Un pacto de Estado sobre los ayuntamientos

0
Juan José Lucas. / senado.es

Al PSOE no le ha gustado nada el plan que ha presentado el Gobierno para reducir o desmantelar servicios de los ayuntamientos e incluso hacerlos desaparecer. Al entender de sus expertos, la propuesta gubernamental supone una auténtica intervención de los ayuntamientos al quitarles la capacidad de decidir sobre sus Presupuestos mediante la introducción de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y recortar los servicios públicos municipales abriendo la puerta a su privatización. Además, los socialistas consideran que en lugar de simplificar la estructura administrativa, la hace más compleja añadiendo un nuevo escalón entre los Ayuntamientos y las Diputaciones: las comarcas. Y, finalmente, estiman que lo que hace la propuesta es condenar a la desaparición a mancomunidades y consorcios y ampliar el poder de las diputaciones.

En realidad, el proyecto gubernamental, que el Gobierno quiere pactar con otros grupos –especialmente PSOE, CIU y PNV– ha generado polémica incluso en las filas del PP. De hecho, un hombre que conoce especialmente el asunto porque fue muchos años presidente de Castilla y León, una de las comunidades autónomas a las que más afectará la nueva regulación, el actual vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, no oculta su inclinación por la idea de que lo razonable sería mantener servicios coordinados por las Mancomunidades en lugar de hacer desaparecer los ayuntamientos pequeños cuyo valor identitario es tan importante para sus ciudadanos.

Publicidad

Por eso, el PSOE trabaja ya en un documento alternativo acordado con todos sus alcaldes que estará finalizado esta semana en el que, por un lado, se aborda cómo hacer compatible el necesario esfuerzo de austeridad, para contribuir a la estabilidad presupuestaria, con el mantenimiento de la autonomía municipal. En segundo lugar, se indica cómo conseguir una modernización de las entidades locales para que sean más eficientes y austeras y para que su funcionamiento y servicios estén más acordes con la realidad de nuestra sociedad actual. Y, por fin, cómo evitar duplicidades y actualizar el reparto competencial, de forma que pueda mejorarse la eficiencia y la prestación de servicios a los ciudadanos sin que desaparezcan ni se privaticen.

El PSOE considera que la propuesta presentada por el Gobierno para negociar el nuevo modelo municipal en España (reforma de la Ley de Bases de Régimen Local) no responde ni a criterios de modernización y mejora de los ayuntamientos, ni a medidas para hacerlos más austeros y eficaces, ni a delimitar las competencias de cada administración para evitar duplicidades. Además, la dirección del PSOE añade que tampoco responde  a la necesaria adecuación de las competencias municipales a la realidad de la sociedad española del Siglo XXI, ni a simplificar la actual estructura administrativa, ni mucho menos a mejorar los servicios públicos que prestan las entidades locales. “De hecho, lo que el Gobierno plantea es recortarlos”, señala.

El PSOE, aseguran quienes elaboran la alternativa al plan gubernamental, esperaba una propuesta para debatir un cambio en el modelo municipal que mejore el funcionamiento de los ayuntamientos y mejore la forma en que los ciudadanos y ciudadanas reciben los servicios. “Pero no ésta que el Gobierno ha puesto sobre la mesa de negociación y cuyo objetivo parece ser más que desaparezcan los ayuntamientos por la vía de los hechos”, señalan. Para el PSOE es fundamental, también, que, en paralelo, se negocie la reforma de la Ley de Haciendas Locales.

Esperemos que en este asunto, que merece ser considerado de Estado porque en el terreno de los ayuntamientos nos jugamos mucho, el PP acabe negociando con todo el arco parlamentario –sería un disparate dejar al margen a IU, como pretenden algunos– y no haya imposiciones. Es imprescindible que se alcance un pacto de verdad, que valga para todos por lo menos un puñado de décadas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.