El PSOE se reclama “la única fuerza de izquierda” capaz de derrotar al PP

2
El secretario general del PSOE durante la clusura de la Conferencia Política celebrada en Madrid. / Ballesteros (Efe)
El secretario general del PSOE durante la clusura de la Conferencia Política celebrada en Madrid. / Ballesteros (Efe)

Por si no lo sabían, "el PSOE ha vuelto",  y ha vuelto como la única fuerza capaz de derrotar a la derecha con un programa reformista rojo, verde y violeta. Si prestamos oídos a los aplausos, este mensaje de Alfredo Pérez Rubalcaba en la clausura de la Conferencia Política –“Somos el único partido capaz de derrotar a la derecha, el partido de la mayoría, de los trabajadores”-- levantó el entusiasmo de los más de dos mil asistentes al cónclave, que también aplaudieron la proclamación de la igualdad de derechos sociales entre hombres y mujeres por ley, la laicidad del Estado y la denuncia del Concordato con el Vaticano, el federalismo con respeto y afecto hacia Cataluña y la apertura del partido a la participación de todos los ciudadanos que hayan cumplido 16 años en las elecciones primarias. La asamblea guardó y minuto de silencio por las víctimas del terrorismo y les dedicó un largo aplauso.

Si se trataba de recuperar el mensaje de izquierda, de “reformismo radical”, la Conferencia Política del PSOE ha cumplido ese papel hasta el punto de plantear en el título primero de la Constitución los derechos sociales y una vida digna cuando llegue el momento de reformarla. “Tres de cada cuatro españoles no votó esta Constitución y ha llegado el momento de actualizarla –resumió Rubalcaba-- para impedir que las reformas estructurales de la derecha con el pretexto de la crisis lo dejen todo atado y bien atado”. De la necesaria reforma y actualización de la Constitución los socialistas excluyeron la opción de la República, lo que suscitó silbidos y protestas de una parte del plenario. Aunque se declaren cultural y políticamente republicanos, no ven clima suficiente para someter a consulta la forma de Estado.

Publicidad

El mensaje social de reconstrucción del edificio del Estado del Bienestar que está siendo demolido por la derecha y la recuperación de los derechos laborales fue buena parte del núcleo del discurso de clausura del secretario general, quien aludió a dos normas que le producen “especial repugnancia”: la exclusión de los inmigrantes irregulares del derecho a la atención sanitaria y el copago de los medicamentos por parte de los enfermos crónicos que los necesitan para seguir viviendo. Dos normas, dijo, que no se aplican en Canarias, Andalucía y Asturias, “donde gobernamos nosotros”. “No es sólo insensibilidad, es ideología”, añadió para subrayar que “la igualdad”, el otro gran mensaje de la conferencia, “repugna a una derecha que va a acabar la legislatura con más paro, más impuestos y unas desigualdades crecientes e indecentes”.

La actualización del programa incluye junto al blindaje de los derechos sociales fundamentales, el compromiso de derogar la reforma laboral del PP, reforzar el papel de los sindicatos –los dirigentes de UGT y CCOO, Cándido Méndez y José Ángel Fernández Toxo acudieron a la clausura y recibieron los aplausos del pleno–, e impedir por ley que un directivo pueda ganar en un mes doce veces más que el empleado que menos gane. Otra ley extenderá la igualdad entre hombres y mujeres. “¿Cómo os sentirías vosotros –preguntó Rubalcaba a los varones si en un contrato de trabajo os preguntaran si vais a tener descendencia y de eso dependiera vuestra contratación?” El clamor contra la humillación que sufren las mujeres se transformó en un fuerte aplauso al denunciante. Otras reformas de justicia serán una fiscalidad que dé por fin el mismo trato al trabajo que al capital y permita a los que ganan menos de 16.000 euros al año “olvidarse de pagar impuestos” mientras las grandes sociedades tributarán más, al menos igual que las pequeñas y medianas empresas, y en la lucha contra el fraude no habrá descanso ni cuartel.

La puesta al día de la oferta socialista incluye el Estado federal. “Treinta años nos ha costado reconocer esta palabra”, dijo Rubalcaba, quien, apelando a Pere Navarro, primer secretario del PSC, apostó por reconstruir el “consenso territorial” basado en “la unidad, la diversidad y el respeto y el afecto hacia Cataluña”, y recordó que “los socialistas no somos nacionalistas, pero sentimos pasión por las personas, por la diversidad de lenguas y culturas y queremos a Cataluña con nosotros”. Todo, en fin, muy edificante, no sólo para reconstruir –“tenemos que estar con las mareas porque somos los arquitectos”–, sino también para construir la nueva estructura federal, los nuevos consensos y las nuevas formas de participación política.

También en este punto se puede decir que la Conferencia cumplió su objetivo con la apertura de las elecciones primarias a todos los ciudadanos, de modo que, como decía Ambrose Bierce, puedan participar en la elección de los que previamente hayan sido elegidos por otros, en este caso, para decidir el candidato a la jefatura del Gobierno. “Es un acto de generosidad por parte de las 4.000 agurpaciones de este partido”, señaló Rubalcaba. “El partido no es nuestro, sino de todos los ciudadanos y lo vamos a hacer bien, con participación, debate y con un ejercicio de la mejor democracia”. La Conferencia aceptó la propuesta de las Juventudes Socialistas (JSE) de que todos los jóvenes puedan votar en las primarias abiertas con 16 años, que los avales o firmas de los afiliados para postularse como candidatos sean el 5% del censo (unas 10.000 firmas) y que el próximo Comité Federal fije la fecha y elabore el reglamento.

Aunque el aplazamiento del calendario –que todos fijan para el otoño del año entrante-- mantiene abierta la “crisis de liderazgo”, el secretario general, Rubalcaba, demostró que es posible anticipar el programa y movilizar a la organización aun sin resolver el tercer elemento, la dirección, que muchos consideraban prioritario. De esta forma, la Conferencia mantiene el suspense y, como quería la Ejecutiva, no se convirtió en un desfile de precandidatos. Sobre si Rubalcaba concurrirá a las primarias, las fuentes cercanas dijeron que dependerá de los resultados en las elecciones europeas de junio próximo.

2 Comments
  1. celine says

    Muy bien traído el recuerdo de Ambrose Bierce, Luis. Ya les iría bien leerlo a los participantes del congreso. Por desgracia, a estas alturas es dificil creer en nada de lo que dicen. Habrá que sperar a ver lo que hacen. Ahí está la cuestión.

Leave A Reply

Your email address will not be published.