Cascos se siente traicionado por Rajoy y promueve un cisma en Asturias

2
Francisco Álvarez-Cascos muestra las denuncias por los ataques recibidos que presentó al Comité de Derechos y Garantías del Partido Popular, durante su comparecencia ante los medios, ayer, en Oviedo. / Alberto Morante (Efe)

Año nuevo, problemas viejos para la derecha. Francisco Álvarez-Cascos no ha perdido ni un minuto desde que el Comité Electoral Nacional del PP, que preside el ex ministro de Agricultura Miguel Árias Cañete, confirmó a la concejala de Oviedo Isabel Pérez-Espinosa como candidata a la presidencia de Asturias en las elecciones del 22 de Mayo y le dejó en la estacada. Si el 1 de enero se dio de baja en el PP, ayer, domingo, en una concurrida rueda de prensa anunció que está “en disposición” de presentarse a la presidencia del Principado “con un equipo organizado y con vocación de trabajo”, y pidió a los cuadros del partido que sean valientes y le sigan.

Como la rueda de prensa era para explicar las razones que le han llevado a abandonar el PP, del que fue secretario general con José María Aznar y gracias al cual alcanzó la vicepresidencia primera del Gobierno y después se mantuvo como ministro de Fomento, no aclaró si formará un partido regionalista o se presentará con alguna marca preexistente o como independiente. Sólo reiteró que se mantiene dispuesto a intentarlo y añadió que la aventura no dependerá sólo de él sino de un conjunto de ciudadanos deseosos de “recuperar el orgullo de ser asturiano”.

Publicidad

Cascos reprochó al presidente del PP, Mariano Rajoy, cuyo nombre no llegó a pronunciar, que haya ignorado a “más de 7.000 afiliados, alcaldes, concejales, diputados regionales y docenas de cargos” que apoyaron su candidatura y le acusó de haberle traicionado, no sólo por no defenderle de los insultos y descalificaciones procedentes de personas alineadas con su adversario interno, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, sino, sobre todo, por no haber cumplido su palabra. Según Cascos, Rajoy le dijo el 17 de septiembre que creía que él debía ser el candidato. “Ha quedado meridianamente claro que a la dirección del PP, Asturias le importa un comino”.

A partir de ahí lanzó un mensaje a sus seguidores: “Estaba disponible y sigo disponible”, aunque les dijo que las circunstancias han cambiado y que han de ser ellos los que demuestren “la ilusión y la valentía” necesarias. Toda una invitación a la escisión en el PP en aras, por supuesto, del patriotismo astur para que la región salga del “desencanto y agarrotamiento” y vuelva a ser “un lugar de progreso como fue en su momento”. Según Cascos “hay cientos y miles de asturianos que no pueden hacer nada, aunque quieran, por su país; el reto gigantesco es devolver a nuestro país a la primera división de la política y de la economía españolas, es un gran reto, pero estoy en condiciones de intentarlo”.

Cascos no defraudó los pronósticos de algunos dirigentes del PP que interpretaron su baja como el primer paso para formular su propio proyecto, y, según algunas personas que le han apoyado, se dedicará intensamente a buscar apoyos económicos y mediáticos, y compromisos personales durante el mes de enero y anunciará en pocas semanas si constituye un partido o una agrupación de electores. Su objetivo es ganar tiempo y acreditar un grado de aceptación popular que le permita romper, pueblo a pueblo y concejo a concejo, la indecisión de valiosos dirigentes locales de su antiguo partido y atraerlos al nuevo proyecto.

2 Comments
  1. el andaluz says

    Los pulsos de mano en política siempre tienen consecuencias.Aunque el PP tenga un horizonte halagüeño, esta situación le puede perjudicar más que beneficiar.Cascos no es cualquiera y no se va a rendir fácilmente y Rajoy no va a poner freno a su estrategia.Ante esta lucha de titanes veremos en las próximas semanas el desenlace.Si Aznar no lo remedia entonces veremos quien es el vencedor.

  2. AntonioD says

    Lo lógico es que Aznar lo remedie y se ponga al frente del pelotón: Aguirre, Cascos, Mayor y Sangil. ¡Prensa y TVs para halagarles no les faltarán!

Leave A Reply

Your email address will not be published.