LUIS DÍEZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 09:46

Carmen_Chacón_elección_secretario_general
Carme Chacón vota en Esplugues de Llobregat (Barcelona), el pasado domingo. / Toni Garriga (Efe)

El nuevo líder PSOE, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, contará con Carme Chacón y Patxi López en puestos muy destacados de la dirección del partido, sin descartar que la exministra catalana se convierta en la presidenta del partido con funciones ejecutivas. Sánchez también quiere contar con sus competidores Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. El representante de Izquierda Socialista y decano de la Facultad de Filosofía de Granada ya ha mostrado su predisposición a colaborar. En cambio, Madina, que forma parte de la Ejecutiva saliente de Alfredo Pérez Rubalcaba, ha encajado mal la derrota y se ha mostrado renuente a formar parte del nuevo equipo del secretario general.

Personas próxima al nuevo dirigente socialista han explicado a cuartopoder la oferta a Chacón para se integre en un puesto relevante en la dirección del partido, incluida la presidencia que ahora ocupa, a título honorífico, José Antonio Griñán. Sánchez es consciente de que ha tenido el apoyo de Chacón y su gente en el PSC, y estima que sería importante para la unidad del partido que estuviera en la dirección. La exministra y exdiputada por Barcelona, que renunció a su escaño en junio de 2013 por un contrato de profesora en Estados Unidos, anunciará su decisión poco antes del Congreso extraordinario de los días 26 y 27 de este mes.

Como es sabido, Chacón renunció a concurrir a las primarias internas a la secretaria general del partido y mantuvo su apuesta por las primarias abiertas a todos los ciudadanos que deseen inscribirse y participar para elegir candidato a la presidencia del Gobierno. Pero la decisión de Rubalcaba y otros dirigentes de anticipar las primarias a la elección del nuevo secretario general, como pidió Madina como condición sine qua nom para presentarse, ha provocado una reflexión interna sobre la conveniencia o no de repetir el proceso en noviembre, como estaba previsto. Esto supondría una nueva competición a la vuelta del verano entre Sánchez, Madina y Chacón, algo que pocos consideran acertado.

Aunque el eventual aplazamiento de la elección del candidato en noviembre aparece ya como el principal motivo de crítica a Sánchez, éste ha querido dejar claro que la decisión la adoptará el nuevo comité federal que salga del congreso y que su prioridad política no son las nuevas primarias sino la recuperación de la confianza de los ciudadanos en el PSOE y la formulación de un proyecto con “propuestas audaces” contra la crisis, el paro y el rescate de la “generación perdida”, los cientos de miles de jóvenes que se han exiliado por motivos laborales. En materia electoral trabajará para conquistar para la izquierda el mayor número de ciudades y autonomías posible. De este modo, si Mariano Rajoy agota la legislatura, las primarias abiertas para elegir candidato se trasladarían al mes de julio de 2015.

Fuentes cercanas a Sánchez atribuyeron un papel relevante a Patxi López en la nueva Ejecutiva, probablemente como secretario de organización. El cronista solo pudo contrastar que habían hablado. Sánchez se reunió ayer en primer lugar con Susana Díaz, presidenta de Andalucía y dirigente de la organización más fuerte del PSOE, en la que obtuvo 6 de cada 10 votos, para preparar los mensajes políticos del congreso extraordinario e ir perfilando la nueva dirección con los principios de unidad, trabajo y eficacia. En declaraciones a Antena 3 desveló que había recibido una llamada del presidente Rajoy y se mostró dispuesto a mantener una entrevista con él después del congreso para abordar la reforma de la Constitución.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend