¿Para qué sirven los 7 observatorios de la mujer que mantiene el Gobierno?

6
El presidente del Consejo Superior de Cámaras, Manuel Teruel, y la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, el pasado martes, tras la firma del convenio anual de colaboración para el desarrollo del Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres. / Efe

La diputada del PP Susana Camarero Benítez, que ha sido portavoz adjunta de la Comisión de Igualdad hasta el 24 de junio pasado, quería conocer antes de abandonar su responsabilidad cuántos observatorios de la mujer dependen de la Administración Central y cuál ha sido su actividad hasta el día de hoy. Su petición de datos no era cosa del otro mundo, pero el Ministerio de la Presidencia y, más concretamente, la dirección de relaciones con las Cortes, ha acabado reconociendo que no ha podido cuantificar la labor de los observatorios sobre las mujeres y que le irá mandando la información a medida que la reciba.

Los observatorios son una especie de prolongación de las comisiones. Si aparece un problema, se crea una comisión o una subcomisión para estudiarlo. Luego, para  conocer su génesis, etiología y evolución, se crea un observatorio. En lo referido a los problemas de las mujeres podemos decir que nunca han sido tan observados como ahora. Si nos atenemos a los datos que el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha podido servir a la diputada Camarero, la administración general del Estado cuenta con al menos siete observatorios.

Publicidad

Los responsables del Ministerio del Interior, por ejemplo, crearon el Observatorio de la Mujer en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en 2007, pero desde entonces sólo se ha reunido dos veces, una el 18 de julio de 2007 para constituirse y otra el 22 de enero de 2008 para aprobar un logotipo, una página web y proponer un borrador de reglamento.

El mismo departamento, del que es titular el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, autorizó en 2009 a la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, la creación de un Observatorio de las Reclusas. Desde entonces sólo se ha reunido en dos ocasiones, una el 14 de mayo de aquel año para promover acciones con algunas ONG y con universidades en beneficio de las internas y otra el 6 de julio del año pasado.

Mayor actividad en número de reuniones, conferencias, actos, viajes e intercambios ha registrado el Observatorio de la Mujer en las Fuerzas Armadas, que creó José Bono cuando era ministro del ramo e impulsaron sus sucesores José Antonio Alonso y Carme Chacón. De sus estudios se han derivado recomendaciones útiles en materia de vestuario, maternidad y evaluaciones físicas sobre el acceso de las mujeres a las Fuerzas Armadas y a los puestos adecuados a sus circunstancias por maternidad.

Del Observatorio de la Salud de las Mujeres se sabe que fue creado en 2004 y que ha elaborado un protocolo sobre atención sanitaria a las víctimas de la violencia de género que ha permitido unificar criterios y, sobre todo, ha evitado que sus señorías los jueces pasen por alto las lesiones leves, como ocurría hasta hace poco.

En cuanto al Observatorio de la Violencia de Género, creado en 2006 -depende de la secretaría de Estado de Igualdad, cuya titular es Bibiana Aído- los datos que facilita el Gobierno indican una gran actividad de estudio clasificatorio y sociológico del fenómeno criminal y de producción de recomendaciones. Lástima que el estudio de las formas de terrorismo doméstico y de los medios para prevenirlo no haya conseguido eliminar la lacra. Decía Camus que es muy difícil transformar las tendencias de plomo en conductas de oro, y tenía razón, lo cual no debe llevarnos a tolerar que la edad de hierro siga afilando sus cuchillos en la edad de piedra.

Sobre el Observatorio de Igualdad de Oportunidades, que se creó a principio de siglo, sólo sabemos que periódicamente realiza un informe sobre lo contrario de lo que su nombre indica. Sus responsables recaban datos de la patronal, los sindicatos y los consejos económicos y sociales con el fin de demostrar lo poco que avanzamos en una materia que formó parte del lema de la Revolución Francesa y en la segunda legislatura de Zapatero llegó a dar nombre a un Ministerio que duró dos años y estuvo dirigido por la después secretaria de Igualdad, Aído, recién promovida al organigrama directivo de ONU Mujeres que preside la chilena Bachelet.

El séptimo Observatorio, el de la Imagen de las Mujeres, se creó en 1994 con el fin de “velar por una representación igualitaria de la imagen de las mujeres y de evitar el sexismo y la discriminación en la publicidad”. Su utilidad es alta si tenemos en cuenta que en los dos últimos años ha atendido 2.800 quejas ciudadanas sobre contenidos publicitarios y se ha dirigido a 78 empresas solicitando ceses y rectificaciones de contenidos sexistas.

6 Comments
  1. Kati says

    De observar a hacer, como del dicho al hecho, va un larguísimo trecho.

  2. Zaratustra says

    La anatomía femenina siempre fue una materia muy observada por los humanes (mujeres y hombres). La violencia, la desigualdad y la discriminación que padecen históricamente las mujeres en todo el mundo, no tanto. Bien por España.

  3. AfricaRomeroGarcía says

    Mujer, si quieres casa, hijos y pensión, pon una denuncia por maltrato… con decir que te ha amenazado basta. Yo lo hice hasta con un comercial al que debía dinero. Me creyeron todo. El fue con su mujer, pero el juez ni la dejó hablar. Le metieron en un calabozo, le condenaron a 6 meses de prisión y yo me libré de la deuda. Tengo una hija y la enseñaré a protejerse. Yo no he hecho las leyes. Están ahí y las uso. Los hombres tienen más fuerza y golpean, nosotras tenemos la ley.

  4. Keyaan says

    That’s an ingeoiuns way of thinking about it.

  5. rghimip says

    17vKBW zdsvstpeoahs

  6. scvoxnl says

    gJnmEL fwkomtfbvhrr

Leave A Reply

Your email address will not be published.