Rajoy hace un balance muy optimista y Rubalcaba lo considera "insultante"

1
Mariano_Rajoy_balance_2013_27_12_13_Ballesteros
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su última rueda de prensa de 2013. / Ballesteros (Efe)

El presidente del Gobierno afirmó este viernes que “lo peor de la crisis económica ha quedado atrás”. Mariano Rajoy compareció en la tradicional rueda de prensa tras el último Consejo de Ministros del año --se aprobó una subida de la luz del 2,3% hasta abril y se congeló en 640 euros el salario mínimo interprofesional-- e hizo un balance entre positivo y muy positivo del ecuador de la legislatura. Si 2012, dijo, fue el año de los ajustes, 2013 ha sido el de las reformas y 2014 será “el de la recuperación”. Rajoy echó mano de los indicadores menos malos, conocidos y por conocer, para afirmar que “ya estamos saliendo de la crisis”. Inmediatamente, el dirigente del principal partido de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, le replicó en otra rueda de prensa en la sede del PSOE: “No se cuelgue medallas que no le corresponden” y le acusó de “insultar” a los ciudadanos. Ambos coincidieron con distintas palabras en negar el derecho de los catalanes a la autodeterminación. Rajoy apeló a la Constitución para decir que “la consulta es contraria y no puede celebrarse” y Rubalcaba invocó “el sentimiento común y compartido para reformar la Constitución porque la separación perjudica a Cataluña y a España”.

Balance optimista el de Rajoy con su machacona frase de que “hoy nadie habla del rescate”. Respuesta de Rubalcaba: “Ya nos han rescatado con los 40.000 millones de euros para la banca, sobre todo para la crisis de Bankia”. Optimismo de Rajoy: “La prima de riesgo está por debajo de los 230 puntos y el ahorro este año ha sido de 8.700 millones para políticas sociales”. Interpretación de Rubalcaba: “Esto es debido a la intervención del BCE y a que la UE ha flexibilizado un poco sus exigencias”. Apelación de Rajoy a la buena marcha de las exportaciones, que ya representan el 35% del PIB. Respuesta de Rubalcaba: “Si crecen las exportaciones y el turismo nos alegramos; las exportaciones van bien, aunque peor que en los años 9, 10 y 11”. En definitiva, el líder del PSOE opinó que el jefe del Gobierno se estaba poniendo medallas que no eran suyas, sino de los trabajadores que con sus reducciones salariales están haciendo posible y en exclusiva la competitividad que permite a las empresas exportar más.

Publicidad

El jefe del Ejecutivo dijo que el incipiente crecimiento experimentado por la economía española en los dos últimos trimestres de 2013 indica que “hemos dejado atrás la recesión” y que 2014 será “el año en el que se iniciará la recuperación”. Evitó aventurar cuando comenzará la creación neta de empleo, pero jugó con ventaja al afirmar que “2013 terminará con menos parados registrados que 2012” aunque dudó sobre el aumento de las afiliaciones a la Seguridad Social. En todo caso recordó que en su balance de 2012 había dicho que la mejoría empezaría en la segunda parte de 2013 “y los hechos nos han dado la razón”.

Antes de realizar su pronóstico, Rajoy completó el mensaje optimista con la baja inflación y la recuperación del 76% de la inversión extrajera en el tercer trimestre del año, lo que demuestra, dijo, que hemos reconquistado la confianza exterior. Y no olvidó que los 105.000 millones de euros arbitrados por su gobierno entre el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el plan de Pago a Proveedores ha evitado la pérdida de 400.000 puestos de trabajo, la quiebra de algunas autonomías y ayuntamientos y la caída de 3 puntos del PIB. Luego aseguró que “el 2014 será mejor, con más actividad y creación de empleo; habrá menos parados y más cotizantes a la Seguridad Social. Tenemos un fundado derecho a la esperanza y el reto es que la recuperación sea lo más intensa posible”. Y aunque anunció que ya tiene en cartera la reforma fiscal se negó a entrar en detalles.

El presidente, que llegó a calificar de “equilibrada” una reforma de la ley del aborto que, como subrayó Rubalcaba, sólo es apoyada en la UE por la ultraderecha francesa de monsieur Lepen, esquivó como pudo las preguntas más espinosas y no aclaró si bajará el IPF a los ciudadanos con menos ingresos, si permitirá que los parlamentarios del PP voten en conciencia sobre el aborto o si el registro judicial de la sede de su partido sobre la contabilidad B, de Barcenas, se debió a la falta de colaboración con la Justicia, como afirmó el juez Pablo Ruz en la orden de entrada y registro. Sobre la reforma de la Constitución o “actualización de las normas de convivencia”, según el mensaje navideño del rey Juan Carlos de Borbón, Rajoy se limitó a comentar que “el cambio constitucional más importante es Europa, la unión bancaria, el mecanismo único de supervisión, el pacto fiscal; ahí se está cambiando la Constitución y hay pleno y total acuerdo entre todos”. Recordó que por primera vez se ha renovado el Tribunal Constitucional y designado el Consejo del Poder Judicial en tiempo y forma. “Y luego hay temas en los que la apelación a hablar me parece estupendo”.

Rubalcaba_balance_2013
Rubalcaba, durante la rueda de prensa en la que respondíó a Rajoy. / Sergio Barrenechea (Efe)

Bien distinto fue el balance de Rubalcaba sobre un año que, según dijo, ha estado marcado por la crisis económica y social –“más paro, más desigualdad, más pobreza, más deuda y más impuestos”--, por la quiebra  territorial y por el desprestigio de las instituciones y la política. “Es cierto que el Gobierno tiene un modelo de salida de la crisis –admitió--: bajos salarios y recorte de derechos. Hoy mismo ha congelado el salario mínimo y subido la luz”. El líder del PSOE se sintió identificado con el mensaje de navidad del monarca cuando dijo que la recuperación llegará si se crea empleo y las familias salen de la pobreza. “Es un insulto --añadió Rubalcaba-- afirmar que estamos saliendo de la crisis mientras se quitan becas, se bajan las pensiones para los próximos diez años. Y es peor que un insulto que los enfermos crónicos tengan que pagar desde el 1 de enero los medicamentos que les dispensan los hospitales para seguir viviendo”.

Rubalcaba inquirió a Rajoy: “¿A quién se refiere cuando dice que lo peor ha pasado?”. Y se respondió a sí mismo: “Sin duda, se refiere a que España ha recuperado las desigualdades y parece que vamos a recuperar la falta de libertad”. Si en 2013, dijo, han cristalizado las políticas antisociales en materia sanitaria, educativa, de pensiones, “en 2014 amenazan con ir a por las libertades y los derechos civiles, la libertad de expresión y de manifestación y ahora el derecho de las mujeres a decidir su propia maternidad”. Sobre el proyecto de ley del aborto negó que sea “una reforma equilibrada”, como dijo Rajoy, porque a sus colegas conservadores Cameron, Sarkozy o Merkel no se les ocurriría una cosa así. Luego preguntó “¿qué tienen en común las leyes Gallardón, Wert, Fernández? Que todas son leyes Rajoy”.

Sobre la crisis política citó el caso Bárcenas, deploró que Rajoy mintiera en el Parlamento y denunció los esfuerzos del PP para que los ciudadanos metabolicen la corrupción como algo normal. Y sobre la crisis territorial insistió en la reforma de la Constitución y se mostró convencido de las posibilidades de llegar a un acuerdo con Cataluña. “Si hace 35 años, fue posible entre una gente que venía de las entrañas del franquismo y otra de la clandestinidad, no veo por qué ahora ha de ser más difícil, cuando tenemos un proyecto común y compartido y una coincidencia sobre lo que perjudica a Cataluña y también a España”. Ayer Artur Mas reconoció que una Cataluña independiente podría quedar fuera de la UE por un tiempo.

Por lo demás, Rubalcaba afirmo que en 2014 mantendrá los acuerdos con el Ejecutivo sobre la política europea y dijo que proseguirá con la política de diálogo y compromiso con las demás fuerzas de la oposición para revocar las contrarreformas del “poder absoluto” del PP. Sobre las primarias para elegir candidato del PSOE evitó pronunciarse sobre si un buen resultado en las elecciones europeas de finales de mayo de 2014 le animaría a presentarse, aunque de sus palabras se puede deducir que le permitiría ganar tiempo y posponer las primarias a después de las municipales y autonómicas de mayo de 2015.

Leave A Reply

Your email address will not be published.