Montoro no encuentra a Bárcenas entre los 29.065 defraudadores amnistiados al 3%

4
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para informar sobre la amnistía fiscal. / Fernando Alvarado (Efe)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, empleó múltiples registros dramáticos en su comparecencia parlamentaria sobre el caso Bárcenas. Pasó de la didáctica irónica y prepotente para ignorantes -“les voy a dar un titular: la regularización no encubre el delito cometido; la amnistía no evita el proceso administrativo o judicial abierto, y espero rectificaciones”- a la acrimonia, la irritación y el insulto cuando el diputado socialista Pedro Saura le preguntó si como dirigente del PP había cobrado en B -“la ruindad en la política tiene un límite; hacen una oposición de enfangar y usted no merece consideración ni como persona ni como parlamentario”- y empleó un tono amenazante e inquisitorial para esparcir la sospecha de que hay parlamentarios que no han declarado “todos sus elementos”. Fue la suya una intervención deplorable.

Y todo para acabar admitiendo las críticas a una amnistía fiscal injusta, insolidaria y exculpatoria de unos defraudadores a los que exoneró de delito fiscal. Del extesorero del PP, Luis Bárcenas, del que su abogado Trallero dijo que había regularizado 10 de los 22 millones de euros que llegó a tener en una cuenta secreta en Suiza, afirmó que “está fuera del PP desde 2009” y “no aparece en la lista” de las personas que se acogieron a la regularización. “Y no puedo decir más de lo que no conozco”. Montoro se refería al listado de 29.065 personas físicas que repatriaron dinero o afloraron fondos ocultos en el interior. Junto con ellas se acogieron a la amnistía 618 personas jurídicas, empresas o sociedades, entre las que podrían figurar las instrumentales que utilizó Bárcenas. Si figuran, aunque su oficio es saber, Montoro no lo sabe.

Publicidad

Sí enfatizó el ministro que la amnistía promulgada entre el 30 de marzo y el 30 de noviembre facilitó la vuelta al circuito legal de unos 40.000 millones de euros. Dado que la recaudación fiscal fue de 1.193 millones y que esa cantidad no llega ni al 3%, frente a los tipos anunciados del 9 y el 10%, la comparecencia sirvió para confirmar las denuncias que realizó el socialista Saura el 27 de diciembre ante el pleno del Congreso y que fueron reiteradas ayer por todos los portavoces, con excepción de PP y CiU. Pero lejos de explicar las razones de tamaña desproporción, con características de “escándalo social" --el Gobierno modificó el decreto para tributar únicamente por las rentas del capital oculto--, el ministro recuperó el tono irónico y superlativo para, en la réplica a los portavoces, rechazar las “campañas sucias, las insidias y las difamaciones” de las que se siente víctima por el caso Bárcenas.

Después se envolvió en su excelente gestión de “campeón del mundo”, dijo, en recaudación y aunque admitió que “hay muchos errores”, consideró curioso que “aparezca la insidia cuando tu esfuerzo es llevar más recursos a la hacienda pública”. Unos recursos que en 2011 no estaban, añadió a modo de crítica y reproche al último Gobierno de Zapatero. “Cuando usted trae más dinero, es más criticable. Mis resultados han sido traer más dinero. Y verán que los contribuyentes grandes son los que más han aportado, verán la cifra, la verán, y en 2011 no estaban, tributaban fuera. No hay país del mundo en el que la recaudación haya subido un 4,5% con una recesión del 1,5% del PIB”, se defendió.

A la propuesta del PSOE de una “auditoría pública de todos los españoles”, una comisión de investigación del Congreso sobre los beneficiados y el origen del dinero blanqueado, Montoro no contestó. A la exigencia de que se hagan públicos todos los datos, Montoro se escudó en que el artículo 93 de la Ley General Tributaria lo impide, salvo que, como ha hecho Bárcenas, los concernidos den permiso para ello. Y prometió llevar al Congreso una reforma de dicho artículo. Y a la petición de que dimita si finalmente resulta que Bárcenas, utilizando alguna sociedad, blanqueó fondos ilícitos, contestó: “Hasta ahí podíamos llegar”. Echó en falta la presencia de Alfredo Pérez Rubalcaba y de Soraya Rodríguez, a los que tildó de “insidiosos de pasillo” y les pidió que expulsen a Saura. Como se sabe, Rubalcaba se medirá con Rajoy, aunque no en un pleno monográfico, como quería, sino el miércoles, en la sesión de preguntas al Ejecutivo.

El portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella, acusó al ministro de contar de la misa la mitad, de proferir medias verdades y de hacer la vista gorda sobre la procedencia de los fondos blanqueados. “No ha despejado las dudas”, afirmó. Y Montoro le amenazó con tirar de hemeroteca contra su grupo al hilo de las declaraciones sobre la amnistía de 1991, en la que no se preguntó la procedencia del dinero y se permitió la compra de bonos del Estado. Laia Ortiz, también de IP, en nombre de Iniciativa per Catalunya, hizo un repaso de las modificaciones del decreto “a la medida del señor Bárcenas y de muchos Bárcenas” y para blanquear cantidades en efectivo de procedencia ignota, “tráfico de armas, de personas, etcétera”, una amnistía basada en el “todo por la pasta, la misma filosofía de los corruptos”.

Para Álvaro Anchuelo, de UPyD, el Gobierno de Rajoy y Montoro, “para quien todos somos ignorantes”, pasó del error inicial de la amnistía a la catástrofe. Al ver que la regularización no funcionaba, como lo prueban los 50 millones recaudados hasta julio, “abrió la mano” y no conforme con las medidas de blanqueo de dinero en efectivo, mediante la ley de comercio (decreto de horarios comerciales) facilitó el blanqueo mediante sociedades con testaferros y modificó el código penal para impedir la persecución de los delitos fiscales. Pedro Azpiazu, del PNV, situó a Montoro ante la responsabilidad histórica de combatir la corrupción. “Los políticos estamos en el disparadero, somos culpables y lo somos porque unos cuantos chorizos y sinvergüenzas se han aprovechado de la política y del poder para enriquecerse”.

En similares términos se manifestaron Rafael Larreina, de Amaiur, y Alfred Bosch, de ERC, con el añadido del “soberanismo” para Euskadi y Catalunya que les permita construir, dijeron, una sociedad más justa. “Ustedes tienen un marrón importante, pondrán el ventilador, pero no todos los partidos y los políticos somos iguales”, dijo Bosch. “Además de recortar a los maestros, los médicos, los demás empleados públicos, han recortado a los defraudadores”, subrayó Larreina, para quien Bárcenas sólo es la punta de un iceberg de injusticia y corrupción muy grande.

Pero Montoro, turris burris. Aparte de envolverse en su “éxito recaudador”, de reclamar rigor a los medios de comunicación, a los que, según dijo “les sale gratis” el “linchamiento y la difamación” y de pedir que terminen las críticas infamantes que “deterioran a las instituciones políticas”, evitó contestar pormenorizadamente y comprometerse en las acciones de transparencia que le solicitó la oposición.

4 Comments
  1. Nekane says

    Debe ser que no la ha buscado bien entre tantas criadas dominicanas utilizadas como testaferros.

  2. Lucas says

    Este Montoro amenazador, como todos los chulos, sabe de sobra que ayudó a los patriotas sinverguenzas que optaron por arruinar el país para echar a ZP, el lelo, incapaz de liderar nada ni de apelar a la democracia, a los ciudadanos para meter en la cárcel a los chorizos de cuello blanco. Los mismos que echaron a Garzón se ríen de todos los españoles a mandíbula batiente. ¡Hay que acabar con ellos!

  3. paquito sales says

    no podia ser de otra manera, el esparcidor de mierda del mundo poniendo en el mismo rasero 50000 euros, si algo hay, que millones de euros….todo para desviar la atencion de gurtel, ruz en suiza, garzon, el destrozo que se esta ejecutando…..estamos esperando que iu y 15m se desmarquen de esos esloganes: todos son iguales, bipartidismo, politicos en general…si no estaran en el punto de mira de ser palmeros peperos o cosas aun peores. el pp y sus voceros dejaron con vida al psoe cuando aznar, ahora parece que eso se va a solucionar. buen homenaje al periodismo.

  4. Ciro says

    Aunque no se yo si la merece por insidioso, tengo una buena noticia para Montorete, ea, y los de la caverna de Alí Babá: Bárcenas no existe

Leave A Reply

Your email address will not be published.