Fidalgo cambia UPyD por un prometedor futuro en el PP

11
José María Fidalgo, flanqueado por Cristóbal Montoro y Rodrigo Rato, el pasado 9 de septiembre, en el Foro del PP 'Lo primero, el empleo'. / pp.es

Todos le hacían en UPyD y hasta la propia Rosa Díez le imaginó como pareja de baile en unas elecciones. Se lo propuso mil veces, pero a José María Fidalgo, ex de CCOO, unos días le dolían los pies y otros la cabeza, y así, claro, no hay quien cohabite. El toreo de salón que Fidalgo ha practicado con la diputada ha tenido mucho arte. De los naturales pasó a las gaoneras, y de éstas a unas largas cambiadas que terminaron de convencer a Díez de que su amor político era imposible. Dijo que no a encabezar la lista de las autonómicas por Madrid y en las generales ya no ha hecho falta ni preguntarle. “Está y se le espera”, me decía la líder de UpyD en referencia a Fidalgo el pasado mes de marzo. El ojo clínico de este mujer es manifiestamente mejorable.

Además de gran torero, el ex sindicalista ha demostrado que ya no es necesario llevar chalecos floridos para ser un gran crupier y jugar con dos barajas.Si un día se le veía intervenir en la presentación de candidaturas de UPyD, otro hacía de ponente en la FAES de Aznar, haciendo bueno aquello de que jamás hay poner todos los huevos en una sola cesta. Y ahora que ve llegar a los surfistas del PP en la cresta de la ola, ya no le han quedado dudas. Si los rumores son ciertos, el próximo ministro de Trabajo podría llamarse José María, ser médico y medir unos dos metros. ¿Quieren más pistas?

En UPyD no se ha hecho una tragedia de la deserción del equilibrista. Su puesto como número dos de la lista de Madrid será ocupado por Carlos Martínez Gorriarán, la mano derecha de Díez en el día a día del partido.

Las expectativas son buenas. Creen los de magenta que con repetir los resultados de los comicios de mayo podrían cosechar hasta cuatro diputados por Madrid. Asimismo, dan por seguro que Toni Cantó será diputado encabezando la candidatura por Valencia y ven muy probable obtener otra acta por Murcia e, incluso, una más por Asturias.

11 Comments
  1. negras tormentas says

    Querido Escudier: dudo mucho que el PP haga ministro a este Sr. por aquello que Roma no paga traidores.
    Incluso tengo mis dudas sobre que Gallardon vaya ir en la lista al congreso.
    Salud y Republica

  2. 46520 says

    Ya se le veía venir a este ex ce ce o o

  3. krollian says

    De sindicalista (contrapeso crítico de los poderosos) a formar parte de ellos.
    Ejemplar trayectoria.

  4. Jonatan says

    ¡UPyD! ¡UPyD! ¡UPyD!

  5. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    «Quién a los veinte años no es revolucionario, no tiene corazón; el que a los cuarenta sigue siéndolo, no tiene cabeza», y quienes a los no sé cuantos, se cambia de extrema a extrema, no tiene dignidad, carece de vergüenza y, además, es un oportunista que lo único que le ha importado toda su vida es vivir del cuento.
    ¡Votarle…!

  6. COMPI says

    PORQUE LOS COMUNISTAS ABRIERON LA CABEZA A ESTE TRAIDOR EL 1 DE MAYO?PORQUE LE CONOCIAN MENUDO ELEMENTO COMO DECIA FELIPE GONZALEZ…..LOS HE VISTO PASAR CORRIENDO DE UN EXTREMO A OTRO SIN PONERSE NI COLORAOS SIQUIERA DE LA EXTREMA IZQUIERDA A LA EXTREMA DERECHA LOS EXTREMOS SE JUNTAN TAMBIEN EN EXTREMADURA LOS PPIU PPIU.

  7. Pako says

    Fidalgo no ha cambiado porque ni estaba ni esta, lo que no entiendo es porque se escandalizan que participe en un acto del PP y se acepte con naturalidad que lo haga uno del PSOE, cuando el PP y el PSOE son lo mismo y con las mismas recetas económicas y laborales.

  8. El nuevo Girón el fidalguito says

    Habría que hecer un monumento al obrero aquel de Sintel que le dió un palazo en la cabeza al mierda este de Fidalgo. Dice mucho de CCOO haber tenido de jefazo a esta fascista de tomo y lomo. Sigue siendo el Sindicato Vertical y lo mismo que su antecesor en el cargo Girón de Velasco, pasa de manipular a los obreros a las Cortes del régimen postfranquista. !tranquilo Paco atado y bien atado lo dejaste y así nos va!

Leave A Reply

Your email address will not be published.