La gran poda: el PSOE de Rubalcaba lamina a 18 portavoces en el Congreso

4
El ministro del Interior, Antonio Camacho (izda.) ha desbancado de la lista de Zamora al portavoz socialista de Defensa, Jesús Cuadrado, en unas polémicas elecciones internas. / Fotos: mir.es y psoe.es

El PSOE no paga los servicios prestados. La mayor parte de los portavoces parlamentarios socialistas que se partieron la cara para defender los proyectos de ley del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero van a ser apartados de las listas al Congreso ante las elecciones del 20 del 11 de 2011. La mayoría experimenta la renovación impuesta por el candidato Alfredo Pérez Rubalcaba y su aliado y vicesecretario general del partido, José Blanco, y otros sufren las consecuencias del batacazo del 22 de mayo en las elecciones autonómicas y locales. Entre los inmolados se hallan elementos tan esforzados como Jesús Membrado, Marta Gastón, Montserrat Colldefornrs y, si las circunstancias no lo evitan, el mismísimo Francisco Fernández Marugán. Todos ellos han defendido las reformas sociales y económicas del Gobierno.

No para ahí la cosa. La principal defensora de las leyes sanitarias de la ministra Leire Pajín, la canaria Pilar Grande Pesquero, una mujer antitabaco que ahora comprueba la expansión de la venta de cigarrillos por prescripción recaudatoria de la vicepresidenta y ex ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha sido relegada en la lista de Las Palmas, en beneficio de un ignoto portavoz municipal y miembro del clan del histórico Jerónimo Saavedra.

Otro notable sacrificado, el portavoz de Defensa, Jesús Cuadrado, ha sufrido los efectos de la consigna de la dirección federal del PSOE. El vicesecretario general, Blanco, ya le quiso descabalgar en 2008, pero los militantes zamoranos no lo toleraron. En esta ocasión, la obediencia debida de los mílites ha funcionado y la mayoría de las agrupaciones han apoyado al ministro del Interior, Antonio Camacho, como cabeza de lista. Si no ha habido “pucherazo” en el resultado de 200 votos a favor de Camacho frente a 150 de Cuadrado, vale destacar que el secretario provincial, Carlos Hernández, anunció el viernes su dimisión, y la ejecutiva y la mayoría de los afiliados de la agrupación local de Benavente se han dado de baja.

Para establecer un orden en el relato de la “renovación” de las candidaturas socialistas, de acuerdo con los designios de Rubalcaba y las necesidades de supervivencia de los jefes provinciales y regionales destronados en las elecciones del 22-M, vale decir que la mayoría de los portavoces de las distintas comisiones parlamentarias no irán en las listas en puestos para ser reeligidos diputados.

La poda es amplia. Si empezamos por el aire que respiramos, el ex portavoz del Gobierno y representante en la Comisión del Cambio Climático, Fernando Moraleda, ha sido relegado al número tres de la lista de Ciudad Real, con pocas posibilidades de salir elegido. La lista estará encabezada por el ex presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en sustitución de su esposa, Clementina Díez de Valdeón. que ha sido diputada en cuatro legislaturas. El portavoz en materia antidroga, el gallego Luis Antonio Gómez, también se ha caído de la lista, y otro tanto le ha ocurrido al diputado histórico por Barcelona Manuel Mas i Estela, que era portavoz en la comisión del Tribunal de Cuentas y un gran negociador de las enmiendas presupuestarias.

Joan Calabuig, portavoz en la comisión de Cooperación Internacional, también se ha caído en la lista de Valencia, en la que seguirá ocupando un lugar destacado su compañera y portavoz de la Comisión de Igualdad, Carmen Montón. Es duda la hasta ahora portavoz en Ciencia e Innovación, María Serna, diputada por Alicante, y ya se sabe que no repetirá la portavoz de Vivienda, Ana Fuentes, diputada por Málaga, y tampoco los portavoces en la Comisión de Sanidad, la ya mencionada Pilar Grande; el de Política Social, Alberto Hidalgo, un gallego poco conocido; Maritxel Batet, portavoz de Política Territorial y diputada por Barcelona; Hugo Morán, de Agricultura, y Ceferino Díaz, de Pesca.

Tampoco ha sido nominada la hasta ahora portavoz de Educación, Cándida Martínez, en la lista de Granada ni, a petición propia, en este caso, el portavoz de la Comisión Constitucional y diputado por Valladolid, Jesús Quijano. A la espera de lo que ocurra en el PSOE de Extremadura, ni siquiera el portavoz en materia económica, Francisco Fernández Marugán, tiene asegurada la plaza.

Si añadimos el sacrificio de Marta Gastón, portavoz de Economía y Hacienda, en beneficio del secretario de Estado de Infraestructuras Ferroviarias, colaborador y amigo de Blanco, Víctor Morlán, que recupera su puesto como cabeza de lista por Huesca, y el de Monserrat Palma, diputada por Girona y portavoz en materia de Universidad, 18 portavoces socialistas se despedirán en el último pleno que hoy comienza de la IX y tormentosa legislatura. La mayoría, ignotos o conocidos, ya no volverán a su escaño.

4 Comments
  1. Zaratustra says

    Nadie espere nada de su partido

  2. Manuela says

    Pero vamos a ver: ¿Se han significado esos despedidos por otra cosa que no fuera defender su poltrona, sus privilegios y una política gubernamental injusta y prevaricadora en relación con el programa electoral y de gobierno? Su obediencia ciega a los de las poltronas más altas parece que no les ha servido de nada. Pero que no olviden esos que Roma no paga felones.

  3. borja says

    Por favor pedir a amigos,conocidos,familiares que no voten ni al psoe ni al pp pasarlo por favor.Si nadie vota a estos dos partidos los que ganen tendran que cambiar las cosas sin posibilidad de no hacer nada.Estarian obligados a cambiar la justicia y la leyes electorales la clave es que psoe y pp no tengan ni un voto.GENERACION NI NI,NI PSOE NI PP PASARLO PORFAVOR,hablar de ello con familiares y amigos y que nadie les vote y TODOS A VOTAR.Que voten a quien sea menos psoe y pp gracias.

  4. Josefina says

    Los socialistas tienen el mérito de haber hecho todo lo posible para que los efectos de la crisis no fueran más lacerantes, como ya estamos viendo con la derecha en todos lados. Claro, han pagado el pato, y ahora todos se quieren para ir de diputados y senadores. Cualquier cosa menos volver al tajo, que es muy duro. Y en esas pagan justos por pecadores. Luego están los que como Chaves y Camacho necesitan la inmunidad parlamentaria frente a los ataques judiciales de los azulones, lo cual es lógico.

Leave A Reply

Your email address will not be published.