Así salió Alfonso XIII

3
El rey Alfonso XIII, junto al dictador Primo de Rivera, en una imagen de 1930. / Fotografía donada a Wikimedia Commons por los Archivos federales de Alemania.

La proclamación de la II República –de la que hoy se cumple el 80 aniversario– tras el triunfo de las fuerzas políticas republicanas en las elecciones locales del 12 de abril supuso la salida del rey Alfonso XIII hacia el exilio en Francia. El rey y su hijo mayor fueron trasladados en un buque de la Armada desde Cartagena hasta Marsella. La familia real fue evacuada en tren. Don Juan de Borbón, el tercer hijo del rey –designado después heredero de la Corona– y padre del actual monarca, Juan Carlos I, fue llevado desde San Fernando (Cádiz), donde realizaba el curso de Infantería de Marina, hacia Gibraltar. Los traslados se efectuaron sin violencia ni ensañamiento. Alfonso XIII recibió honores al desembarcar en Marsella. Nada que ver con la persecución a la que fue sometido el presidente de la República, Manuel Azaña, por los agentes de Franco y de Hitler  hasta el momento de su muerte en Montouban (Suiza).

El rey Alfonso XIII fue sacado la noche del 14 de abril de 1931 por una puerta secreta del Palacio Real que daba a los jardines del Campo del Moro. En las calles de Madrid la multitud aclamaba la República. El rey no sabía adonde le llevaban. Cuándo le dijeron que a Cartagena, preguntó: “¿Quién me ha empaquetado a mi para Cartagena?” Cuando se enteró de que le llevaban a Marsella pidió que le desembarcaran en Toulon. No le obedecieron. Antes de abandonar el barco, recibió honores militares y rompió a llorar.

Publicidad

Son algunos detalles de los nueve folios que escribió José Rivera y Álvarez de Canedo, el hombre encargado de sacar al Rey y depositarle sano y salvo en los muelles de Marsella. El relato original de Rivera, que era ministro de Marina, es una pieza histórica poco conocida que contribuye a despejar algunas leyendas urbanas. Los folios mecanografiados fueron entregados por su hija al contralmirante Julio Guillén Tato, al que las autoridades franquistas consideraron republicano, aunque después rectificaron y le dejaron de archivero de la Armada.

cuartopoder.es ofrece hoy en PDF el relato original sobre los detalles de la decisión adoptada por el conde de Romanones (Alvaro de Figueroa y Torres) y el presidente del Consejo de Ministros, el marino gaditano Juan Bautista Aznar y Cabana, de sacar al rey y entregar la jefatura del Estado al primer presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora.

3 Comments
  1. realidaz says

    Alfonso XVIII???

  2. Gustavo says

    Es curioso que Rivera escribiera en sus folios sobre Azaña….

  3. A Gustavo says

    No amigo Gustavo, el comentario es del autor. El rey salió con honores, a Azaña le persiguieron hasta el final.

Leave A Reply

Your email address will not be published.