Gente de confianza

2
Mariano Rajoy, al comienzo de su comparecencia de ayer, en la que leyó los nombres de los miembros de su primer gobierno. / Juanjo Guillén (Efe)

España atraviesa una grave crisis llena de dificultades y con soluciones complicadas. Quizás por ello, Mariano Rajoy ha optado por hacer un Gobierno previsible, formado por personas de su máxima confianza, además de ser gente bien preparada, con demostrada experiencia en la Administración.

Ha reducido menos carteras de las esperadas, pues al final habrá 13 y no ha querido nombrar una vicepresidencia económica lo que hace suponer que el área formada por los Ministerios de Economía, Hacienda y Empleo (Trabajo) e Industria será supervisada por él mismo.

La designación de la abogada del Estado Soraya Sáenz de Santamaría, la más joven del Gabinete, como ministra de presidencia, vicepresidenta y portavoz del Gobierno no ha sido una sorpresa pues todo el mundo sabía que se convertiría en la número dos del Gobierno.

Rajoy recupera el Ministerio de Agricultura, tal y como anunció en el debate de investidura, y nombra a Arias Cañete titular del mismo, una persona que compartió gabinete con él en la legislatura de Aznar en ese mismo departamento y que acumula una amplia experiencia europea como eurodiputado entre 1986 y 1999. Durante este tiempo fue presidente de la Comisión de Pesca, así como presidente de la Comisión de Política Regional.

Otro “europeísta” es el titular de Exteriores, José Manuel García Margallo, amigo personal del presidente del Gobierno. Desde 1994 ha estado en el Parlamento Europeo donde hasta ayer detentaba el cargo de Vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetario.

Economía es para el independiente Luis de Guindos, quien tuvo diversas secretarías de Estado durante la última legislatura de Aznar. Hace un par de años, coordinó un libro sobre las medidas económicas adoptadas entre 1996 y 2004 y en su presentación logró reunir a Rato, Aznar y Rajoy.  Dos años antes del derrumbe de Lehman Brothers, fue nombrado presidente ejecutivo de este banco de negocios para España y Portugal.

Otro fijo en las quinielas, Cristóbal Montoro, se queda con Hacienda y Administraciones Públicas. Es catedrático  en Hacienda Pública y en el primer Gobierno de Aznar fue secretario de Estado de Economía; en el segundo, ministro de Hacienda. Cuando el PP perdió las elecciones en 2004 fue miembro de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios en el Parlamento de la UE. Ocupaba actualmente el cargo de portavoz del PP en la Comisión de Economía y Hacienda.

Puede que el nombramiento de Fátima Báñez como ministra de Empleo y Seguridad Social haya sorprendido a quienes no conocían el trabajo que realizaba en el Congreso de los Diputados y en los últimos años junto a Montoro como vocal de la Comisión de Economía y Hacienda, de la Comisión de Presupuestos y de la Comisión de Industria, Turismo y Comercio.

El área económica lo completa el canario José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo. Regresa a la Administración 27 años después de haber sido  jefe de Importaciones (1984) y de Comercio Exterior (1985) del Ministerio de Comercio y jefe de Gabinete de la Secretaría General de Comercio (1988-89). En mayo pasado, en las autonómicas obtuvo el mismo número de diputados que el PSOE, aunque más votos que CC. Pero este partido se unió a los socialistas y Soria se quedó en la oposición.

El ex alcalde de Madrid estará en Justicia, lo que significa que se equivocó la informadora que Pérez Rubalcaba tiene en el Ayuntamiento de Madrid, y el vasco Pedro Morenés va a Defensa. En los gobiernos de Aznar ocupó la secretaría de Estado de Defensa y la de Interior. Desde junio de 2010 era director para España de la empresa de misiles MBDA.

El catalán nacido en Valladolid, Jorge Fernández, tendrá que lidiar con los problemas de Interior, Ministerio al que ha estado vinculado desde su puesto como gobernador civil de Asturias y Barcelona. También fue secretario de Estado con el ahora presidente Rajoy durante los ocho años de Gobierno del PP, en tres Ministerios diferentes.

Si de algo adolece el Gabinete de Rajoy es de mujeres: cuatro de trece. Y es que el PP es contrario a las cuotas o la paridad, lo que no significa que hoy en día no haya mujeres suficientemente preparadas en España como para desempeñar cualquier función. En cualquier caso, el departamento de gasto, Fomento, estará dirigido por Ana Pastor, mujer de la máxima confianza del “jefe”. Nacida en Zamora, pero hecha en Galicia, fue ministra de Sanidad y Consumo de 2002 a 2004 y subsecretaria de los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, Presidencia e Interior,  coincidiendo con la llegada de Rajoy a esas carteras.

La cuarta mujer es Ana Mato, quien ha hecho su carrera política en el PP, donde ha trabajado con ahínco. Mantiene una magnífica relación en el interior del partido tanto en Génova  como en las organizaciones territoriales. Precisamente, por el buen trabajo que realiza dentro corría el peligro de tener que seguir en él y, sin embargo, Rajoy la ha nombrado ministra de Sanidad.

El otro no afiliado, José Ignacio Wert, es ministro de Educación, Cultura y Deportes con lo que no va a tener “tiempo para aburrirse”, por usar sus propias palabras. ¿Ausencias?, algunas; pero la más notable es la de Esteban González Pons.

2 Comments
  1. Jonatan says

    ¿Qué será de investigación y ciencia?

  2. chinto says

    A Rajoy siempre se le dieron mejor los hombres.

Leave A Reply

Your email address will not be published.