Rajoy ocultó un nuevo tijeretazo en sanidad y educación y su compromiso final de recortes con Bruselas

6
Rajoy, en un momento de su rueda de prensa de ayer, día e, en el Palacio de La Moncloa. / la-moncloa.gob.es

Mariano Rajoy quiso dar la cara ,por primera vez tras siete meses al frente del gobierno, en la sala de prensa del Palacio de la Moncloa, para, según dijo, explicar “lo que más nos preocupa”; las causas de la difícil situación económica que atravesamos, “a las que hay que poner  remedio” y las medidas que ha tomado el Gobierno. En principio, su sola comparecencia ya era noticia. Por fin, Rajoy iba a explicarse, antes de salir de vacaciones para Galicia. Pero fue precisamente lo que calló, lo que no dijo, lo que se convirtió en noticia. Al presidente del  Gobierno, que compareció durante una hora ante los medios de comunicación, se le pasó comentar que, en ese mismo Consejo de Ministros que acababan de celebrar habían dado luz verde al Plan Presupuestario 2013-2014 que el Gobierno ha tenido que presentar a Bruselas a cambio de la moratoria de un año concedida a España en la consecución de los objetivos de déficit. Un auténtico “despiste”. Los periodistas que acudieron al Palacio de la Moncloa no supieron de la existencia de ese Plan enviado a Bruselas ayer mismo hasta después de concluir la comparecencia de Rajoy, momento en el que se les facilitó la referencia y nota de prensa correspondiente al Consejo de Ministros.

Rajoy contestó preguntas, sí, pero ninguna referida a ese plan que se cifra, entre reducción de gastos y aumento de ingresos por recaudación, en 102.149 millones de euros y en el que, si bien, se recogen medidas ya anunciadas tanto en el Real Decreto del 30 de diciembre, como en los Presupuestos Generales para 2012 y en el reciente Real Decreto de julio, que estimaba ahorros y recortes por un total de 65.000 millones de euros, también se prevén “sorpresas” adicionales en forma de recortes en materia de Sanidad y Educación, que tendrán que aplicar las Comunidades Autónomas, por valor de 3.750 millones de euros.  Algo que, por cierto, tampoco se mencionó en la reciente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Pero no fue la falta de pericia informativa de los periodistas, sino la inopia en la que el silencio de Rajoy los mantuvo hasta el final de la rueda de prensa lo que le permitió irse “de rositas” a iniciar su breve periodo de vacaciones estivales.

Publicidad

El plan enviado a Bruselas distribuye entre ahorro e ingresos por recaudación un total de  13.118 millones de euros en 2012, 39.000 en 2013 y 50.100 en 2014. Así, según su previsión, estima recaudar más de 35 millones de euros entre 2012 y 2014 tras la subida recién aprobada del IVA, con una total de 2.300 millones de euros en 2012, 10.134 en 2013 y 9.670 en 2014. Asimismo, establece un ajuste en materia de empleo por 3.500 millones de euros en 2013 y 5.500 en 2014 y prevé lograrlo mediante la supresión de la bonificación por contratación o la reducción  de la prestación por desempleo, pese a que la cifra de desempleados en España es de casi 5,7 millones de parados, según la última Encuesta de Población Activa. Por último, también prevé engrosar esta partida con su campaña de lucha contra el fraude fiscal.

Sin embargo, durante su comparecencia, Rajoy no detalló el impacto de estas medidas ni si tiene en mente nuevos ajustes o rebajas en la prestación de desempleo para los años 2013-14. Tan sólo se limitó a responder que no había nada decidido sobre la posibilidad de mantener o no la ayuda de 400 euros a los parados de larga duración que ya han agotado el total del subsidio por desempleo que les correspondía.

Entre las “buenas noticias”, dentro de la desgracia, Rajoy negó, ante la pregunta de una periodista japonesa muy interesada en saber si prepara una nueva reforma laboral, tener ninguna intención de dar una nueva vuelta de tuerca. Dijo que la reforma recientemente aprobada es buena y dará sus frutos. Y una buena nueva más: aseguró, preguntado por la posibilidad de rebajar las pensiones el año próximo: “no tengo intención de bajarlas el año que viene”, y añadió que “sería la última partida presupuestaria que tocaría”.

Por otra parte, el presidente del  Gobierno se acogió al “no sabe/no contesta”, cuando, en repetidas ocasiones, le preguntaron si iba a solicitar formalmente la ayuda del fondo de rescate europeo, tal como esta semana dijo el presidente del BCE, Mario Draghi, que debían hacer aquellos países (en alusión a España e Italia, principalmente) que quieran que el banco emisor compre su deuda. Como Rajoy no sabe cuáles son esas condiciones “extraordinarias” de las que habló Draghi, Rajoy no contesto. Ni descartó ni desmintió acudir al rescate, sencillamente se limitó a decir que, hasta que el BCE no defina las condiciones y medidas que tiene previstas no tomará una decisión.  Eso sí, trató de tranquilizar al respetable afirmando que “haré lo que creo que convenga al interés general de los españoles”.

Mariano  Rajoy sí quiso desvelar, en cambio, la carta enviada tanto al presidente del Consejo Europeo, Hermann van Rompuy, como al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la que urge a la UE a debatir y aprobar la unión bancaria antes de que finalice 2012.

El presidente del Gobierno envió también su particular recado a las CCAA, a las que recordó que “la salida de la crisis es un objetivo nacional y todos debemos remar en una dirección” y, ante las críticas recibidas desde comunidades no gobernadas por el PP,  tras la reciente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, Rajoy ha replicado: “Hemos ayudado a las comunidades duplicando el plazo para la devolución de su deuda…hemos hecho anticipos, hemos hecho plan para proveedores…

Por último y ante posibles rumores estivales de crisis de gobierno, Rajoy descartó que vaya a aprovechar el descanso estival para perfilar una crisis en su gabinete. Tampoco tiene en mente, según dijo, nombrar un vicepresidente económico.  Todo ello en una rueda de prensa que dio más de sí por lo que no contó que por lo desvelado. Una comparecencia a la que Rajoy  puso fin con un “muchas gracias y buenas vacaciones, para el que pueda…

6 Comments
  1. Peter says

    Si, en Sanidad sobra mucho personal, hace unos dias necesité una curas y no había nadie en la salita de curas. Luego salieron 5 de risas y fiesta de dentro.

  2. Peter says

    Y muchos médicos pueden ser sustituidos por un administrativo que sepa rellenar recetas, ayudado quizá por un programa informático, que le metes los síntomas y te dá las pastillas.

  3. Soraya says

    Sobrar personal, no sobra, quizás más ética en el trabajo. A la larga nos veremos más que perjudicados, pero lo más penoso, no son los recortes en sanidad. Qué va a ser de nuestra educación con más recortes, siendo esta la base que hace fuerte un país! Luchando según ellos durante mucho por la calidad de la enseñanza y ahora con las modificaciones profesionales de la enseñanza tendrán que dar materias que no son de su competencia….queremos eso?

  4. Guille says

    Peter, soy enfermero, nunca he tenido plaza fija. Aun así, por principios, siempre he trabajado en instituciones públicas. Siempre he trabajado para todos y todas por igual. Siempre he pensado que lo justo es que mi pueblo sea mi jefe. Desde que me diplomé en 2007 hasta hace un par de años, trabajaba tres meses todos los veranos haciendo las sustituciones de verano del personal fijo. También trabajaba en navidades, y si había suerte, cubría alguna baja que se alargaba algunos meses más. Este mes de Agosto de 2012 voy a completar un año completo sin trabajar. No encuentro trabajo ni en la sanidad privada. Te aseguro que cada hora de las que pasé trabajando para todos vosotros y vosotras sólo he pensado en vuestra salud. He pasado incluso noches en mi casa soñando con mis pacientes. Me han cambiado de servicios constantemente, y cada vez que comenzaba un trabajo nuevo eran horas y horas de aprendizaje y esfuerzo. Me he gastado gran parte del dinero que he ganado en actualizar mis conocimientos haciendo horas y horas de cursos de especialización, un master y un experto universitario, talleres prácticos,… etc. En esos años, he trabajado junto a cientos de grandes profesionales veteranos que ahora están haciendo frente a toda la demanda sanitaria. Claro que hay trabajadores y trabajadoras sanitarios que no cumplen con su deber. Pero puedo afirmar con toda tranquilida que las primeras víctimas de esa falta de profesionalidad son ellos y ellas mismas. Mi profesión es muy exigente. La persona que no trabaje con vocación de trabajar para los demás está abocada a «quemarse» y ser infeliz. Trabajamos (bueno, yo trabajaba) bajo la constante vigilancia de nuestros jefes y jefas: ustedes. Ahora tendré que meter en una maleta mi diplona de enfermero que ustedes me pagaron con sus impuestos (porque estudié en una universidad pública), mi experiencia profesional de valor incalculable,… Meteré en la maleta todo mi proyecto de vida, que era dedicar mi vida profesional a la salud de toda la gente que me rodea por igual, sin distinción de sexo, clase social, nación de procedencia,… (si, esos valores cristianos que la derecha después tiene la desfachatez de apropiarse…). Meteré todo lo que soy en una maleta, y me iré a otro país a fregar platos durante un tiempo, mientras aprendo la lengua de un pueblo que pelee por un Estado-Nación de bienestar. Buscaré un pueblo que no atienda a populismos y pelee por sus derechos. Porque yo vivo de eso. Trabajo para que vuestros derechos se hagan realidad. No trabajo para perpetuar los derechos de una minoría de caciques fachas manipuladores y una mayoría de súbditos fieles a su mando a distancia y a las mentiras que le irradian día a día durante el telediario de las tres.

    Ah, por cierto. Cuando podemos, los profesionales de la salud paramos a comer algo durante nuestro turno de ocho horas. No te digo si hacemos guardias de 24h.

    Y el día que un administrativo expida recetas, o un técnico sin formación haga mi trabajo, yo dejaré mi profesión y me dedicaré a otro ámbito que no sea el sanitario. No lo dudes Peter.

    ¡¡SALUD!! 🙂

    PD: En el caso de que se tomen las medidas que propone Peter, tampoco os recomiendo que acudais a ningún centro sanitario.

  5. Vincent says

    Guille, si has hecho todas esas cosas y estas tan mal, es obvio, algo no está bien hecho. . .¿quien es el culpable?No hay culpables, nosotros somos responsables de nuestra vida y si tu y tantos otros os creisteis el cuento de que estudiando y formandote tendrías el futuro asegurado, mal hecho. Somos nosotros los unicos responsables de lo que está ocurriendo pero seguimos esperando que alguien por encima de nosotros haga lo que nos corresponde a nosotros a titulo individual, tomar decisiones y admitir las consecuencias. Quizás lo que está ocurriendo es lo que tiene que ocurrir, otra cosa es no querer ver lo que siempre manejó los hilos del ser humano, somos el rebaño que alimenta el autentico poder mundial. Eso si, no creo que haya cambio posible desde una actitud violenta pues la historia nos ha enseñado que con el tiempo, quien vence es el vencido, es tiempo de descubrir que vivimos desde la separación que alimenta el propio Poder, mientras no comprendamos que unidos podemos, todo seguirá igual. Ala, que sigan los recortes a ver si hay mas españoles dispuestos a hacer algo más que quejarse y culpabilizar al otro.

  6. mama says

    yo y mi hijos ya llevamos ya ase dos años que no tenemos medicos porque no tengo papeles en regela y pero mi niño a nacido a aki y no tiene medico en pueblo que vivimos nos quisieron dar un medico de cabezera y muchas ingusticia

Leave A Reply

Your email address will not be published.