El Congreso veta preguntas sobre la actitud del Rey hacia los golpistas del 23-F

1
Los diputados de IU-ICV Alberto Garzón, Gaspar Llamazares y Laia Ortiz (de izda. a dcha.), ayer, durante la rueda de prensa que dieron el Congreso para protestar por el desaire del ministro Luis de Guindos al no contestar en el pleno a la intervención del primero y por la no admisión de dos preguntas sobre el papel del rey en el 23-F. / Prensa IU

Del Rey no se habla, ni siquiera bien. Con ese planteamiento, la mayoría del PP y CiU en la Mesa del Congreso ha rechazado las preguntas de Gaspar Llamazares y Laia Ortiz sobre el papel de Juan Carlos ante el golpe de Estado frustrado del 23-F, del que la próxima semana se cumplirán 31 años. Las preguntas solicitaban una valoración del Gobierno sobre un cable del entonces embajador alemán, Lothar Lahn, en el que contaba a su ministro que el Rey se habría mostrado “comprensivo” con los golpistas durante un encuentro que mantuvo con él treinta y cuatro días después del golpe, concretamente, el 26 de marzo de 1981.

Publicidad

El cable del embajador alemán, desclasifico ahora y publicado por el semanario Der Spigel, dice que el Rey “no mostró ni desprecio ni indignación frente a los actores, es más, mostró comprensión, cuando no simpatía”. Según transmitió Lahn a su superior, el Jefe del Estado español le dijo que golpistas “solo pretendían lo que todos deseábamos, concretamente la reinstauración de la disciplina, el orden, la seguridad y la tranquilidad”. Además de comprensivo, le manifestó su deseo de evitar “un castigo severo” a los golpistas.

Publicidad

Los diputados de IU consideran que estas afirmaciones contienen elementos importantes para que el Gobierno –el titular de Exteriores, en este caso, ya que conoce el lenguaje y los usos diplomáticos-- ofrezca una valoración y dé una respuesta en sede parlamentaria. Pero la Mesa no lo ha considerado oportuno. Los socialistas proponían a los interpelantes que reformularan las preguntas. Pero ni por esas: el PP y CiU las han rechazado.

Llamazares y Ortiz interpretan este veto como “una decisión política no justificada, que no cuenta con el aval de ningún informe jurídico ni técnico”. En su opinión, la Mesa del Congreso convierte a la Monarquía, con decisiones así, en un “tema tabú”. Para Llamazares es “inaceptable, en términos de democracia parlamentaria y de representación de los ciudadanos, que la Mesa del Congreso se extralimite en sus competencias”.

El diputado de IU, que recuerda que “tenemos una monarquía parlamentaria, no una monarquía absoluta ni opaca”, rebate el argumento de que el Gobierno no tiene competencia en esta materia, diciendo: “No es verdad; el Gobierno tiene competencia para conocer lo que ha dicho el embajador alemán a través del Ministerio de Exteriores, para llamar a consultas al embajador alemán, y también para desclasificar los documentos y dar la información”.

En la pregunta vetada, Llamazares inquería también al Ejecutivo si piensa solicitar a la Administración de Estados Unidos una copia de toda la documentación que obre en su poder en relación con el 23-F. Y reclamaba una vez más la localización y desclasificación de las grabaciones de las conversaciones telefónicas que los golpistas realizaron desde el Congreso durante las catorce horas que mantuvieron secuestrados a los depositarios de la soberanía nacional y al Gobierno en pleno.

Por otra parte, la decisión de la Mesa, que ha sido recurrida por el grupo de Izquierda Plural, contrasta con la respuesta de un portavoz de la Casa del Rey en el sentido de que el papel del Jefe del Estado ante el golpe del 23-F “es sobradamente conocido, dentro y fuera de España. Hay miles de testimonios sobre la posición de don Juan Carlos ante el intento de golpe que no coinciden con la interpretación del representante alemán”.

1 Comment
  1. Fruos says

    El Rey se mostró benévolo con los golpistas para no soliviantar a los que quedaron ocultos, incluidos algunos responsables de los servicios secretos. ¿No fue la instrucción encomendada a un subsecretario de Fraga cuando era ministro de Información y Turismo, experto en golpes históricos, el principio de la farsa que se celebró en campamento? No sé si el embajador alemán tendría razones para deformar una conversación con el monarca. Me creo que no.

Leave A Reply

Your email address will not be published.