Primera gran protesta de los periodistas ante la crisis y los abusos de poder

5
Aspecto de la concentración de periodistas celebrada ayer en Madrid. / Mondelo (Efe)

¡Qué tiempos estos en los que hay que reivindicar lo evidente! Y lo evidente es que Sin periodistas no hay periodismo, sin periodismo no hay democracia. Con este lema salimos ayer a la calle varios miles de periodistas en 45 ciudades españolas, secundando la convocatoria de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), para denunciar, con ocasión del Día Mundial de Libertad de Prensa, la precariedad, el desempleo, los abusos de los poderes políticos y económicos y los Eres y las acechanzas que se ciernen sobre nuestra profesión.

En Madrid nos reunimos bajo el puente –metáfora de la indigencia– de Juan Bravo, sobre el paseo de La Castellana, varios cientos de periodistas y contamos con la presencia de dos diputados, Cayo Lara, coordinador general de IU, e Irene Lozano, compañera de oficio y diputada de UPyD. No éramos muchos si se tiene en cuenta los cerca de cinco mil que laboramos en la capital, pero fue digna de ver la camaradería entre profesionales de algunos medios de tendencias ideológicas contrapuestas, y magnífica su coincidencia en la defensa del oficio, la independencia y la libertad de expresión.

Publicidad

En un entarimado al uso con fondo de pancarta leyó Elsa González, presidenta de la FAPE, el manifiesto que nos compromete a defender la libertad de expresión como un pilar fundamental de la democracia, motor imprescindible de la convivencia, el diálogo y el debate cívico. Y a continuación, Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), lanzó un decálogo sobre la dignidad y contra los abusos, las amenazas, la precariedad y la “destrucción masiva” de puestos de trabajo.

Un momento de la concentración de periodistas celebrada ayer en Valladolid. / Elías Morate (Efe)

Allí estaban bajo el hormigón protector de la lluvia el director de cuartopoder.es, Francisco Frechoso; el secretario general de la Asociación de Periodistas Europeos, Miguel Ángel Aguilar; el editor de diarioabierto, Roberto Santos; el de diariocritico, Fernando Jaúregui, y periodistas tan destacados como José María Tripier (El Economista), José Yoldi (El País), Pedro Blanco (Cadena Ser),  Joaquín Estefanía (exdirector de El País), Hermann Tertsch, Pepa Bueno, Iñaki Gabilondo, Montserrat Domínguez, Jesús Maraña (exdirector del clausurado Público)...

No faltaban becarios recién despedidos de la emisora líder, como José Miguel, que oteaba el panorama, ni otros con contratos precarios que se afanaban en recoger las palabras de Fran Llorente, Angels Barceló, César Lucas, José María García… Un joven repartidor de Diagonal comprobó gestos de agrado y desagrado ante el ejemplar que ofrecía gratis con una información en primera sobre el complemento penal de los recortes sociales.

Maestros del folio como Raúl del Pozo, Nativel Preciado…; cronistas políticos y parlamentarios como Antonio Casado, María Rey, José María Brunet, Anabel Díez…; corresponsales de guerra como Ramón Lobo, destajistas de tertulia (varios) y maestros veteranos como Fernando González Urbaneja (expresidente de la APM), Pedro V. García y Joaquín Arozamena, entre otros, pusieron “cara y ojos” (también algunas canas) a la concentración capitalina.

Lo más destacable fue, por primera vez y aunque sirva de precedente, que los periodistas salimos a la calle en la mayoría de las ciudades españolas (El Colegio de Periodistas de Cataluña suscribió el manifiesto, aunque no convocó concentraciones) no como hacemos habitualmente para “tomar el pulso a la ciudad”, que diría el amigo Federico Abascal, sino para manifestar a los cuatro vientos que a pesar de la crisis que soportamos (6.000 despidos en los tres últimos años), seguimos defendiendo un periodismo libre, plural e independiente como garantía de los derechos y deberes democráticos.

5 Comments
  1. David says

    Como colectivo vuestra profesionalidad y honradez deja mucho que desear. Vuestro producto es infame, tendencioso, adulador e interesado y lo que os pasa os lo habéis buscado durante años. Ahora ya no hay vuelta atrás, los massmedia están ya condenados. Toca reinventarse.

    Salvando excepciones.

  2. David says

    periodismo libre, plural e independiente como garantía de los derechos y deberes democráticos ? Que bromista.

  3. Craso says

    El periodismo no morirá nunca, mal que pese a los agoreros. Sin el control de los medios de comunicación, el poder, en cualquiera de sus manifestaciones, sería tiránico e implacable. Sin periodismo no hay democracia.

  4. David says

    El control de los medios de comunicación por el poder económico y político hace inviable el periodismo y a la democracia imperfecta. Es donde estáis ahora y será vuestro fin en breve a menos que recapacitéis.

  5. Ana says

    ¿Qué sería de nosotros si no nos informaran del 10% de lo que traman los poderosos?

Leave A Reply

Your email address will not be published.