IU se suma en A Coruña al 'partido instrumental' que rechaza en Madrid

52
marea-atlántica
Imagen de una de las primeras asambleas celebrada por la Marea Atlántica el pasado verano. / Marea Atlántica
Actualización de las 20:45 con rectificación de la información sobre Zaragoza
Nota del autor: La información sobre el proceso de convergencia política en la ciudad de Zaragoza publicada en este medio era errónea, según han explicado fuentes de IU Aragón a cuartopoder.es. El acuerdo incluye la creación de un partido instrumental en la ciudad, pero para dar forma a Ganemos Zaragoza, personas sin adscripción política o simpatizantes de Podemos, puesto que éste último partido no se presentará como tal en las elecciones municipales. Este partido “pantalla” irá en coalición electoral con los partidos IU, Equo, Puyalón, Piratas de Aragón, Somos y Demos+. Por tanto, que IU vaya a realizar la convergencia en Zaragoza bajo el paraguas de un partido instrumental no es cierto. Pedimos disculpas por los problemas que se hayan podido ocasionar.

Publicidad

El camino hacia la tan, parece, ansiada convergencia política para las próximas elecciones municipales va encontrando algunos éxitos poco a poco. Tras el acuerdo, aún pendiente de ratificar al cien por cien, alcanzado en Madrid entre todos los actores políticos relevantes, en otras ciudades también se han seguido sus pasos. Uno de los aspectos más llamativos en Madrid, el de la forma jurídica como nuevo “partido instrumental” se ha replicado en otra ciudad importante como A Coruña. En  la Marea Atlántica, el acuerdo incluye a Podemos y a IU, aparte de otras formaciones. Éstos últimos se encuentran divididos en Madrid, con una determinación absoluta del sector de Mauricio Valiente en participar bajo esta forma jurídica y una negativa de la dirección de IUCM a la que, según parece, se suma la dirección federal.

No será, en cualquier caso, hasta el próximo 21 de febrero cuando se aclare la posición definitiva que tomará IU al respecto. Un Consejo Político Federal marcará las pautas y es a lo que se aferra Valiente, como ya señaló. A los miembros de este órgano también tendrán que convencerles sobre la idoneidad del ‘partido instrumental’ desde Zaragoza y A Coruña.

Iago Martínez, portavoz de Marea Atlántica, explica a cuartopoder.es cómo ha sido el proceso en la ciudad gallega. “Optamos por un sistema que no fuera un acuerdo entre las partes, sino una especie de proceso constituyente. Todas las personas participaban a título individual y finalmente se lograron unos textos de consenso que no fue necesario ni votarlos”, destaca. El proceso se desarrolló en tres áreas, una de código ético, otra de primarias y programa participativo y una tercera que se basaba en la forma jurídica y líneas de acción institucional. Todo esto ha durado un mes y el texto de consenso en cada área se aprobó el pasado sábado.

Un total de 7 partidos están participando en Marea Atlántica y todos han rubricado este acuerdo, aunque falta ratificarlo internamente dentro de cada espacio. Son Podemos, IU, Equo, Anova, Espazo Ecosocialista, Compromiso por Galicia y Partido Humanista. “La perspectiva es magnífica, exceptuando el BNG que se autoexcluyó al inicio, todas las demás fuerzas están participando”, afirma. Respecto a las posiciones de partida tanto de IU como de Podemos, Martínez reconoce que eran, respectivamente, la coalición electoral y la agrupación de electores. “Finalmente se optó por un término medio, la de los ciudadanos sin partido que adelantándonos a estas diferencias lo habíamos propuesto como la mejor y la única que podía ser de consenso”. La coordinadora federal de IU en Galicia, Yolanda Díaz, afirmó hace unos días que la “forma jurídica no sería problema para la unidad popular”.

Por otra parte, en Zaragoza, el lunes se hizo público el “compromiso público de entendimiento” de Ganemos. Firmaron el documento representantes de Podemos, IU, Equo, Puyalón, Piratas de Aragón, Somos y Demos+. En el caso de IU, el firmante es el propio coordinador en Zaragoza Ciudad, Raúl Ariza. Este acuerdo está incluso publicado en la propia web de la formación, aclarando que falta la ratificación por parte de la militancia. En el documento aprobado destaca lo siguiente: “La adopción de este Compromiso no supone la disolución ni la pérdida de soberanía de ninguna organización para actuar según sus estrategias y criterios políticos. Las organizaciones que lo aprueben se comprometen a reiterar la invitación a que sus bases participen activamente en el trabajo de GZ y a aportar los medios materiales y personales que dispongan para el buen éxito de GZ”. Este epígrafe parece intentar poner freno al pensamiento en una parte de IU de que ir con un partido instrumental supone la disolución del partido.

Alfonso Alegre, uno de los portavoces de Ganemos Zaragoza, explica a este medio la situación que creada. “Nos encontramos que Podemos no quería bajo ningún concepto ir en coalición e IU no quería ir en agrupación de electores. No quedaba otra que inventarse lo de nuevo partido, ha salido bien y ya está andando”. Esto se traducirá en que este partido instrumental hará coalición electoral con el resto de partidos. Podemos realizó en la ciudad un referéndum ciudadano en el que con más del 80% de los votos ratificó el acuerdo. IU, en su Consejo Político Local apostó también por esta convergencia. “No habrá listas, se presentarán personas de forma individual”, destaca. En la iniciativa no ha entrado la Chunta Aragonesista “porque no han querido venir”, afirma Alegre.

Por otro lado, ayer se confirmó la marca que, bajo coalición electoral, se presentará en Barcelona. La heredera de Guanyem, impulsado por Ada Colau, será Barcelona en Comú, que como ya se había anunciado hace semanas contará con Podemos, ICV, EuiA (la marca de IU en Cataluña) y Proces Constiuient. El registro en el Ministerio del Interior de la marca por un concejal del PP ha provocado este cambio.

En cualquier caso, estos ejemplos son una excepción a lo que sucede en otros proyectos similares que no han llegado a consensos tan amplios ni, por el momento, han optado por esta tercera vía en la forma jurídica. Por ejemplo, en Valladolid la situación es de división entre proyectos. Por un lado Ganemos Valladolid, que conversará con Podemos para impulsar una candidatura, y por otro la plataforma, coalición electoral, “Toma la Palabra”, con IU, Equo y otros colectivos sociales. En Sevilla, la asamblea de Ganemos decidió ir en coalición electoral, algo a lo que IU se ha sumado. Sin embargo, no hay acuerdo con Podemos, que está decidido a formar una agrupación de electores. En esta ciudad destaca que uno de los primeros impulsores de la iniciativa municipalista, el portavoz de FACUA Rubén Sánchez, diera por “agotada” la capacidad del proyecto hace días. En Córdoba, Ganemos decidió ir en agrupación de electores, lo que deja fuera a IU. En Málaga, la confluencia se rompió hace tiempo. Otras ciudades como Albacete o Toledo están pendientes aún de saber cómo será la confluencia. En la primera, Ganemos se constituyó como coalición y Podemos está en debates internos para ver si apoya ésta o una agrupación de electores. En la segunda aún no se ha decidido la forma jurídica de Ganemos.