Las cuentas del PSOE: fondos de pensiones, acciones en Wall Street y muchas deudas

4
cuentas_PSOE
Imagen con la que el PSOE acompaña su información sobre las cuentas del partido / psoe.es

Cobran un promedio neto de 3.500 euros al mes, tienen planes privados de pensiones, acciones en bancos, empresas y en Wall Street, y gestionan una empresa sin ánimo de lucro, llamada PSOE que arrastra una deuda con las entidades financieras de 64,37 millones de euros. Tal como anunció el nuevo secretario general, Pedro Sánchez, la dirección socialista colgó ayer jueves en su web los balances de los dos últimos años y medio y los sueldos, actividades y patrimonio de los 27 miembros de la Ejecutiva y de los jefes de filas parlamentarias.

Publicidad

El primer dato que llama la atención es la escasa o nula confianza de una gran parte de ellos en el sistema de pensiones de la Seguridad Social. Pese a su juventud, más de la mitad ya cuentan con planes privados de pensiones. Los que son diputados suman además los fondos de previsión de las Cortes Generales y el Parlamento Europeo. Así, el secretario general, Sánchez, que cobra un sueldo neto de 4.443,7 euros mensuales del Congreso de los Diputados (2.025,8 como diputado, 1.547,1 como presidente del grupo y 876,5 en dietas), acumula 85.366 euros en un plan de pensión del BBVA, al que se añade 14.525 euros del plan de previsión de las Cortes. La presidenta, Micaela Navarro, posee dos planes de pensiones del Santander con 84.800 euros. En cambio, el número dos, César Luena, solo dispone del plan de previsión de las Cortes, en el que acumula 15.726 euros hasta 2012, en que por iniciativa de UPyD, se suprimió la aportación del Congreso.

Publicidad

Otros dirigentes como Patxi López, la eurodiputada Iratxe García Pérez o la vicepresidenta de la diputación de Huelva, María Luisa Faneca, poseen planes de pensiones en distintas entidades bancarias que van de los 10.000 euros del primero a los 52.000 de la vallisoletana García Pérez. La exministra Carme Chacón posee 46.865 euros en el plan de pensión de la Caixa y 21.000 en el fondo de previsión del Congreso, del que fue vicepresidenta primera. Esto no quita para que algunos no hayan apelado a esa forma de ahorro y desgravación fiscal, caso de Pedro Zerolo y la feminista Eva Matarín, que ni cuenta corriente declarada posee.

ManueLde_la_Rocha_Vázquez
Manuel de la Rocha Vázquez, secretario de Economía del PSOE, declara acciones en Wall Street y depósitos en fondos de inversión estadounidenses. / psoe.es

Solo cinco de los 27 ejecutivos cobran su sueldo del partido. Se trata de los mencionados Patxi López y Carme Chacón, y de Manuel de la Rocha, Mari Luz Rodríguez e Iban García del Blanco. Todos los demás cobran exclusivamente su remuneración como cargos públicos, ya sea como diptuados estatales –caso de Sánchez, Luena, Antonio Pradas, María González Veracruz, Tximo Puig, Pilar Lucio, Meritxell Batet, Carmen Montón y otros--, gobernantes autonómicos –caso de la andaluza María José Sánchez Rubio, el vicepresidente canario José Miguel García Pérez--, concejales –caso de Pedro Zerolo-- o la alcaldesa de Provencia (Cuenca), Manuela Galiano, que con 1.921 euros más 400 de la Diputación es la penúltima en nómina y sólo supera a Eva Matarín, que percibe 2.200 euros como asesora de igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada (Madrid). La que mayor remuneración posee es la eurodiputada Iratxe García (6.252 euros netos al mes por doce pagas y 5.895 en dietas por diez pagas, de los que aporta 1.200 mensuales al partido).

También llama la atención el hecho de que muchos dirigentes socialistas posean acciones de las sociedades del Ibex. El caso más chocante es el de Manuel de la Rocha –su padre, el abogado del mismo nombre y dirigente de Izquierda Socialista ha vuelto al Congreso en sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba--, quien ha declarado acciones en Wall Street por valor de 49.961 dólares y depósitos en fondos de inversión estadounidenses por 55.598 dólares, así como cuentas, también en Estados Unidos, con 55.649 euros. Más allá de este caso que demostraría la poca confianza en el euro del responsable de análisis económicos del PSOE, el propio Sánchez es accionista de Repsol (3.309 euros) y de Red Eléctrica (15.834 euros). El exlehendakari López posee 69.000 euros en acciones del BBK y el valenciano Ximo Puig, 164.995 en la promotora de viviendas y contratas PECSA. Entre los ejecutivos socialistas hay también pequeños accionistas de Telefónica, Caixabank y otras sociedades.

En términos generales estamos ante un grupo de políticos de clase media, muchos de los cuales han tenido oportunidad de ahorrar, comprarse una y hasta dos viviendas, en edad de recibir herencias de sus padres y sin mayor dificultad para hacer frente a sus hipotecas. Sánchez tiene dos pisos en Madrid –uno alquilado por 13.411 euros al año-- y una hipoteca de la que le faltan 127.220 euros por pagar, y Luena, que posee 57.726 euros en un fondo de inversión del BBK y un depósito de 40.000 euros en la misma entidad, tiene una casa en La Rioja con una hipoteca pendiente de 128.831 euros. La más hipotecada (390.000 euros) es la diputada catalana Batet, si bien a su marido, el diputado por Cantabria del PP y actual secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, le correspondería el 50% de la hipoteca.

Con unas deudas acumuladas con las entidades financiera (los documentos no especifican los nombres de los bancos), por valor de 64,3 millones de euros, el PSOE es el partido político más endeudado y ha de dedicar este año 9,3 millones de euros de su presupuesto de 42 millones a amortización y pago de intereses. En 2013, el conjunto del partido –grupos municipales incluidos-- contó con un presupuesto de 61,5 millones y tuvo un saldo negativo de 3,25 millones de euros. El anterior secretario general, Rubalcaba, sustituyó al gerente, Xoan Cornide, que sigue cobrando del partido según fuentes internas, por Gregorio Martínez Garrido, un hombre de su confianza que seguirá en su puesto con Sánchez y, después de un ERE con despidos y bajas voluntarias, redujo el presupuesto ordinario a 42 millones de euros. En las pasadas elecciones europeas del 25 de mayo gastaron 10,8 millones y tuvieron un retorno de 9,7 millones, aunque con el gasto financiero (siempre gana la banca), el saldo negativo fue de 1.324.015 euros.

4 Comments
  1. mon10 says

    Información sin contrastar. Hace unos días ya leí en alguna web, firmado por agencia EFE, que Ximo Puig tenía acciones en PECSA, empresa constructora. Si el periodismo fuera lo que debería ser… PECSA no es una constructora, es Publicaciones y Ediciones de Castellón. Alucinante las informaciones…. alguien buscó en google y utilizó la primera entrada encontrada… Viva el periodismo¡¡¡

  2. pengyu says

    Viva España.

  3. casaruralcruz.com says

    No habia regresado tu blog por un tiempo, porque me pareció que era denso, pero los últimos posts son de buena calidad, así que supongo que voy a añadirte a mi lista de blogs cotidiana. Te lo mereces amigo. 🙂

    Saludos

    casaruralcruz.com http://www.casaruralcruz.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.