Pablo, portavoz de los indignados: “No queremos que los partidos nos vendan al poder financiero"

6
Pablo, portavoz de turno de los acampados en Sol. / Luis Díez

Pablo estudia segundo curso de telecomunicaciones en la Universidad Carlos III.  Hoy le toca el turno de portavoz en la concentración de los “indignados” en el kilómetro cero de las Españas.

– ¿Le ves salida a la generación mejor preparada de la historia, que ahora empieza a ser la generación perdida?

Publicidad

– A título personal lo que veo es que en la Universidad se nos trata como si fuéramos tuercas; hay una gran máquina y cuando una tuerca se oxida y se rompe, la cambian con la gente nueva que sale. Yo promuevo que se fomente el pensamiento crítico de modo que los que estudiamos una ingeniería no sólo sepamos de lo nuestro; vivimos en sociedad y tenemos que ser humanos.

– La especialización interesa al sistema.

– La especialización nos transforma en robots.

– Veo que tienes una idea bastante clara de lo multidisciplinar y sentido de la solidaridad.

– Si.

– ¿Qué hay en este movimiento de internacionalismo solidario?

– Esto no va a pararse en España; estamos teniendo repercusión mundial. Queremos derechos para la gente, para esos mil millones de hambrientos que son víctimas de la especulación financiera sobre los productos básicos, el trigo, el arroz, los alimentos. Si hay gente que comparte nuestra opinión y está de acuerdo con nuestra denuncia en decenas de países, ellos mismos se están solidarizando. No se si eso es internacionalismo solidario, no proletario, porque nosotros estamos por encima de las clases sociales y de los esquemas tradicionales. Sabemos que tanto en España como en el mundo nos están escuchando.

– ¿De esta protesta debería salir una comisión negociadora con la banca, con Bruselas, con el Gobierno…?

– Este es un movimiento asambleario, se habla y se decide todo en asamblea. Obviamente, como cualquier persona, tengo mi opinión, pero soy portavoz y, con todo respeto, no puedo dársela a un medio de comunicación porque esto es un movimiento asambleario.

– ¿Lo que decida la mayoría?

– Claro; esto se habla en asamblea, irán pasando las cosas que se decidan en asamblea, y en función de eso hablaremos. Pero, por respeto, estamos intentando no dar ninguna opinión y remitirnos a dejar claras nuestras reivindicaciones y a decir que este es un movimiento en construcción por y para los ciudadanos.

 

Pablo (segundo por la izda.), ayer, junto a otros portavoces de los acampados en Sol. / L. D.

¿Y crees que, como dijo ayer la Junta Electoral, estaríais vulnerando el derecho a la libertad del voto en las elecciones del domingo?

– Nosotros no pretendemos coartar el voto ni inducir a la gente a que vote una cosa o no; esto es una iniciativa individual de cada uno; cualquier individuo puede participar; aquí no se está diciendo nada del voto; al igual que cualquier individuo puede participar aquí, cualquier individuo puede votar lo que quiera, porque es libre. ¿Qué pasa? Que se nos quiere politizar a toda costa. Pero no es así: somos un movimiento completamente apolítico, por y para las personas cansadas de una clase política que no trabaja para la ciudadanía.

– ¿Creéis que os están escuchando y que van a solicitar algún diálogo con vosotros?

–Hombre, de momento no sé si los políticos españoles nos están escuchando, pero sí sé que muchísima gente, tanto en España como en el mundo, nos está escuchando.

– ¿Cómo debería ser el sistema electoral?

– Lo que yo veo es que votamos cada cuatro años un gobierno, pero los poderes financieros votan cada día. Y claro, nos parece injusto, nos queremos hacer eco de este fenómeno y no queremos que los partidos políticos nos vendan a los poderes financieros porque estamos viviendo y sufriendo cómo los partidos nos venden a esos poderes y nos someten a unos recortes de derechos sociales que no se pueden tolerar.

– ¿Los poderes financieros están pisoteando a la sociedad?

– Sin ninguna duda. Si has leído el libro de Stèphan Hessel –y había muchos que opinábamos lo mismo mucho tiempo antes--, lo que no se puede tolerar es que aquí, tras derrotar al nazi-fascismo y construir los sistemas democráticos, con derechos civiles y sociales, con el Estado democrático y de derecho por encima de los poderes económicos, hayamos llegado a una situación en la que ahora mismo los poderes económicos están por encima del Estado y de las personas. Con ello, el Estado tiene poco margen de actuación y cuando actúa no lo hace en beneficio de la ciudadanía.

– Una pregunta obligada: ¿quién está detrás de este movimiento?

– Las personas, que se van sumando, la gente, los ciudadanos.

Un momento de la Asamblea de ayer en Sol. / L. D.

Son las 13:30 del jueves, 19 de mayo, San Pedro Celestino en el santoral. Mientras anoto las palabras del portavoz Pablo, de 21 años, vecino de Alcorcón, más de un millar de jóvenes sentados sobre los adoquines del kilómetro cero y de pie junto a los panzudos cuellos de botella del Metro de la Puerta del Sol, recubiertos de carteles con lemas tan diversos como “haz el amor y vuélvelo a hacer”, “no les votes, jódeles”, “papeles y derechos para todos”, “no seas borrico, esta democracia es de los ricos” –cada cual pega su ocurrencia–, se pronuncian contra la violencia, rechazan y maldicen el terrorismo, reclaman la expropiación de las viviendas que lleven diez años vacías, exigen que el suelo sea público, piden que las hipotecas queden satisfechas con la devolución de las viviendas, reivindican el derecho a la libre circulación, reclaman papeles para todos los seres humanos –sean inmigrantes y por emigrar–, se oponen a que se privatice el agua, el aire y hasta los vertederos, solicitan la supresión de las subvenciones a los sindicatos porque firman acuerdos perjudiciales para los trabajadores –eso dicen–, demandan que ningún político ni empleado del sistema reciba un sueldo público superior al salario medio ni tenga salario vitalicio. Van por el apartado quinto de los “derechos básicos”. La asamblea sigue. Unas beneméritas mujeres depositan una nevera portátil con alimentos. Unos policías a caballo controlan el panorama. Decenas de turistas, curiosos y reporteros sacan panorámicas. Un autobús de la Cruz Roja se ha estacionado en una esquina de la plaza para que los jóvenes donen sangre.

6 Comments
  1. Socrates says

    Me alegro mucho por la sociedad española que por fin estemos actuando.
    Este movimiento tiene ya varios nombres, pero perfectamente también se podría llamar ¡CIUDADANOS REALES YA!, (pues en el fondo es el mismo sentido que creo se quiere transmitir con la protesta: la apuesta real por los ciudadanos y su voz) ya que sobre todo, somos ciudadanos con derechos y obligaciones que precisamente reivindicamos ser ciudadanos realmente y hacer valer nuestra necesidad de participación y presión a los gobernantes políticos y poderes económico-financieros, todos ellos responsables de la crisis y del retroceso de nuestro modelo de vida social y del bienestar que tanto costó también lograr. HAY QUE VOLVER AL ESPÍRITU DE CIUDADANO DE LA ILUSTRACIÓN, así como hacernos ciudadanos con capacidad de análisis y espíritu crítico, sin dejarnos manipular como rebaños de ovejas. Además creo que este movimiento de España, muy civilizado, tendríamos que intentar contagiarlo al resto de países europeos, pues los problemas e indignación son comunes en gran medida en toda Europa, para hacernos oír más y estar más unidos, y que se escuche de una vez por todas en el mundo, que no queremos los ciudadanos doblegarnos y aguantar más este sometimiento y esclavitud económica impuesta por quien no es soberano para decidir

  2. Joan says

    Punto primero: la riqueza del país, sea cual fuere su titularidad, estará al servicio de los intereses generales. El capital no invierte sin rendimiento económico, y no le importa nada la sociedad. Deténganlo e inviertan en rendimiento social. La gente no puede seguir condenada a malvivir y desvivir angustiada.

  3. Aguila says

    Pura manipulacion, el descontento se manifiesta en las urnas. La democracia directa es cosa de la antigua Grecia, no es posible con las complejidades del mundo moderno. Si son de izquierdas exjjanle responsabilidades a Zapatero que es de izquierda. El desorden y el incumplimiento de las leyes, por mas justificadas de las quejas, hay que cumplirla.

  4. celine says

    Adquirir la conciencia de que somos marionetas en las manos de los poderosos negociantes (y puteros) es una esperanza. Que no es demagogia ni palabrería; que es lo que hay. Muy bien por esta protesta. Ojala contagie a las gentes del mundo (sobre todo, el anglosajón). Bien por la iniciativa de darnos la Puerta del Sol en directo. Felicitaciones a quien corresponda.

  5. ana says

    POR FIN !!!!

    QUE NO PARE !!!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.