Ningún alcalde cobrará más que Rajoy en 2013

Xavier Trías, alcalde de Barcelona. / Toni Garriga (Efe)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, se ha comprometido a rebajar por ley el sueldo de los alcaldes y concejales de los ayuntamientos españoles. Para ello, técnicos del Ministerio trabajan ya en una serie de propuestas que parten de la premisa de que ningún alcalde de España debe percibir un sueldo superior al del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que está establecido, según se publicó recientemente en el BOE, en 78.185 euros anuales. Fuentes gubernamentales aseguran que el proyecto de ley estará listo antes de las vacaciones estivales, aunque no entrará en vigor hasta 2013.

La idea que se maneja, además de la reducción drástica de algunos sueldos de alcaldes y concejales, es que, a través de una reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, se establezcan una serie de módulos que fijen los salarios en función, principalmente, de la población que acoge cada uno de los municipios. Además se tendrán en cuenta otros factores, como la capitalidad. Pero lo que el gobierno considera «razonable» es que ningún alcalde ni concejal tenga un sueldo superior al del presidente del gobierno.

Publicidad

El recorte supondrá una rebaja drástica de los salarios de alcaldes como el nacionalista catalán, Xavier Trias, alcalde de Barcelona, que percibe un salario anual bruto de 109.939 euros, o del alcalde de Sevilla, el popular Juan Ignacio Zoido, que percibe 107.027; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella (101.987 €/año), la alcaldesa de Valencia, la popular Rita Barberá, cuyos emolumentos se cifran en 93.000 euros anuales brutos, idéntica cifra que la percibida por el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva (PP), o el del alcalde de Bilbao, el peneuvista Iñaki Azkuna (96.399 euros al año). Otros, como el alcalde socialista de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que tiene también asignado un salario superior a los 100.000 euros al año, renuncian al sueldo del consistorio municipal y cobran su sueldo por otro cargo público. Mientras el socialista Belloch cobra como senador, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, (PP), renunció también al sueldo de alcaldesa y percibe su salario como diputada y vicepresidenta de comisión.

(*) Elaboración propia. / cuartopoder.es

Pero no solamente son alcaldes y concejales de las grandes ciudades y capitales de provincia los que se verán afectados por el recorte que prepara Montoro. Otros serán víctimas del recorte, como el alcalde de Barakaldo (municipio de 100.061 habitantes, según el INE) el socialista Tontxu Rodríguez, que cobra 85.934,10€ al año, también por encima del salario de Rajoy. Asimismo, se revisarán a la baja los salarios de los ediles de municipios medios, como la localidad madrileña de Las Rozas (menos de 100.000 habitantes), cuyo alcalde, José Ignacio Fernández Rubio (PP), recibe 86.894,21 € anuales.

Además, el gobierno quiere conjugar lo «razonable» con lo «posible», en palabras de un alto cargo del ministerio de Hacienda. Y, por eso, se establecerá una previsión realista de la cantidad que pueden permitirse pagar en 2013 y años sucesivos, y se fijarán módulos y salarios en función de la misma.

Con todo, de los 8116 municipios españoles, según el INE, 4883 tienen menos de 1000 habitantes, de acuerdo con los datos de la Federación Española de Municipios y Provincias, y la mayoría de ellos no tienen previsto sueldos para sus alcaldes y concejales, salvo estrambóticas e insultantes excepciones como la de la localidad madrileña de Ambite, cuyo alcalde, el popular Antonio Villarta, decidió romper con la tradición de que sus alcaldes y concejales no cobraran y considerasen su cargo como un servicio a la comunidad para fijarse un sueldo de 2.100 euros netos, por catorce pagas.

Elaboración propia. / cuartopoder.es

Quienes no van a verse afectados por los recortes salariales que planea el gobierno son los presidentes y diputados autonómicos y consejeros. «No porque no queramos -admite un alto cargo gubernamental- sino porque esos salarios son competencia exclusiva de las autonomías». El gobierno – explica esta misma fuente- no puede intervenir en este capítulo sin entrar en una invasión clara de las competencias de las comunidades autónomas, pero sería de agradecer que ellos mismos se apliquen esas políticas restrictivas. Como muestra, un botón: cita los recortes salariales que se ha aplicado la Comunidad de Madrid o Cataluña, aunque apostilla que «sigue pareciendo escandaloso que el presidente de la Generalitat cobre 144.000 euros, el doble de lo que cobra el presidente del Gobierno de España».

El recorte por ley afectará a corporaciones municipales, pero no a las autonomías y sus presidentes, cuyos sueldos oscilan desde los 144.040 euros anuales del catalán, Artur Mas, o los 100.696 euros de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, hasta los 51.600 euros del presidente extremeño, José Antonio Monago.

(*) Actualización: Suprimimos del gráfico al alcalde de Molina de Segura, localidad murciana de 67.974 habitantes, a quien atribuiamos un sueldo de 84.678 euros anuales. Su salario es, en realidad, de 72.192 euros anuales. Cobra, por tanto, 5.993 euros menos que el presidente del Gobierno.