Ajuste al futuro: Rajoy quita 233 euros a cada estudiante o 2.773 por profesor

2
El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, en una imagen del pasado día 1. / Kote Rodrigo (Efe)

La reducción de la inversión en Educación que el Gobierno de Mariano Rajoy ha presentado en Bruselas superará los 3.000 millones de euros anunciados y se sitúa en 5.660 en los cursos 2012-2013 y 2013-2014. La sustracción de recursos públicos para educación equivale a 233 euros por alumno este año –incluyendo todos los niveles y la enseñanza pública y privada– y llegará a 250 en el curso 2012-2014. La pérdida salarial media es de 2.773 euros para maestros y profesores de todos los niveles, incluido el universitario.

Para que el bosque de los grandes números no impidan contar las víctimas de la tala conviene señalar que los 1.333 millones de reducción de gasto en Educación este año, que figuran en el documento remitido a Bruselas bajo el rótulo de “medidas de ajuste ya comprometidas” (con las autonomías), han de completarse con los 880 detraídos este ejercicio del presupuesto de Educación. Esa resta global de 2.213 millones en 2012, dividida entre los 780.000 maestros y profesores arroja una pérdida media de 2.773 euros por profesor o, si se prefiere, traslada 227,6 euros a cada uno de los 9,5 millones de alumnos.

Publicidad

La reducción de la inversión en la enseñanza pública y privada concertada es de tal magnitud que las estimaciones sindicales más optimistas señalan que el 10% de los 681.182 profesores de enseñanza pública (496.407) y concertada privada (184.775) no universitaria se irán al paro cuando termine el curso. Estos profesores enseñan a los 7.928.727 alumnos registrados en los 27.261 colegios desde educación infantil a Bachillerato y Formación Profesional.

La extensión del recorte a la enseñanza superior ha provocado avisos de despido en varias universidades, aun antes de que el Gobierno autorizase una subida del 50% de las matrículas a los que quieran y puedan acceder el próximo curso a la enseñanza superior y hasta del 100% del coste de la asignatura a los que no aprueben a la tercera.

El Presupuesto de 2012 reduce de 3.918 millones de euros a 3.088 la cantidad destinada a Educación, Cultura y Deporte (un 21,18%) y afecta especialmente a las becas, que pierden 166,41 millones de euros. Para ejecutar esa reducción de gasto, el ministro José Ignacio Wert impondrá una nota mínima de 6 puntos, además de la demostración de renta familiar baja. Para las “becas salario” se exigirá a los estudiantes que aprueben todas las asignaturas del curso en las convocatorias ordinarias.

El PSOE explicará sus enmiendas parciales el jueves y viernes e intentará frenar  los aspectos más lacerantes del ajuste en el presupuesto de Educación. Pero su portavoz en la materia, Mario Bedera, tiene claro que sus propuestas serán rechazadas porque “la educación pública, la calidad educativa y la igualdad de oportunidades no son, en absoluto, una prioridad para el Gobierno de Rajoy”. De hecho, el presupuesto de Educación sufre una reducción del 21,9%, muy por encima de la media del gasto social y pasa de suponer del 0,9 al 0,7% de la administración central.

Las transferencias corrientes para infantil y primaria bajan el 88%; la formación profesional y las escuelas de idiomas pierden 71,3 millones; a la enseñanza universitaria el Ministerio le quita 250 millones; las transferencias para nuevas tecnologías aplicadas a la educación se reducen a la mitad; la compensación de tasas a las familias numerosas pierde 30 millones; a titulados en paro les quitan los 14,68 millones de ayuda al tercer ciclo; a los erasmus les quitan 26 millones; los Campus de Excelencia Internacional se quedan sin financiación, y el programa de cobertura de libros de texto se queda sin 71,19 millones de euros.

En el programa de estabilidad 2012-2015 que el Gobierno ha enviado a la Comisión Europea se acentúa el recorte de la inversión en educación con otros 2.667 millones menos en 2013, año en que, según dicho programa, se alcanzará un desempleo del 25% de la población activa. Sin embargo, la confianza del Gobierno en que España, “una gran nación”, asumirá el retroceso educativo y social sin rechistar, queda plasmado en el mensaje de que cuenta con “un fuerte respaldo electoral para llevar a cabo las reformas estructurales y las políticas de consolidación fiscal”.

2 Comments
  1. José says

    Los regímenes fascistas, y la PPecracia lo es, prefieren súbditos analfabetos. El Marrulero Rajoy l dejó escrito en el FARO de VIGO, (1983) cuando presidía la Diputación de Pontevedra.

  2. Ana says

    ¡Malditos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.