La Conferencia de Paz condiciona la salida de presos y el estatus vasco al final de ETA

5
El exsecretario general de la ONU Kofi Annan es recibido por el diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, ayer, a su llegada a la Conferencia de San Sebastián. / Javier Etxezarreta (Efe)

Llegaron a las doce del mediodía a la Casa de la Paz de Aiete, en San Sebastián, y cinco horas después, según lo previsto, el ex primer ministro irlandés, Bertie Ahern, compareció ante los medios de comunicación y leyó el comunicado de la Conferencia Internacional de Paz. Sus dos puntos clave son la exigencia a ETA de “una declaración pública de cese definitivo de la actividad armada” y la petición a los gobiernos de España y Francia, con presos etarras en sus cárceles, de que dialoguen “para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto”. El primer punto agradó a la mayoría de los participantes y el segundo se halla condicionado al primero.

Aunque para algunos sectores politicos, singularmente el Partido Popular (PP), que despreció la reunión y no envió representantes, la llamada Conferencia Internacional de Paz era "un montaje propagandístico" en beneficio del mundo abertzale, la petición de los seis representantes internacionales a ETA de que deje las armas era lo que esperaban la mayoría de las fuerzas democráticas, el Gobierno vasco y el Gobierno español. El lehendakari Patxi López había puesto agua de por medio y se hallaba viaje en Estados Unidos. Pero al conocer la declaración, destaco que "lo importante es la exigencia a ETA para que deje las armas”. Y, en la misma línea, el portavoz del Gobierno, José Blanco, reiteró que "ETA lo que tiene que hacer es abandonar definitivamente la violencia, sin más".

Los seis representantes internacionales, que hablaron individualmente con todas las delegaciones, recomendaron en el segundo punto de la declaración a los gobiernos de España y Francia, que tienen presos de ETA en sus cárceles, que den la bienvida a una declaración de cese definitivo de la violencia e inicien "conversaciones" para tratar "exclusivamente" las consecuencias del conflicto. En román paladino eso significa que faciliten una salida a los presos, algo que la derecha española, promotora del endurecimiento legal con el apoyo del PSOE, observa con enorme desagrado y reticencia. En las conclusiones también instan a las autoridades españolas a dar "pasos profundos" para avanzar en la reconciliación, en el reconocimiento y asistencia a las víctimas y "ayudar a sanar" las heridas personales y sociales.

Nada nuevo o que no se esté haciendo había en ese punto de las conclusiones, redactadas exclusivamente por los representantes internacionales. Pero fue la sugerencia de que "los actores no violentos y los rerpesentantes políticos se reunan y discutan cuestiones políticas, así como otras relacionadas con el respeto, con consulta a la ciudadania, lo cual podría contribuir a una nueva era sin conflicto", la que suscitó mayores recelos entre las fuerzas democráticas, pues la interpretaron como un nuevo intento de cobrar un peaje político a cambio del final del terrorismo. Para los socialistas, el único punto válido es el primero y, por supuesto, el referido a las víctimas.  Jesús Eguiguren, el presidente del PSE-EE, que acudió al cónclave con el alcalde de Ermua, Carlos Totorica, pidió a los facilitadores internacionales que reclamasen a ETA “de una forma clara, inequívoca y contundente”, el abandono de todas las actividades terroristas sin ninguna contrapartida. Tampoco el PNV manifestó el menor deseo de precipitar los acontecimientos. Su presidente, Iñigo Urkullu, dijo que “hoy es un día importante” porque los líderes internacionales han trasladado el “mensaje claro” de que, como primer paso, tiene que haber “una declaración de cese definitivo por parte de ETA”.

La izquierda abertzale y sus aliados socialdemócratas de Eusko Alkartasuna salieron satisfechos del encuentro porque, según dijeron, "se ha abierto una gran ventana de esperanza para sentar las bases de la superación definitiva y estable del conflicto”. Anunciaron para este martes una comparecencia “solemne” en un hotel de Donosti, lo que desató toda clase de rumores. Para la secretaria general del sindicato LAB, Ainoa Etxaide, no hay duda de que la reunión “impulsará de forma determinante un camino que no tiene alternativa, cual es el de construir entre todos una paz justa y democrática”.

En cambio, las víctimas del terrorismo etarra se mostraron escépticas y, sobre todo, deploraron que en la declaración final no apareciese una sola vez la palabra "terrorismo". Un grupo del colectivo Covite, encabezado por la hermana de Gregorio Ordóñez y por Rubén Múgica, se concentró en el lugar donde se celebraba la reunión para denunciar los crímenes de la banda terrorista y entregar a los representantes internacionales el libro Vidas rotas, firmado por varias asociaciones de víctimas y en el que se narra la historia de las 857 personas asesinadas por ETA.

A pesar de las críticas a la Conferencia, empezando por su pomposo nombre, la relevancia de las personalidades que acudieron a la cita en la capital guipuzocana le valió por unas horas el título de sede internacional de la paz. El sexeto de facilitadores estuvo compuesto por los principales autores de los acuerdos de paz en Irlanda del Norte: Jonathan Powell, en representación de Tony BlairGerry Admas, el líder del Sinn Féin que primero saludó la Declaración de Bruselas para dar salida política al final del terrorismo; Bertie Ahern, el ex primer ministro irlandés que impulsó el acuerdo de Viernes Santo; Pierre Joxe, el exministro del Interior francés de la era de Fraçois Mitterrand que más se implicó en la lucha contra ETA; Gro Harlem Brutland, la primera ministra de Noruega durante tres mandatos, que ahora forma parte de la entidad Mujeres Líderes del Mundo para “tejer la paz”, y Kofi Annan, exsecretario general de la ONU.

Annan se reunió con el consejero vasco del Interior, Rodolfo Ares, antes de la Conferencia. Posee buena información sobre la evolución de ETA, pues ya durante el proceso 2005-07 pidió a los terroristas que convirtieran en permanente su declaración de alto el fuego. Entonces el presidente José Luis Rodríguez Zapatero anunció que tenía previsto pedir su mediación si la dirección terrorista realizaba, como ha hecho, una declaración de cese permanente de sus actividades, "internacionalmente verificable". Si ahora los terroristas abandonan definitivamente las armas no cabe duda de que Zapatero, aparentemente al margen del proceso, quedaría en la historia como el jefe de Gobierno que obtuvo el final del terrorismo 35 años después de la dictadura contra la que surgió.

¿Quién gestiona la paz?

La pregunta sobre el futuro inmediato es quién será el gobernante más idóneo para gestionar la paz: Alfredo Pérez Rubalcaba o Mariano Rajoy. Los españoles lo decidirán el 20-N en las urnas. El candidato socialista ha sido el ministro del Interior que más cúpulas de ETA ha desarticulado y, aparentemente, posee mayor información y conocimientos fundados para abordar el problema de los presos. Rajoy también ostentó la cartera de Interior tras el fracaso de la tregua que gestionó personalmente José María Aznar, y es consciente de las dificultades de la lucha contra el terrorismo.

Según fuentes socialistas, una de las razones por las que el Comité Federal del PSOE autorizó por unanimidad a Rubalcaba a introducir nuevas aportaciones en el programa electoral ante las elecciones del 20 de noviembre sería, precisamente, la posibilidad de modificar determinadas normas para facilitar la progresión penitenciaria y la reintegración social de los presos de ETA. No obstante, históricamente, las medidas especiales para excarcelar a los reclusos de la banda terrorista han sido negociadas y adoptadas por la derecha. Así ocurrió con los indultos de 1977 y en las excarcelaciones de los polimilis en 1981 y 1982.


loading...

5 Comments
  1. Jonatan says

    Anda, oye, garitano con corbata: qué simpático. Habrán comido de fábula estos tíos. Lo siento por las víctimas de eta.

  2. celine says

    ¿Cuánto ha costado esta reunión propagandística para los filoetarras? ¿Quién ha pagado esta pantomima vergonzante? Me quema la intriga. ¿Se podrá averiguar de manera creíble? ¿De dónde han salido los fondos para pagarles a estos señores los hoteles de lujo, los restaurantes tres estrellas, los colgajitos esos que llevan al cuello, traductores, papeles, brieffings? Da vergüenza sentirse otra vez en un país falto de soberanía. Sentirse súbdita otra vez.

  3. !regeneración !! says

    Curioso el facherío patrio proSionista, se rasgan las vestiduras por una conferencia de Paz, pero callan y otorgan con el canje de un militar sionista por 477 presos políticos palestinos (llamados terroristas por el estado terrorista de israel). Será que todos estos medios reciben financiación del sionismo mundial, o es que les parece que la vida y libertad de un israelí vale lo mismo que la de 477 palestino. ¿Cuantas vidas se habrían salvado en España en casos semenjantes que todos recordamos dehaber procedido igual que el gobierno de Simón Péres, los gobiernos de Suarez, Felipe o Aznar durante los famosos secuetros de aquellos años???

  4. !rex! says

    Las 66 víctimas mortales de otros terrorismos proespañolistas en el conflicto vasco!!

    »Incontrolados: Iñaki Etxabe (5-10-75, en Kanpazar). Germán Aguirre (12-10-75, en Legutiano). Norma Menchaca (9-7-76, en Santurtzi). José Antonio Cardosa (20-9-89, en Renteria). Josu Muguruza (20-11-89, en Madrid).

    »Triple A: David Salvador (7-10-77, en Andoain). Agurtzane Arregi (2-7-78, en San Juan de Luz). José Ramón Ansa (6-5-79, en Andoain). Antonio Contreras, Concepción Contreras y Anastasio Leal (23-7-80, en Bilbao). Jesús María Etxebeste (27-8-80, en Irún). Pablo Garayalde (2-1-82, en Leitza).

    »Batallón Vasco Español: Martín Merkelanz (24-5-78, en Irún). José Ramón Beñarán (21-12-78, en Anglet). Enrique Álvarez (25-6-79, en Baiona). Jon Lopategi (2-8-79, en Anglet). Justo Elizaran (13-9-79, en Biarritz). Jesús María Zubicarai (2-2-80, en Bilbao). Felipe Sagarna (19-4-80, en Hernani). María José Bravo (8-5-80, en Donostia). José Miguel Etxeberria (11-6-80, en Ziburu). Ángel Etxaniz (30-8-80, en Ondarroa). Miguel María Arbelaiz (7-9-80, en Hernani). Joaquín Antimasbere (14-11-80, en Hernani). Joaquín Etxeberria y Esperanza Arana (14-11-80, en Caracas). José Camio y Jean Pierre Haramendi (23-11-80, en Hendaia). José Martín Sagardia (30-12-80, en Biarritz). Francisco Javier Ansa (3-3-81, en Andoain). Xabier Aguirre (23-4-81, en París).

    »Grupos Armados Españoles: Tomás Alba (28-9-79, en Astigarraga). Carlos Saldise (16-1-80, en Lezo). Liborio Arana, María Paz Ariño, Pacífico Fica y Manuel Santacoloma (20-1-80, en Alonsótegui).

    »Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL): Ramón Oñaederra (19-12-83, en Baiona). Mikel Goikoetxea (28-12-83, en San Juan de Luz). Ángel Gurmindu y Vicente Perurena (8-2-84, en Hendaia). Eugenio Gutiérrez (25-2-84, en Mauleón). Jean Pierre Leiva (1-3-84, en Hendaia). Xabier Pérez de Arenaza (23-3-84, en Biarritz). Rafael Goikoetxea (3-5-84, en Saint-Étienne-de-Baïgorry). Tomás Pérez Revilla (15-6-84, en Biarritz). Christian Olaskoaga (18-11-84, en Biriatu). Santiago Brouard (20-11-84, en Bilbao). Benoit Pecastaing (29-3-85, en Baiona). Xabier Galdeano (30-3-85, en San Juan de Luz). Emile Weiss y Claude Doer (14-6-85, en Ciboure). Santos Blanco (27-6-85, en Baiona). Juan María Otegi (2-8-85, en Donibane Garazi). José María Etxaniz, Iñaki Asteazuinzarra, Agustín Irazustabarrena y Sabino Etxaide (25-9-85, en Baiona). Robert Caplane (24-12-85, en Biarritz). Christophe Matxikote y Catherine Brion (17-2-86, en Bidarrai). Juan Carlos García Goena (24-7-87, en Hendaia).

    »Otros: José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala (Secuestrados el 15-10-83 en Baiona, Francia y fallecidos en fecha desconocida).

  5. Mx says

    Lo más absurdo es que los hermanos Contreras, A. Leal, L. Arana,P. Fica, P. Armiño, M. Santacoloma, M. Merquelanz, P. Garayalde, J.A. Cardosa, G. Aguirre y J.M. Echeveste Toledo suelen ser contabilizados sí o sí como víctimas de ETA. Incluso en las listas rigurosas se cuelan Aguirre, Merquelanz -convertido en «Merquelán»- , Echeveste y Cardosa. Los asesinatos de Germán Aguirre y Jesús Manuel Echeveste están en realidad sin esclarecer,así que puede haber un mínimo resquicio para la duda, pero en todos los demás casos se sabe que hubo reivindicación de la extrema derecha o está claro que fue la guerra sucia. Pero les da igual. Así se escribe la historia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.