Ganar al PSOE y mantener a raya a UPyD, objetivo del PP en las europeas

3
Rosa_Diez_Alfonso_Alonso_PP_europeas
Imagen de archivo de Rosa Díez (UPyD) y del portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, en el Congreso. / Efe

La dirección del PP prevé un notable retroceso de cara a las próximas elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán dentro de  poco más  de medio año, en mayo de 2014. Los más expertos y curtidos en batallas electorales, consultados  por cuartopoder.esafirman categóricamente que el PP perderá apoyos. Sin embargo, su meta consiste en, pese a ese retroceso, mantenerse como partido más votado, por delante del PSOE. "Tenemos que seguir por delante del PSOE- asegura un destacado dirigente popular-. Mientras el PSOE esté por detrás de nosotros, no habrá ningún  problema. Somos conscientes de que sería un milagro mantener un resultado similar al de 2009 (el PP obtuvo entonces  el 42,70%, porcentaje que les da derecho a tener 24 eurodiputados, frente a los 23 del PSOE, que obtuvo el 39, 33%,) pero nuestro reto consiste en seguir siendo la fuerza más votada y mantener al PSOE por detrás".

Los populares - según fuentes de su dirección nacional-  son conscientes de que para lograr su objetivo tendrán que combatir una serie de problemas, como el castigo que puede propinarles su propio electorado -descontento por la crisis y que, para entonces, no habrá visto esos síntomas de recuperación reflejados en sus respectivas economías domésticas-, la desmovilización de sus propios cuadros o lo que un miembro de la dirección popular describe como "el pasotismo de alcaldes y presidentes autonómicos, que  no mueven un dedo, porque estas elecciones no van con ellos y porque, mientras siga el descontento ciudadano por la crisis, no están por la labor de salir en la foto con los miembros del gobierno". Por último, entre las preocupaciones de los responsables electorales del PP está la fuga de votos hacia otras opciones  políticas incipientes, como el partido que lidera Rosa Díez, UPyD o los "Ciudadanos", con Albert Rivera al frente,  que acaba de anunciar que, de ser un partido estrictamente catalán y que solamente se presentaba en esa Comunidad,  pasa a lanzarse a todo el territorio nacional.

Publicidad

"Los partidos como UPyD o Ciudadanos -reflexiona un miembro del gobierno y dirigente popular- no sólo son una amenaza para nosotros, sino también para el PSOE. Los socialistas, nuestros eternos rivales, son inofensivos para nosotros, porque  no nos quitan ni un voto por la izquierda. En cambio ellos -continua con el  análisis- se desangran por la izquierda y tienen que aguantar el tipo también frente a los bocados de UPyD y Ciudadanos".

En el relato del PP se detecta un cierto alivio cuando constatan que el PSOE atraviesa horas tan bajas, electoralmente hablando, como  los conservadores. Pero, por si las moscas, ya están trabajando en su hoja de ruta. Ésta pasa por empezar cuanto antes a infundir optimismo y trasladar a la opinión pública la idea de que la recuperación ya está en marcha, gracias a las medidas tomadas por Mariano Rajoy,  aunque sus efectos benéficos  aún tardarán en notarse en nuestros bolsillos, igual que tardaron en notarse al inicio de la crisis, cuando la recesión estaba diagnosticada y los ciudadanos tampoco la percibían todavía.

Otra de  las tareas pendientes pasa por  movilizar a sus cuadros y, en especial, a alcaldes  y presidentes autonómicos. "Habrá que dejarles muy claro - asegura una dirigente popular- que, aunque no lo crean, se están jugando mucho: si hay un batacazo en las europeas, eso salpicará también a sus elecciones, que vienen  poco después. Cualquier elemento que debilite al partido, les debilita a ellos también, así que más les vale arrimar el hombro..."

Finalmente, "hay que desenmascarar a esos partidos que, sin haber gobernado nunca, se pasan el día dando lecciones de todo", asegura uno de los dirigentes populares más activos en las campañas electorales. "Ya va siendo hora de que, en lugar de ningunearles, pongamos al descubierto sus contradicciones y carencias, porque las tienen... ¡Y son flagrantes!" .

Con esta hoja de ruta, los populares se han puesto ya en marcha para evitar que el resultado electoral que tendrá que asumir Rajoy, para bien o para mal  como  propio, sea menos malo de lo que realmente teme la familia popular.

Leave A Reply

Your email address will not be published.