"No es noticia que en Sol haya poca gente; lo es que el Congreso esté a menudo vacío"

0

Aníbal Malvar *

Dos antidisturbios conducen fuera de Sol, a la fuerza, a uno de los concentrados, durante el tercer desalojo consecutivo de la plaza, llevado a cabo esta madrugada. / Víctor Lerena (Efe)

“No cambiemos de opinión, cambiemos el mundo”. Sol resiste, pero parece eclipsada. Poca gente. Unas tres o cuatro mil personas ayer. Sin embargo, los asamblearios no desisten: dicen que es normal. Que el apoyo se demostró en la manifestación. Que no es necesario estar todos los días en las plazas. Que si mañana quisieran organizar otro 12-M, movilizarían otra vez España entera.

Publicidad

"El Congreso de los Diputados está muchas veces vacío y nadie dice nada. ¿Es noticia que en Sol solo estemos dos o tres mil? Lo que es noticia es que en el Congreso solo estén cuatro. Y los vemos en la tele".

En las dos asambleas de ayer los indignados trabajaron dos temas. El primero, la necesidad de una auditoría independiente sobre la situación real de esas entidades financieras que se están rescatando. Un dato repetido: la recuperación de Bankia costará más que el último recorte aplicado a la sanidad y a la educación. Una pregunta en el aire: ¿Y si se hunde un banco, qué? A Bankia se le exige, a cambio del favor, dación en pago para los que no puedan pagar la hipoteca y alquileres sociales para los desahuciados.

“Queremos saber exactamente a quién deben los bancos, o el Estado; queremos saber cuánto deben; y queremos saber, pero saberlo de verdad, qué plazo tenemos para pagar”, resume las conclusiones de la asamblea Kike Castelló, portavoz de Democracia Real Ya. Exactamente lo que le pidieron ayer a De Guindos en la reunión de ministros de Finanzas de la Eurozona.

– El 12-M fue un éxito enorme. Pero las plazas, hoy, están vacías.

– La calle y las acciones del movimiento son cosas distintas. Si estuviéramos todo el día en la calle no haríamos nada. Estamos trabajando de forma constante. El éxito no son un millón de personas en la calle, aunque también. El éxito es seguir trabajando y que un millón de personas salgan a la calle un día.

En otra asamblea, se habló de la necesidad de crear un tribunal de justicia ciudadana que denuncie los desmanes de una justicia que “solo es ciega cuando quiere”: esto lo recita un poeta argentino a voces.

En la comisión de sanidad de la plaza de Santa Ana se habló de la necesidad de revocar el decreto ley que excluye de la asistencia sanitaria gratuita a los inmigrantes irregulares. El nombre de Ernest Lluch, asesinado por ETA el 21 de noviembre de 2000, salío varias veces a colación: fue el ministro de Sanidad que, entre 1982 y 1986, abrió las puertas de los hospitales a todo el mundo.

Y hoy quizá haya manifestación. En otra asamblea se decidió convocar una manifestación para hoy, desde varios puntos de Madrid, aprovechando que en la capital es festivo. Por supuesto, hacia la Puerta del Sol. Pero nadie sabe si habrá manifestación. Ni a la hora del cierre de esta crónica hay casi nada colgado en web. Es lo que tiene la espontaneidad. Las redes sociales lo anuncian, pero ni siquiera los convocantes saben si irá gente o no. Aquí no hay convocantes ni hay convocados. Pero es 15-M. Una fecha con un sonido especial. A directo improvisado.

El día 12 detuvieron a 18 personas en la Puerta del Sol: solo uno de ellos relacionado directamente con las marcas indignadas. Cuando apenas quedaban 200 manifestantes sentados en corro. Cuando, o eso creyeron, todos los periodistas se habían ido. Laura, desalojada a la fuerza, habla de que vio allí a “gente rara”. Se refiere a infiltrados policiales.

Pregunta a Kike Castelló:

– ¿Conocéis a alguno de los detenidos?

– No, pero eso no significa nada. Tampoco te conocía a ti. Aquí viene todo el mundo. Pero sí sabemos, por varios testigos, que a uno de los supuestos detenidos lo vieron antes varias personas al otro lado del cordón policial.

– Me estás diciendo que había gente para reventar, gente de la policía… Me lo tienes que decir sí o sí. Yo no puedo jugar con especulaciones.

– Lo reconocieron varios testigos. Yo no te puedo demostrar nada.

La Comisión Legal del 15-M ha pedido en un comunicado que la policía se dedique a perseguir casos de corrupción y no a acampados pacíficos de las plazas. Todos los detenidos ya están en libertad. Pero denuncian tratos degradantes y agresiones en comisaría a los detenidos del 12M.

(*) Aníbal Malvar es periodista y escritor.

Leave A Reply

Your email address will not be published.