El otoño de los prosaicos: libros de Zapatero, Blanco, Bono y Molina

5
Imagen de archivo del ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y José Bono. / Efe

El expresidente de gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está terminando de escribir un libro; el exministro de Fomento y exvicesecretario general del PSOE, José Blanco, está a punto de concluir el suyo;  el expresidente del Congreso y también exministro, José Bono, se dispone a lanzar el primer tomo de sus memorias, comenzando por el final de su recorrido político, y hasta el exministro de Cultura con Zapatero, Cesar Antonio Molina, anuncia que publicará sus notas del paso por la política. Aunque como decía Koestler, “nadie puede garantizar la corrección de su memoria”, las cuatro novedades obligarán a quienes se interesan por la política a permanecer atentos a su librería amiga.

Cuando un diario madrileño de derechas de toda la vida publicó hace cuatro meses que Zapatero estaba escribiendo un libro de economía, la hilaridad desbordó las redes sociales. El volumen de ZP fue trending topic en Twitter por un día, reverdeció el recuerdo de Jordi Sevilla de enseñarle economía “en dos tardes” y brotaron cientos de sugerencias para el título: “En busca de los brotes verdes”, “Economía en dos tardes para quebrar un país”, “Sin cejas no hay paraíso”, “Nunca cejes en tu empeño”, “La tierra es el viento, exprópiese”.

Tamaña propaganda animó más si cabe al expresidente en su proyecto narrativo. En un encuentro con algunos periodistas en la cafetería del Castillo de San José, en Lanzarote, donde pasa tres semanas de vacaciones, confirmó que su relato avanza a buen ritmo y adelantó que será “un libro con reflexiones sobre la etapa que me ha tocado vivir en primera línea de la política”, y del que, según dijo, “se hablará mucho”. Siempre fue muy presumido y, a tenor de los comentarios de algunos amigos y colaboradores, contará cómo resistió dos ataques de los supuestos aliados europeos para “intervenir” primero y “rescatar” después a este gran país con un dogal al pescuezo.

Del impulso del expresidente como cronista quizá salgan detalles de aquella política nicomédica (por detrás) que le llevó a pactar con Mariano Rajoy hace un año la reforma de la Constitución sin referéndum. Para tranquilizar a los especuladores del capital antepuso la reducción del déficit y el pago de los intereses de la deuda al uso de los recursos fiscales en inversión educativa y sostenimiento de la sanidad y los servicios sociales básicos que ahora Rajoy y el PP aplican sin piedad. Del principal acierto de su mandato –el fin de los atentados de ETA-- no esperen detalles: “hay que dejar que pase el tiempo”, ha dicho.

Aparte de la curiosidad sobre cómo reflejará Zapatero la angustia de sentirse leal a dos bandos contrarios –las fuerzas del trabajo, de las que el PSOE todavía se reclama, y las del capital-, el segundo libro otoñal, el de José Blanco, se centrará en la refriega política, eso que llaman estrategia para alcanzar el poder y táctica o tino para mantenerse en él durante una década al frente del partido y casi ocho años en el gobierno. Si el libro de Blanco responde a la afirmación de los pesquisantes y psicoanalistas de que los hechos al parecer sin importancia ocultan las grandes claves, no hay duda de que resultará jugoso.

De las memorias de Bono vale esperar precisamente las claves de sus despachos y cabildeos en el Congreso con Zapatero, Chaves, Rubalcaba y otros dirigentes para designar a este último como candidato a la presidencia del Gobierno en detrimento de Carme Chacón y de la democracia interna en el PSOE, sin congreso extraordinario ni elecciones primarias. Por lo demás, Bono se ha esforzado en que su texto salga sin manchas de rencor, una sustancia de la que asegura “no me queda ni una gotita”. En él se cumple el dicho de Freud: “Cuando he perdonado a una persona, he terminado con ella”. Aunque Bono es cristiano y Cristo odiaba a los mercaderes, ha confesado que recibirá del editor Lara más de medio millón de euros por los derechos de autor de sus memorias en varios tomos. Hace un año recibió un anticipo de 200.000 euros, según dijo.

Por último, las notas del escritor César Antonio Molina a su paso por la política también prometen ser interesantes si, como ha dicho, “apunté todo”. El libro será “una especie de diario, largo, siguiendo el ejemplo del gran maestro Manuel Azaña”. Dos años en el Gobierno de Zapatero y una destitución inesperada pueden dar mucho de sí cuando se manejan los actos con habilidad y se da a los actores el trato que se merecen. Azaña tildó a muchos de botarates y este Molina de momento dice: “Espero que Zapatero ahora tenga tiempo para leer”. Y para escribir, oiga, que de la crisis se aprovecha todo.

5 Comments
  1. Nekane says

    ¡Qué interesante!

  2. Bodoni says

    Ya pueden escribir con arte, en gallego, bable o castellano de La Mancha; no contarán más que medias verdades a conveniencia para justificar su contribución a la gran depresión, con el 25% de paro. Vaya caraduras. Que los lea su familia.

  3. astures says

    Y los del PP no escriben o es que no saben escribir.
    Menos politiqueo

  4. LUCIA BUTCA says

    Me encanta la forma que tiene señor Jose Luis Rodriguez Zapatero de expresarse ,de sentir las cosas ,estoy segura que los ciudadanos podemos aprender a ver las cosas de otra manera ,y estoy segura que el libro tendra mucho exito ,y lo que tenemos que cambiar es la mentalidad .
    Sera el libro mas exitoso del siglo .
    Vos deseo mucha suerte desde el fondo de mi corazon .
    Un cordial saludo
    Lucia Butca

  5. LUCIA BUTCA says

    EL SEÑOR JOSE LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO ERA IDONEO PARA LA SITUACION SOCIAL-ECONOMICA QUE HAY ACTUALMENTE EN ESPAÑA .
    LO NOTO MAS MOVIDO ,MAS INTELIGENTE ,MAS AGIL Y MAS LISTO PARA RELACIONARCE CON EL MUNDO EXTERIOR DENTRO DE LO QUE HAY ,MAS SIMPATICO ,MAS AGRADABLE .

Leave A Reply

Your email address will not be published.