Rajoy convocará las generales en diciembre o enero, una vez que pasen las catalanas

4
Rajoy_Benidorm
Rajoy, el sábado pasado, en Benidorm, junto a Antonio Pérez, candidato del PP a la alcaldía de la localidad alicantina. A la izda, en primer plano, el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra. / Manuel Lorenzo (Efe)

Lo dicen tanto en el Gobierno como en su partido. Y más ahora, tras la complicación que le ha surgido al PP con la detención de Rodrigo Rato por presunto blanqueo de dinero ilegal. Rajoy tiene cada vez más claro que debe esperar a ver el resultado de las catalanas para efectuar la convocatoria definitiva de las elecciones generales que, de momento, el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de la Presidencia fija para el 20 de diciembre como fecha tope, de acuerdo con la Ley Electoral.

La razón que esgrime Rajoy es que España no puede permitirse el lujo de tener cerradas las Cortes Generales si los independentistas de CIU y ERC sacan mayoría en el Parlament de Cataluña tras las elecciones autonómicas del 27 de septiembre. Responsables gubernamentales, con los que coinciden destacados parlamentarios socialistas, señalan que el Parlamento nacional no puede estar disuelto, como sucedería si Rajoy convocara las elecciones para el 20 de noviembre, la misma fecha en que se celebraron hace tres años, si las fuerzas soberanistas proclaman la independencia en el nuevo Parlament. “Hasta conocer los resultados –dicen en el PP- no se puede fijar la fecha de las generales porque, políticamente, sólo las Cortes podrían frenar el proceso soberanista respondiendo de inmediato”.

Publicidad

La convocatoria posterior al 27 de septiembre da tiempo, aseguran las fuentes consultadas, a que se siga lo fijado por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales o se realice otra interpretación de la Constitución que permitiese aguantar la convocatoria hasta el 18 de enero, si se considerase que la legislatura nace cuando el presidente es investido, e incluso, forzando mucho las cosas, hasta  el 20 de febrero. Según el artículo 68.6 de la Constitución, más genérica que la Ley Electoral, el margen para la cita electoral se sitúa  «entre los 30 días y los 60 días desde la terminación del mandato». Y eso permitiría que las Cortes siguieran abiertas hasta finales de diciembre, el día 28, precisamente el de los Santos Inocentes.

De momento, según responsables del PP, Rajoy sigue pensando en seguir el consejo del Centro de Estudios Políticos y. de acuerdo con la LOREG, convocar los comicios 25 días antes de la «expiración del mandato de las respectivas Cámaras» fijando la fecha electoral para 54 jornadas después porque, como las elecciones se celebraron el 20 de noviembre de 2011, la disolución se fijaría obligatoriamente para esa misma fecha de 2015. En consecuencia, la fecha límite para las generales sería el 20 de diciembre. Y eso también le permite mantener abiertas las Cortes hasta el próximo 27 de noviembre. Es decir, durante el tiempo suficiente para dar respuesta a lo que decida el Parlamento catalán tras el 27 de septiembre. Sólo en caso de extrema gravedad de la situación, añaden esas fuentes, aceptaría discutir el Plan B del retraso hasta febrero del año que viene.

El problema, no obstante, es el terremoto que pueden provocar las elecciones municipales y autonómicas de marzo si el PP sufre un batacazo que el caso Rato puede agudizar. La oposición, en general, no quiere aguantar tanto. Y menos darle la oportunidad a Rajoy de presentar los Presupuestos Generales del año que viene. O, lo que consideran peor, incluso de aprobarlos. Lo que conllevaría atar los pies y las manos durante un año a un futuro gobierno de izquierda que surgiese del entendimiento entre PSOE y Podemos.

Rajoy, en cualquier caso, sigue teniendo en sus manos una mayoría absoluta determinante. Y lo que sí dicen que tiene claro es, respecto al problema catalán, que mantendrá abiertas las Cortes y agotará la legislatura para parar los pies a los independentistas.

4 Comments
  1. anónimo says

    No se puede esperar tanto para celebrar unas elecciones y Rajoy debe salir de la Moncloa cuanto antes. Esperar hasta enero puede ser un suplicio y no lo quiero sentado en el gobierno ni un minuto más.

  2. juanjo says

    Gracias Raimundo, por tu valiosa información, porque este tipo de informaciones y la presentación de las posibles alternativas resultan interesantes y nos ilustran un montón..
    ..
    Lo de Cataluña no es más que una muestra de lo badanas y lo útil que es el Rajoy.
    …..Aunque. bien mirado, también podría deberse a que dado de donde procede, el elemento que le promocionó y los amigos que tiene, todos los tejes manejes que se trae y que acostumbra a dejar a medías , puede ser que se deba a su ´su táctica de charlatán de feria, que mientras engatusa a los pasajeros con un montón de ingeniosas payasadas , malabares y absurdas promesas, aprovecha las distracciones de unos y otros para clavárnosla por la espalda y poder continuar con sus indecencias, mentiras mientras llena y continúa llenando su andorga
    … Porque, de lo contrario, ¿Por qué no aprovecha los enormes recursos que le dan la ley para acabar con la ¿pretensión? De los Puyoles, los Mas y otros ratas provinianos .

    Y quien puede dudar que el Puyol, el Mas y algunos otros manantes de la misma cuerda están aprovechándose de lo mismo para lograr otro tanto.
    ..
    Porque lo del primero resulta manifiesto. Si su cajero, y sus amigos se llevaron tanto; una de dos, o es que tonto de remate y no se entera de nada (y por tanto deba dimitir) O que se haya llevado más, y en este caso a chirona con sus íntimos, el Bárcenas, el Rato, el Costa, el J. Matas y otros 4 o 5 mil facinerosos peperos.,

Leave A Reply

Your email address will not be published.