Los críticos a Rubalcaba rechazan el pacto con Rajoy

5
Alfredo Pérez Rubalcaba, ayer, durante su intervención en las jornadas organizadas por el Círculo de Economía en Sitges. / Susana Sáenz (Efe)

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba quieren pactar, entenderse y llegar a acuerdos en un momento en que las instituciones y los partidos políticos atraviesan un problema de imagen y de credibilidad ante los ojos de los ciudadanos, según se desprende de forma reiterada en la mayoría de los estudios de opinión y los sondeos publicados en los últimos meses. Pero una cosa es lo que quieren las cúpulas de los partidos y sus líderes y otra bien distinta lo que defienden los sectores críticos de ambas formaciones. Las cúpulas de PP y PSOE quieren el pacto, pero los críticos no sólo lo rechazan sino que lo consideran una muestra de debilidad de sus respectivos líderes: Rajoy y Rubalcaba.

"Esta vez-asegura un alto dirigente socialista- vamos a poner toda la carne en el asador para intentar llegar a un acuerdo, que no será de máximos, pero será positivo!". La afirmación lleva implícita una confesión de parte: hasta la fecha el PSOE no había hecho todos los esfuerzos posibles por acordar políticas y soluciones a los problemas del país con el PP. Pero ahora ha llegado el momento de hacerlo, según este mismo dirigente, "por el bien de España, de sus ciudadanos, de las instituciones y de nuestra propia imagen ante los votantes, que nos exigen que hagamos algo, más allá de siglas y partidismos".

Publicidad

Desde el PP, por otra parte,  un miembro del gobierno argumenta que "a poco que ponga de su parte el PSOE, llegaremos a acuerdos, porque a nosotros nos interesa estar más arropados ante Europa y evitar que el principal partido de la izquierda se eche al monte... pero sobretodo, porque ellos son los primeros interesados". De acuerdo con esta versión, "el  PSOE es un partido de gobierno, que no puede andar compitiendo con IU. Su espectro electoral está en el centro izquierda, no en los caladeros de IU. Y su electorado quiere que sea relevante, en el gobierno y en la oposición. Desde que perdieron el gobierno son irrelevantes."

Con todo, tanto el entorno de Rajoy como el de Rubalcaba quieren pactar. Pero sus críticos sólo ven inconvenientes al gran acuerdo. De hecho, en el caso de Rubalcaba, uno de los muchos "críticos" con su gestión al frente del partido asegura que "ese pacto puede ser su tumba". Entiende este exdirigente socialista que "Alfredo no puede ir del brazo de Rajoy cuando está desmantelando las políticas sociales, está propiciando una involución en los derechos sociales y nos está llevando  por unos derroteros económicos terribles. Si Alfredo traga con todo eso, acabará siendo cómplice de Rajoy y el partido le pasará factura más pronto que tarde".  La factura a pagar es, según esta misma fuente, su cargo como secretario general.

Otro de los diputados socialistas consultados por cuartopoder.es opina que "la operación de Alfredo de firmar un pacto con Rajoy tiene que ver más con la búsqueda de  una foto para autopromoción que con lo que el  partido necesita". Y añade "el PSOE necesita un revulsivo, una sacudida, una nueva dirección, que marque un línea política de izquierda, ilusionante, no una foto con Rajoy".

Otro de los socialistas críticos con Rubalcaba advierte que "si en 2011 sacamos el peor resultado de nuestra historia, las elecciones europeas de 2014 pueden volver a marcar otro record a la baja para el PSOE. Y Alfredo lo sabe. Debería preocuparse más de eso, de por qué nos abandona nuestro electorado que de llegar a acuerdos con Rajoy, que está planteando políticas nefastas para el país.

Las voces críticas en el PSOE se muestran cuando menos escépticas con el pacto con el gobierno y apuntan con él a la sien de Rubalcaba. Convencidos de que será un pacto estéril, creen que las bases del PSOE no van a permitir más golpes de efecto inútiles de su secretario general.

En el PP, aunque hacen menos ruido, también hay críticos a Rajoy y a su voluntad de pacto. Desde el entorno del expresidente José María Aznar se insiste en que  "pactar con el PSOE no aporta nada, salvo un balón de oxígeno a Rubalcaba, que está en la UVI". Así subraya la inconveniencia del pacto quien fuera miembro del gobierno de Aznar. Y, en la línea del expresidente, añade: "lo que tiene que hacer Rajoy es cumplir su programa electoral, su compromiso con los ciudadanos y utilizar para ello la mayoría absoluta que le dieron hace año y medio".

5 Comments
  1. juan gaviota says

    No creo que el psoe se eche al monte, el monte es muy duro ,y solo los guerrilleros lo pueden soportar.
    Por otra parte si los peperos cumplieran su fantasmal programa electoral ,a los seres humanos que poblamos España ,nos iría un poco mejor; Pero claro, España ya no es de los Españoles ,somos una colonia política y militar supeditada a poderosos intereses foráneos ,y eso hay que pagarlo con la servidumbre.

  2. Thom says

    Los críticos a Rubalcaba no quieren pactos con Rajoy; yo tampoco. El PPresidente-PPlasma tiene una brillante mayoría absoluta, que gobierne y si no es capaz q se vaya a su casita. Alfredo lo q tiene q hacer es enviarle las propuestas, x escrito, del psoe, no las suyas y d quienes lo rodean, a Rajoy; cuando Rajoy responda, también x escrito, se estudia la respuesta y si procede q lo dudo, se podría estudiar el posible pacto.

  3. Galdo-Fonte says

    EL RETORNO DEL «DÚO QUILOVATIO»

    http://globedia.com/retorno-duo-kilovatio

Leave A Reply

Your email address will not be published.