Ramón Marcos: “Me preocuparía que UPyD, de repente, buscara el éxito fácil y las modas”

2

Ana V. Toscano *

Ramón Marcos, candidato de UPyD a la presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid. / UPyD
Ramón Marcos, candidato de UPyD a la presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid. / UPyD

“Nosotros somos libres e independientes” es la frase que más repite Ramón Marcos (Burgos, 1969), el candidato a la Comunidad de Madrid por UPyD y uno de los 5 miembros del Consejo de Dirección de la formación magenta que no ha dimitido en los últimos meses (otros 6 sí lo han hecho). Prefiere no hablar de lo que va a pasar tras el 24 de mayo y concentra todos sus esfuerzos en explicar su programa electoral, del que destaca medidas a medio y largo plazo para reducir el paro y el abandono escolar en la comunidad a un 5% y aumentar el gasto en innovación. Su deseo, convertir a España en un Estado “emprendedor” que permita prosperar al talento, que genere riqueza y que “no proteja a los poderosos”.

Publicidad

¿Cómo se afronta una campaña electoral cuando la última encuesta del CIS pronostica la desaparición de UPyD en la Asamblea de Madrid?

– Nosotros normalmente hemos duplicado las encuestas y ya hemos visto lo que ha pasado en el Reino Unido. Lo que pediría a la gente es que tenga claro que, si nosotros somos decisivos, nuestras propuestas se llevarán a cabo porque somos gente de hechos, no de palabras.

Si no consiguen representación parlamentaria en la Comunidad de Madrid, ¿qué cambios harán en UPyD?

– Nos presentamos con la ambición de tener un buen resultado y de conseguir ser decisivos en la Comunidad para poder cambiar las políticas y crear un gobierno decente, que funcione y genere igualdad y empleo de calidad. Hemos hecho un gran trabajo y estamos tratando de explicárselo a la gente. A eso nos vamos a dedicar estos días. De lo otro ya hablaremos.

¿Piensa en posibles pactos?

"Nuestro objetivo no es conseguir consejerías, sino cambiar las políticas de la Comunidad
de Madrid
"

– La política de pactos la decide la dirección nacional del partido y nuestro criterio es el de pactar sobre políticas concretas y no para tener sillones. Esto no quiere decir que no podamos entrar en un gobierno, sino que nuestro objetivo nunca sería una consejería sino cambiar la política en la Comunidad de Madrid. Por ejemplo, para que no haya ni un sólo enchufado..

¿Ha cambiado el espacio político en el que se sitúa UPyD por la irrupción de Ciudadanos?

– Seguimos tan distanciados del PSOE como del PP porque los dos han hecho las mismas políticas neoliberales tanto durante los años de crecimiento como después. Ideológicamente, seguimos siendo claramente un partido progresista. No somos un partido conservador, somos, sobre todo, un partido que quiere cambiar todo el ‘estatu quo’ del país, que sigue protegiendo a los poderosos y a los de siempre. Nosotros no recibimos órdenes de nadie, somos libres. Otros no lo son y no sé si las portadas de los periódicos y las horas de televisión que se les dan son gratis o si después van a tener que devolver favores.

¿A partir de cuándo empezaron a torcerse las cosas para UPyD, a raíz del no acuerdo con Ciudadanos o a partir de las elecciones andaluzas? ¿A qué responde la cascada de dimisiones en la dirección del partido?

– En UPyD la gente es libre de entrar y de salir. En Andalucía no teníamos diputados y seguimos sin diputados, no ha sido un cambio sustancial. Lo que me preocupa es que no seamos capaces de defender un proyecto autónomo e independiente. Y creo que algunas de las cosas que nos han pasado es porque hay gente en este país a la que no le interesa que denunciamos los privilegios que tienen.

Ramón Marcos fue elegido diputado a la Asamblea de Madrid en 2011. / UPyD
Ramón Marcos fue elegido diputado a la Asamblea de Madrid en 2011. / UPyD

¿Achaca entonces la situación actual de UPyD única y exclusivamente a su ataque al poder?

– Obviamente, también hemos cometido errores. No somos perfectos ni muchos menos.

¿Cuáles han sido esos errores?

– Creo que uno gravísimo fue inducir a la ciudadanía a la confusión en relación con el tema de Ciudadanos. Hubo una presión mediática enorme respecto a que pudiéramos hablar con ellos y ahora se está demostrando lo que dijimos, que Ciudadanos es un partido con propuestas disparatadas como las de que en política no pueden estar los que hayan nacido antes del 78. Eso sí, abren portadas de periódicos y tienen miles de horas de televisión.

¿Se han ido tantos militantes de UPyD a Ciudadanos como dice el partido de Albert Rivera?

– Pensaba que íbamos a hablar de UPyD...

Sí, ahora.

– No tengo ni idea, se han ido algunas personas pero no sé adónde. Creo que detrás de esto lo que hay es propaganda para transmitir una imagen falsa sobre la verdad de la situación de UPyD, un partido que se presenta a estas elecciones con más de 9.000 candidatos en España. ¿Qué mejor cifra de fortaleza que esa?

Hablemos de su programa, ¿cuáles son sus propuestas estrella?

– Lo que haríamos inmediatamente sería limitar a 6 las consejerías y suprimir entre el 50 y el 75% de las direcciones generales. Sólo habría políticos en las consejerías porque todos los demás puestos serían nombrados de acuerdo a criterios de mérito, capacidad y talento con criterios objetivos. Y además de profesionalizar la administración, queremos que en la Comunidad de Madrid se cree empleo estable y de calidad, para lo que queremos que crezcan las pymes y que el 10% de lo que hemos gastado en el rescate bancario se destine a estas empresas. También hay que acabar con las políticas de recortes públicos y con la precarización laboral.

Si le digo Cristina Cifuentes, ¿qué es lo primero que se le viene a la cabeza?

– Uff….la verdad es que....no sé… pues la candidata del PP.

El PP les ha demandado por un ‘tuit’ en el que UPyD hablaba de los ‘populares’ como “ladrones” en relación a la caja B del partido...

"En cualquier otro país democrático de altura una persona como Aguirre no podría ser candidata"

– Lo que debería hacer el PP es ser más exigente con su corrupción interna y no querer taparla como yo he visto en la Asamblea de Madrid, donde aplaudían a rabiar a gente que ahora está en prisión. Deberían aprender que una cosa son las responsabilidades penales y otra las políticas. A mí me parece increíble que Esperanza Aguirre pueda ser la candidata a la Alcaldía de Madrid. Ha estado rodeada de gente que hacía cosas irregulares, si no directamente corruptas, y ella como que pasaba por allí... En cualquier otro país democrático de altura una persona como Aguirre no podría ser candidata.

¿El futuro de UPyD depende de resultado de estas elecciones?

– Depende de la voluntad de los afiliados y simpatizantes de permanecer en un proyecto muy interesante para España. Todas las elecciones son cruciales para un partido, pero a veces en la vida no todo es fácil. Hay que saber perseverar también en las dificultades, que a veces no vienen porque te hayas equivocado sino porque has acertado.

¿A qué se refiere?

– A veces cuando uno acierta y hace propuestas que realmente implican cambios sustanciales en la forma de gobernar y en el reparto económico y político de España, eso tiene consecuencias. Y tengo la sensación de que hay algunos que han llegado a la conclusión de que pueden construir y deconstruir partidos como les dé la gana mediante la utilización de los medios de comunicación.

Si se confirman los resultados del CIS y UPyD desaparece de la mayoría de instituciones regionales, ¿tendría Rosa Díez que dimitir?

– Ya hemos anunciado que vamos a hacer un Congreso Extraordinario después de las elecciones y ahí ya hablaremos de todas estas cosas. Ya veremos.

¿Qué le parece que compañeras como Irene Lozano ya hayan anunciado que van a presentar un proyecto alternativo?

– Cada uno es libre de presentar las candidaturas que quiera. Esto es un partido democrático y no tengo nada que comentar sobre eso.

No le gusta hablar del futuro...

"Ahora es el momento de presentar el proyecto, no
de mirarnos internamente
"

– No, no, pero es que me parece muy bien. Si ella quiere presentar una candidatura sólo faltaba. Pero hombre, ahora es el momento de presentar el proyecto a los ciudadanos y no de mirarnos internamente en el partido.

¿Han hecho mucho daño al partido las dimisiones en la cúpula directiva y las de caras conocidas como Toni Cantó?

– Lo que le haría daño a UPyD es que cambiáramos las políticas simplemente para buscar el éxito fácil. En UPyD se puede confiar porque garantizamos que lo que decimos es lo que defendemos hasta el final. A mí lo que me preocuparía es que a UPyD, de repente, le diera por buscar el éxito fácil y subirse a las olas y a las modas que te quieren marcar desde fuera. Eso ya no sería UPyD.

(*) Ana V. Toscano es periodista.
2 Comments
  1. janu says

    Di que sí, tío, que en el infinito todo es posible.

    desde que el PP devuelva lo robado, hasta que UPyD gane unas elecciones

Leave A Reply

Your email address will not be published.