El PSOE plantea en el Congreso cómo evitar urgentemente los próximos 250.000 desahucios

3
Alfredo Pérez Rubalcaba, en primer plano, con Mariano Rajoy al fondo, ayer, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

Por fin, Mariano Rajoy asumió ayer en el Congreso que hay que buscar una solución al drama de los desahucios. Alfredo Pérez Rubalcaba le invitó en la sesión de control a discutir el proyecto de ley que presentó el PSOE el jueves de la semana pasada. El presidente no dijo nada. Pero el reto quedó sobre la mesa.

Publicidad

Y el 'no debate' se produce mientras el Consejo General del Poder Judicial concluye su informe sobre los abusos del sistema bancario en materia de desahucios, los expertos del 15-M siguen recogiendo firmas para presentar una iniciativa popular sobre el tema en el Parlamento (ver información de nuestro compañero Luis Diez del pasado jueves) y  el PSOE acaba de registrar en el Congreso una proposición de ley que podría evitar 250.000 desahucios en los próximos  meses si se aprobase con celeridad. El título de la proposición es, por sí mismo, significativo: Ley de Medidas contra el Desahucio, el Sobreendeudamiento y la Insolvencia. El texto bebe de las fuentes de leyes semejantes ya existentes en países como Francia o Suecia, entre otros, aunque allí se conocen como leyes “de segunda oportunidad”. Y establece que todos los bancos con participación del FROB estatal estarán obligados a negociar con el deudor.

Publicidad

El objetivo principal de la iniciativa es conseguir que nadie se quede sin casa y consecuentemente en la calle por no poder pagar su hipoteca como  consecuencia de haberse quedado en paro o cualquier otra causa imprevista y ajena a su voluntad.

¿De qué manera? Pues estableciendo nuevas condiciones para que pueda hacer frente al pago de su deuda en más tiempo, de forma que no se le condene a la indigencia. Y en el caso de la dación de pago, con la posibilidad de continuar usando su vivienda familiar.

Las nuevas condiciones se establecerían mediante un acuerdo con el acreedor realizado ante notario, abonando un arrendamiento social consistente en una cantidad máxima anual del 2% de la deuda pendiente y con el límite de que esa cantidad no pueda exceder, en ningún caso, de un tercio de los ingresos totales familiares.

La Ley establecería, además, que no se pueda desahuciar a las familias que dedican más del 50% de sus ingresos al pago de sus deudas.

Con su iniciativa, el PSOE pretende trasladar a todos los grupos parlamentarios, incluido el 'popular', la urgente necesidad de aprobar todas estas medidas, porque 400.000 familias ya han sido afectadas por desahucios sobre sus viviendas y otras 250.000 lo van a ser en los próximos meses, si no se aplican las medidas que han planteado los socialistas en el Parlamento. Por eso, esas 250.000 familias serían potenciales beneficiarias inmediatas de la ley junto a todas aquellas que están dedicando más del 50% de sus ingresos al pago de deudas.

La nueva Ley aportará, además, importantes novedades sobre la dación en pago. Todas las entidades financieras que hayan recibido o reciban ayudas públicas estarán obligados a aceptar la dación de pago (entrega de la vivienda a cambio de la cancelación completa de la hipoteca con el Banco o Caja). El Gobierno de Mariano Rajoy ya tiene establecido que sólo las familias con todos sus miembros sin ningún tipo de ingresos puedan acogerse a la dación en pago. Sin embargo, el PSOE propone que con la nueva ley también puedan hacerlo las familias con ingresos de hasta dos veces y media el IPREM (18.600 euros) y se amplían los precios de adquisición de las viviendas  para que puedan acogerse a la dación de pago. Por ejemplo, el valor de tasación para la ejecución del bien por impago no podrá ser inferior al valor de tasación que sirvió para la concesión del préstamo.

Además, se impide la adjudicación del bien por una cantidad excesivamente baja para evitar su malbaratamiento elevando los porcentajes sobre el valor de tasación para la adjudicación y el plazo para devolver una hipoteca no podrá exceder de 30 años ni la cuantía del préstamo superar el 80% del valor de tasación de la vivienda. También se establecería un límite de 5 puntos a la variabilidad del tipo de interés en las hipotecas sobre vivienda habitual.

Finalmente, se ponen límites a los intereses de demora para evitar las actuales prácticas abusivas. Y para prevenir situaciones futuras de sobreendeudamiento, la cuota hipotecaria no podrá superar en ningún caso el 50% de los ingresos netos de la familia. Actualmente ese porcentaje puede llegar hasta el 60%.

En el PSOE son conscientes de que la mayoría absoluta del PP puede destruir la iniciativa desde su nacimiento, pero confían en que, obligado por las circunstancias, el partido gubernamental se vea obligado a abordar el problema en el seno parlamentario y acordar soluciones en la vía de lo ya legislado al respecto en otros países de la Unión Europea.

3 Comments
  1. Aurora says

    Ya he leído el pdf de esa ley del psoe que publicaron ustedes y sinceramente sigue beneficiando descaradamente a la parte más fuerte, los bancos que tasaron al alza y se niegan a aplicar la ley del mercado y la bajada del precio.

Leave A Reply

Your email address will not be published.