victoria del PP está garantizada y que, cuanto más pueda adelantar el PP en la puesta en marcha de esas reformas (que seguirán minando la maltrecha imagen de Zapatero y del gobierno) menos tarea tendrá por delante cuando llegue a la Moncloa y menos desgaste para la imagen de su futuro gobierno. Por otra parte, cuanto antes se apliquen las reformas, antes podrán vislumbrarse sus efectos.

Un dirigente regional del PP lo resume con estas palabras: “Si Mariano tiene un poco de visión, no ya de Estado, sino de futuro, tiene que apoyar algunas de las reformas pendientes que debe acometer el gobierno, porque si no, las tendrá que hacer él cuando gobierne”. No es una reflexión que este dirigente haya compartido solamente con cuartopoder.es. “Le he dicho a Rajoy -asegura-, que es poco inteligente poner chinas a algunas reformas que tenemos que hacer, nos gusten o no. Y me consta que no soy el único que se lo ha comentado, aunque sea de manera informal”. Pero, por el momento, el presidente del PP ha hecho caso omiso a esos consejos de sus correligionarios. Su confianza sigue depositada en Pedro Arriola.

Otro dirigente regional coincide en que sería bueno que PSOE y PP acordasen una serie de reformas y modificaciones legales para salir de la crisis, pero argumenta que “a estas alturas de legislatura ya no hay ambiente para ese Pacto de Estado”. De hecho, “en la reunión previa a la celebración del reciente Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la que el partido (PP) convocó a nuestros consejeros autonómicos de economía y finanzas- asegura este dirigente popular-   Cristóbal Montoro vino a decirles que no se preocupasen demasiado por su desviación del déficit y las medidas que podía tomar el gobierno central contra ellos, porque Zapatero tenía los días contados”. Según algunos de los asistentes a esa reunión, celebrada el pasado 24 de noviembre, “se llegó a barajar la posibilidad de que Zapatero no pasase de estas Navidades, si se producía una intervención de España por parte del BCE”. Pero esa hipótesis, que barajó internamente el PP, no se produjo; llegó el nuevo paquete de reformas, presentado por el Gobierno y la posterior estabilización de los mercados de deuda. Descartado ese supuesto y asumido de nuevo que no habrá adelanto electoral, se vuelven a escuchar esas voces que piden a Rajoy que allane su propio camino a La Moncloa y sea permeable y colaborador con algunas de esas reformas pendientes. Pero, por ahora, ese cambio de actitud que algunos reclaman a Rajoy, ni está ni se le espera.

3 Comments
  1. Delegado Provincial says

    Arriola nos hundirá a todos pero Mariano seguirá con él. El PP no ganará las próximas elecciones; las habrá perdido el PSOE. Democracia y Libertad en el PP http://www.democraciaylibertadpp.es : Regeneración en el PP, ya. Desde aquí, queremos denunciar a todo el mundo, el gran deterioro de valores, principios e ideas que están llevando a nuestro partido. No tenemos democracia dentro del Partido Popular. Juntos podemos hacer una rebelión contra la deriva del PP. Queridos militantes, simpatizantes y votantes, unámonos todos a la Plataforma Nacional Democracia y Libertad en el PP.

  2. Jose says

    Rajoy debe tener en cuenta al refranero y poner sus barbas enb remojo viendo cómo los ciudadanos ingleses le rascan las suyas a Cámeron por el recorte de gastos sociales iniciado estos días.

    Coómo ZP renuncie a presetantgarse por tercera vez y le sustituya rubalcaba, está jodido. Su tercera derrota será inevitable.
    Pedro Arriola debe ser hermano de la Lechera del cuento y Rajoy,su primo.

  3. Paisano Gallego says

    Pedir a Rajoy sentido de Estado es tanto como pedir peras al olmo. El pobre «ándalle escaso de sentidiño», como todo el que habla de cuerda en casa de ahorcado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.