Tráfico activa 127 'ojos fijos' para multar por exceso de velocidad

0
Tabla con los límites de velocidad tolerados y las sanciones ejecutivas que aplica la Dirección General de Tráfico (DGT) cuando se sobrepasan. / Gráfico: elaboración propia. Fuente: DGT (Ministerio del Interior)

Puesto que hoy es el día del tráfico -se prevén unos quince millones de desplazamientos en Navidad-, la DGT ha activado 41 nuevos radares fijos en toda España. Para que el miedo guarde la viña y ayude a evitar accidentes, estos radares calcarán cuantiosas multas a los conductores que rebasen el límite de velocidad (Ver cuadro). Y es que, como dijo el miércoles el cesante Pere Navarro, “la velocidad es la asignatura pendiente de este país”.

Para hacerse una idea de la eficiencia sancionadora y recaudadora del nuevo invento en la red de autovías del Estado vale señalar que del 1 de agosto al 30 de noviembre, los primeros 37 radares operativos permitieron imponer unas 100.000 multas. En julio pasado esos chivatos observaron que un 10% de los vehículos iba a más de 130 kilómetros por hora. En noviembre, ese porcentaje se había reducido al 6%.

A los 37 multívoros ya instalados se suman desde ayer los 41 mencionados: 9 en Madrid, 4 en Zaragoza, 3 en cada una de las siguientes provincias: Valladolid, Lugo, Valencia, Murcia y Málaga; 2 en León, Alicante y Jaén, y uno en Córdoba, Toledo, Zamora, Palencia y Pontevedra.

Dada la eficiencia y rentabilidad del invento, la DGT, que se ha gastado 55 millones de euros en cubrir la red, activará antes de fin de año otros 49 radares fijos, de los que 9 más se instalarán en la provincia de Madrid, 6 en Asturias, 5 en Cantabria, 4 en Sevilla, 3 en Huesca y otros 3 en La Coruña. En Burgos, Soria, Ávila, La Rioja, Granada y Almería pondrán 2 por provincia, y en Ciudad Real, Sevilla, Salamanca, Teruel, Castellón, Huelva y Cádiz, uno respectivamente.

De esta manera, la red de autovías estará vigilada por 127 ojos sancionadores que, con el añadido de los radares móviles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, disuadirán a los listos y prepotentes de saltarse los límites de velocidad, aunque, como diría Forges, el Banco Molocos seguirá, por desgracia, en nuestras conversaciones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.